07:45 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    América Latina sin presidentas: una nueva camada se prepara

    Telescopio
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Con la salida de Michelle Bachelet este 11 de marzo, no quedan mujeres presidentas en América Latina. Pero ya se están preparando las líderes de los próximos años.

    La política ya no es cosa de hombres. En este siglo cuatro mujeres en simultáneo llegaron a los primeros cargos de sus países. El ciclo empezó con la propia Bachelet en 2006. Al año siguiente ganó Cristina Fernández en Argentina, en 2010 llegó Dilma Rousseff a la presidencia de Brasil y Laura Chinchilla hizo lo propio en Costa Rica.

    Antes, habían sido María Estela Martínez de Perón en Argentina en 1974, Lidia Gueiler en Bolivia en 1979, Violeta Chamorro en Nicaragua en 1990, Mireya González Moscoso en Panamá en 1997, Janet Rosemberg Jagan en Guyana ese mismo año y Rosalía Arteaga en Ecuador en 1998.

    "Ha habido una transformación sustantiva en las últimas décadas respecto del papel de la mujer en la política en América Latina", dijo a Sputnik la politóloga Flavia Freidenberg, al referirse a este extraordinario ciclo.

    "Fue la región del mundo que más mujeres tuvo al mismo tiempo gobernando en la primera magistratura", agregó Freidenberg, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México y miembro de la Red de Politólogas de América y de Europa.

    Sin embargo, el verdadero cambio se dio a nivel de los parlamentos. "El impacto de las últimas tres décadas de la mano de las medidas de acción afirmativa y de la incorporación de la paridad como un principio constitucional en al menos ocho países de la región, ha tenido que ver con el crecimiento sustantivo de la participación de las mujeres a nivel legislativo", destacó. "En la década de los noventa teníamos 9% de promedio de mujeres diputadas o senadoras y en la actualidad, según datos de la CEPAL, tenemos ya cerca del 28.8%", agregó.

    "América latina tiene que estar muy orgullosa de los cambios institucionales, la aprobación de leyes, la introducción de incentivos a los partidos para obligarles a poner mujeres en las candidaturas, porque durante cien años a los partidos políticos no les importaron las mujeres, y hoy tampoco les importan, ni las mujeres como actoras políticas ni la agenda de las demandas de las mujeres".

    Lo novedoso es que este proceso no termina con las presidentas que se van. Por el contrario, surgen nuevas líderes: en Perú, la antropóloga Verónica Mendoza se postuló en 2015 a la presidencia por el conglomerado de izquierda Frente Amplio, quedando tercera detrás de otra mujer (Keiko Fujimori) y del actual mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, con 19% del electorado.

    En Chile, la periodista Beatriz Sánchez fue postulada como representante del Frente Amplio y en las elecciones de septiembre 2017 cosechó 20% de los votos. Y en México, por primera vez una mujer buscará la presidencia en las elecciones del primero de julio. Se trata de María de Jesús Patricio Martínez, conocida como Marichuy, una indígena nahua, médica tradicional y defensora de los derechos humanos mexicana.

    "Es un fenómeno interesantísimo de pensar cuál va a ser el efecto de este tipo de liderazgo más sociales", concluyó la experta, para concluir que la política ya no es cosa de hombres. 

    Además:

    ¡Cuotas no! Las mujeres quieren paridad en América Latina
    Los uruguayos, favorables a la mujer en política ante reticencia de las élites
    Etiquetas:
    candidatura, presidencia, mujeres, política, Beatriz Sánchez, María de Jesús Patricio Martínez, Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner, Michelle Bachelet, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik