En directo

    ¿Sacará Abdo Benítez a Paraguay de la Unasur?

    Telescopio
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    "Si Paraguay no sale de Unasur, por lo menos su participación tendería a debilitar este bloque y facilitar la hegemonía para políticas de Estados Unidos", concluye el analista político Abel Irala, al comentar los pasos que daría en materia de integración regional Mario Abdo Benítez, luego de que asuma la presidencia de este 15 de agosto.

    Paraguay es uno de los seis países que suspendieron su participación en este bloque regional asegurando que permanecer sería como darle una aval "a la dictadura venezolana". Otro de ellos es Colombia, donde el nuevo presidente Iván Duque anunció que dejará la Unasur, solo o acompañado.

    Tanto Duque como Abdo tienen varias similitudes: el primero tiene 42 años, el segundo 46. Los dos llegaron a la política desde el mundo empresarial y se han posicionado de manera parecida en torno a los temas de integración.

    Pero también hay otra: se reunieron en EEUU, con dos semanas de diferencia, con el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur. En las dos oportunidades el Comando Sur comunicó en su web que las visitas fueron "parte de su preparación para asumir la presidencia".

    "La presencia del Comando Sur en Paraguay es muy fuerte. Nosotros creemos que el golpe parlamentario en 2012 a Fernando Lugo ha sido un golpe para Paraguay pero también para la región, para desestabilizar. Y en ese proceso uno de los objetivos principales que estaba en la mira era justamente Unasur", afirma Irala, analista del centro de estudios Base Investigaciones Sociales.

    En el plano interno, el experto considera que Abdo recibe un país fracturado política y socialmente. Por un lado hay una fuerte fragmentación entre "sectores vinculados a la derecha" tanto del oficialista Partido Colorado como del opositor Liberal Radical Autentico. En sentido inverso parece transcurrir la alianza de izquierda Frente Guasú, que aparece consolidada luego de la experiencia de Lugo en el Gobierno, el golpe blando y estos años de presencia continuada en el Parlamento.

    Pero entre los colorados el panorama es bien complejo. Tanto que Abdo no sabe si podrá ejercer las mayorías que tiene en diputados y senadores. Y si bien el presidente saliente, Horacio Cartes, fue su principal impulsor, rompió relaciones con Abdo cuando éste cuestionó sus intentos de reelección.

    "Esto le resta fuerza al gobierno que va asumir y no le permite gobernabilidad plena, en un escenario político bastante incierto (…) La fragmentación hace que tenga la principal oposición dentro del propio partido, liderada por el presidente saliente".

    El panorama económico es delicado, ya que la deuda externa creció 109% de 2013 a la fecha, y el nuevo Gobierno impulsa un proyecto para recurrir a los fondos previsionales de los trabajadores para amortizarla. Este y otros hechos, como las investigaciones por corrupción contra 10 legisladores y el acuerdo firmado con Argentina por la represa binacional de Yacyretá, han sacado la gente a las calles.

    "El país atraviesa fuerte descontento social, que se expresa en varias protestas ciudadanas y callejeras, lo cual es sumamente importante para Paraguay, una sociedad sumamente conservadora, con muchos años de dictadura que viene realizando escraches cada dia a diferentes políticos… Hay una ciudadanía que se muestra crítica y activa y dispuesta a decir basta". 

    Además:

    Paraguay decide: "Elites y parte de la clase media están contentas con la economía"
    Horacio Cartes afirma que Paraguay es el más estable de la región según el FMI
    Ministro de Industria paraguayo: "Estamos destinados a ser la fábrica de la región"
    Etiquetas:
    división, política, economía, presidente, Frente Guasú (Paraguay), Unasur, Horacio Cartes, Fernando Lugo, Mario Abdo Benítez, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook