Widgets Magazine
16:24 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Telescopio

    Preocupa 'feminización de la violencia' contra activistas sociales en Latinoamérica

    Telescopio
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Unas 200 personas defensoras de derechos humanos y ambientales son asesinadas cada año en Latinoamérica. El caso de la hondureña Berta Cáceres en 2016 encendió el alerta sobre un fenómeno creciente: la feminización de la violencia contra quienes rechazan megaproyectos que dañan el ambiente o cuya ubicación involucra además territorios ancestrales.

    La situación en Guatemala resume esta realidad, tal como lo remarcó en diálogo con Sputnik el coordinador general de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala: "Hemos estado viendo un crecimiento sostenido de lo que llamamos la feminización de la agresión que casi alcanza el 50%", de los casos totales.

    Fundada en el año 2000, desde entonces la ONG documentó más de 5.400 casos de agresiones, 43,7% de las cuales afectaron a defensores o defensoras del territorio, los recursos naturales o el medio ambiente.

    "Es bien importante mencionar en este caso que son muchas compañeras quienes en buena medida están sosteniendo las resistencias pacíficas en contra de proyectos de carácter extractivo. Son las que están en la primera fila y mantienen el liderazgo, lo que también las convierte en un objeto de la agresión", apuntó Santos.

    En Guatemala hubo, en 2017, 328 agresiones contra activistas sociales: 131 eran mujeres. De esta últimas 53 fueron asesinadas.

    "Somos un país con las más altas tasas de impunidad latinoamericanas. Alrededor de 97% en términos generales y esto no es una excepción para los casos de defensoras y defensores de derechos humanos. De los 53 asesinatos del año pasado, a la fecha solo se ha capturado a los responsables de uno de esos asesinatos", indicó.

    Santos fue consultado también sobre la dimensión y el simbolismo adquirido por la resistencia del pueblo Lenca en Honduras. "El caso de Berta Cáceres nos toca a todos los defensores y defensoras de derechos humanos. Sin lugar a dudas era de las lideresas más importantes en la región en materia de defensa de los pueblos indígenas. Creo que el hecho fundamental fue enviar ese mensaje: aquel que lucha tiene consecuencias que incluyen hasta la muerte", aseguró.

    Además:

    Amenazas a familia de Berta Cáceres continúan 2 años después de su asesinato
    Activistas denuncian ante CIDH que en Brasil existe una "pena de muerte no asumida"
    Gobierno de Colombia expresa preocupación por asesinatos de líderes sociales
    Etiquetas:
    asesinato, violencia, medio ambiente, derechos humanos, activistas, Berta Cáceres, Guatemala, Honduras, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik