11:40 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Telescopio

    ¿Qué tiene que ver el FMI en las violentas protestas en Nicaragua?

    Telescopio
    URL corto
    123

    "No maten a Nicaragua, como lo están haciendo", dijo el presidente del país centroamericano, Daniel Ortega, al inaugurar este miércoles 16 de mayo la mesa de diálogo nacional. Participan distintos sectores sociales con miras a encontrar una salida a la crisis que se vive desde el 18 de abril.

    Las conversaciones se realizan en el seminario Nuestra Señora de Fátima, a donde concurrieron, además del presidente, delegados estudiantiles, de sindicatos, del mundo privado y de la sociedad civil. 

    Previo a instalar el diálogo, el Gobierno anunció que permitía el ingreso al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos —como reclamaba la oposición y los sectores movilizados- para que investigue las muertes ocurridas desde el 18 de abril.

    Ese día entró en vigencia un decreto con reformas a la seguridad social, que el Gobierno adoptó en solitario, eligiendo un camino distinto a los recomendados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

    "El FMI en sus últimos planes estaba revisando el sistema de la seguridad social: entonces había dos posibilidades. O alargaban la edad de jubilación a 65 o subían la cantidad de semanas o meses trabajados. El Gobierno decidió subir los costos de los empresarios y 1% de los trabajadores", explicó a Sputnik el secretario de Relaciones Internacionales de la Asociación de Trabajadores del Campo, Fausto Tórrez.

    "Esa fue la llama que explotó", añadió Torrez.

    Pero a pesar de que el 22 de abril Ortega retiró las reformas y convocó al diálogo, a partir de ese momento surgieron otros reclamos principalmente orientados a la caída del Gobierno y la convocatoria a elecciones anticipadas.

    La oposición parlamentaria boicoteó la sesión del 25 de abril en la que el cuerpo aprobó una moción de respaldó al proceso de diálogo, pero solo con la mayoría oficialista. 

    Tórrez consideró que este panorama se completa con las sanciones económicas que impulsa Estados Unidos contra el país mediante la llamada "Nica Act" que prevé sanciones para el Gobierno encabezado por el otrora líder guerrillero del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

    "Hay que recordar que Nicaragua estaba con un crecimiento bastante alto de 2,5 al 5%. Antes del 17 de abril era el país más seguro de Centroamérica", destacó el sindicalista al comentar que los logros económicos y sociales del sandinismo en los últimos 11 años atentaban contra los intentos por desestabilizar al gobierno desde el exterior.

    "Y esto fue la chispa que estaba esperando la conspiración  internacional", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    España continúa preocupada por la situación de Nicaragua
    El Gobierno de Nicaragua invita a la CIDH a visitar el país
    Sergio Ramírez: las protestas estudiantiles cambiaron a Nicaragua para siempre
    Nicaragua: ¿desestabilizada por una "primavera democrática"?
    EEUU va a por Nicaragua
    Etiquetas:
    Iglesia, reunión, diálogo, manifestaciones de protesta, CIDH, Daniel Ortega, Nicaragua