22:33 GMT +318 Septiembre 2018
En directo
    Telescopio

    Los venezolanos, que años atrás abrieron su país a la migración, piden ser acogidos con la misma solidaridad

    Telescopio
    URL corto
    0 10

    "Validé mi título en un solo día, y ahorita el mismo trámite se está tardando lamentablemente 45 días", contó a Sputnik el médico venezolano José Guzmán, radicado en Quito desde 2016, al comparar cómo era migrar hace dos años y cómo es ahora, cuando varios países tomaron medidas para frenar la llegada desde ese origen.

    Expresiones de racismo, xenofobia y agresiones físicas o mediante las redes sociales hacia los migrantes recorrieron los noticieros latinoamericanos en las últimas semanas. Pero esta vez no tenían como destino a los africanos en Europa, a los mexicanos en Estados Unidos o los centroamericanos en México, sino a los venezolanos en Suramérica.

    "Estos focos de xenofobia fuerte nos llaman la atención y nos preocupa el hecho de que líderes políticos están conduciendo esto para ver si sacan alguna prebenda política", dijo a Sputnik Diego Cabrita, radicado desde 2016 en Montevideo, Uruguay. 

    Según explicó, en aquel entonces "éramos muy pocos, luego fuimos creciendo, creciendo y creciendo… Aquí lo que hemos hecho es una asociación civil que se llama Manos Veneguayas, de venezolanos que nos vinimos y uruguayos que retornaron desde Venezuela", explicó Cabrita.

    En este sentido contó también que crearon una bolsa de trabajo que permitió hasta el momento vincular laboralmente "a más de 2.000 personas en un primer empleo, que es bien importante para superar la vulnerabilidad cuando uno recién llega".

    Algo parecido pasa en Ecuador, a cuya capital, Quito, llegó hace dos años el médico gastroenterólogo José Guzmán. Los afincados en ese país se están movilizando para apoyar a sus compatriotas y evitar que la migración se convierta en algo más traumático aún. 

    "En el norte de Quito muchos venezolanos sin pertenecer a ninguna organización se acercan para llevar ropas y comidas", destacó Guzmán, quien agregó que más recientemente están brindando orientación sobre los requisitos y las mejores formas de ingreso a Ecuador.

    Guzmán contó que cuando arribó en 2016 pudo revalidar su título "en un solodía; ahorita para los que están viniendo, el mismo trámite está tardando lamentablemente 45 días". Además, hace dos años esa validación se otorgaba "de por vida, mientras que ahora solo por dos años".

    Más allá de estas cuestiones, Guzmán no advierte en la población un rechazo generalizado a la presencia de venezolanos en su país.

    Para Cabrita la situación en Uruguay los ha favorecido ya que el país en su conjunto "ha aceptado muy bien la migración venezolana. Hay oportunidades públicas y privadas para que demostremos que tenemos talento y que le podemos aportar mucho al país".

    Temas relacionados: Perú aprueba menos de 100 de las más de 100.000 solicitudes de refugio a venezolanos

    En este sentido lamentó las agresiones y ofensas a sus compatriotas, al tiempo que recordó el rol que jugó Venezuela a mediados del siglo pasado en la acogida de migrantes.

    "Llamamos a la tolerancia, el derecho humano a migrar es innato (…). En el caso de los venezolanos, en los años 50 fuimos de puertas abiertas y recibimos la migración de cualquier parte del mundo y nos fue bárbaro, super bien. Éramos cinco millones y llegamos a ser 33 millones. Aprendimos muchísimo de la migración y nos entremezclados con ellos".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Estados Unidos planea llevar a Colombia a una aventura intervencionista en Venezuela"
    Crisis migratoria: se agravan las tensiones en la frontera entre Brasil y Venezuela
    ONU verificará si líderes del partido colombiano FARC viajaron a Venezuela
    El presidente de Venezuela pide a trabajadores que apoyen su programa económico
    Etiquetas:
    pobreza, fronteras, crisis migratoria, Nicolás Maduro, Uruguay, Ecuador, Colombia, Venezuela