22:28 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Telescopio

    ¿Será AMLO el nuevo Lula?

    Telescopio
    URL corto
    101

    "El año que viene hay elecciones y podría haber eco de propuestas progresistas de conquistar gobiernos", concluye en diálogo con Sputnik Aníbal García, máster en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Autónoma de México, tras la elección de Andrés Manuel López Obrador el primero de julio.

    Si bien la primera de la saga fue la victoria de Hugo Chávez en Venezuela en 1999, fue la de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, la potencia del sur, la que abrió el camino para que el progresismo gobernara casi toda Latinoamérica entre 2003 y 2015. 

    Ahora, con el triunfo de López Obrador en la otra potencia regional, se abre la expectativa de que "levante un muro" contra el avance de los partidos de derecha, que han retomado el poder por distintas vías, incluyendo golpes blandos o parlamentarios.

    García, investigador del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, considera que la victoria de López Obrador no sólo "pone esta posibilidad de una nueva oleada de gobiernos progresistas", sino que su presidencia podría alentar la reactivación de los bloques regionales que hoy se encuentran paralizados, como la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur.

    También podría también reorientar otros procesos como la Alianza del Pacífico y su eventual convergencia con el Mercosur, hacia procesos que "tengan un contenido social" más fuerte, y que no sólo se basen "en la perspectiva comercial y económica".

    Temas relacionados: Un México sin privilegios: las claves del Plan de Austeridad Republicana de AMLO

    García cree que, a partir de diciembre, México puede, junto con Venezuela y Bolivia, volver a impulsar estos espacios de coordinación y proyección regional. En este sentido, se aguarda con expectativa lo que haga López Obrador con la pertenencia de su país al Grupo de Lima, creado en 2017 a instancias de Estados Unidos para presionar la renuncia del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

    A nivel local, la expectativa está centrada en las 50 medidas económicas  ya anunciadas, que "van desde la construcción de dos nuevas refinerías para recuperar el nivel de producción de petróleo y aumentarlo" hasta la reducción del costo del Estado.

    Como ejemplo de austeridad y de señal a la ciudadanía, López Obrador estableció que ningún funcionario público podrá ganar un salario mayor al suyo.

    "Está planteando una reducción bastante importante de alrededor de 40, 45% para él. Pero lo que se propone es que nadie podría ganar más de lo que gana el presidente: un millón de pesos al año, unos 129.000 al mes [aproximadamente 7.000 dólares]".

    Para García esto ya permite anticipar un conflicto con el Poder Judicial cuyas autoridades perciben actualmente tres millones de pesos anuales, y también con el Poder Legislativo.

    "En el actual Congreso ha habido expresiones en contra de esta situación, que son realmente descaradas por parte de estos congresistas, porque ganan arriba de 300.000 pesos mensuales [16.000 dólares], y han planteado que el hecho de rebajarse los obligaría a robar".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Migración en México: "Estamos muy contentos porque parece que AMLO realmente es un cambio"
    México entra con AMLO en una nueva era
    Coalición de Migrantes Mexicanos pide conocer la propuesta enviada por AMLO a Trump
    Etiquetas:
    región, potencia, medidas, presidencia, Andrés Manuel López Obrador, México