En directo

    Putin: "Debemos ser capaces de luchar por la vida de cada persona en cada región"

    7 días
    URL corto
    1150
    Síguenos en

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una videoconferencia con los dirigentes de las entidades administrativas de la Federación de Rusia declaró que las próximas dos o tres semanas serán decisivas en la lucha contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Rusia. Ha sido el tercer mensaje que Putin dirigió a los rusos durante la pandemia.

    "Durante ese período, se necesitarán la máxima concentración de todos los recursos y el cumplimiento más estricto de las recomendaciones de los médicos, así como de las medidas de prevención que se están tomando en cada región", declaró el mandatario.

    El líder ruso definió como una tarea impostergable el mantenimiento en alerta máxima a los centros médicos regionales ante el coronavirus:

    "El financiamiento ya fue asignado y llegó a las regiones, incluidos los más de 33.000 millones de rublos (unos 435 millones de dólares), destinados al despliegue de camas adicionales especializadas y totalmente equipadas en hospitales y unidades de enfermedades infecciosas", enfatizó el presidente ruso.

    El jefe de Estado ruso llamó, además, al Gobierno a utilizar todas las posibilidades de los centros médicos federales en la lucha contra el coronavirus.

    Vladímir Putin advirtió que no se puede paralizar la economía debido a la pandemia de ninguna manera:

    "Por supuesto, no se puede paralizar la economía, suspender el transporte de mercancías y de pasajeros entre las regiones, limitar masivamente el trabajo de las empresas independientemente de la situación real, incluso cuando hay casos aislados de infección en la región. Debemos entender qué daño y qué consecuencias devastadoras esto podría causar", destacó el jefe del Kremlin.

    En su discurso a los ciudadanos el presidente confirmó comprender el cansancio de la gente por estar encerrado en casa, pero reconoció que por ahora no queda más remedio.

    Entre tanto, a tres días de la celebración del Día Internacional de Cosmonáutica, Rusia realizó el pasado jueves, 9 de abril, un nuevo lanzamiento de una nave espacial con tres tripulantes a bordo con destino a la Estación Espacial Internacional.

    El evento adquiere una importancia especial si tenemos en cuenta la pandemia del coronavirus que alteró todas las esferas de la vida de la comunidad mundial.

    Los integrantes de la misión, dos cosmonautas de Roscosmos, los rusos Anatoli Ivaníshin e Iván Vágner, y su colega de la NASA, el astronauta estadounidense Christopher Cassidy, permanecerán a bordo del laboratorio espacial 196 días.

    El experto ruso Andréi Koshkin se expresó al respecto:

    "Hay que quitarse el sombrero ante Rusia, ya que después de 2014, cuando comenzaron a acosarnos activamente con todas las formas posibles de sanciones, Rusia optó por dedicarse a la sustitución de las importaciones. Y hoy día estamos lanzando al cosmos un cohete creado completamente sobre una base propia. Rusia ha comprobado que nuestros cohetes son capaces de resolver las tareas que impone el desarrollo del espacio ultraterrestre", subrayó el científico.

    Mientras, EEUU, en tiempos de crisis de la sanidad pública en Occidente, está librando una verdadera, así denominada, "guerra por las mascarillas chinas", en las que no tiene compasión ni por sus aliados próximos de Europa ni América Latina.

    China produce actualmente más de 110 millones de mascarillas, un índice que supera en 12 veces el de antes del brote de la epidemia.

    En los últimos días, medios de difusión de Alemania, de Francia, de Brasil daban cuenta de distintos casos de apropiación, por representantes de EEUU, de materiales de defensa chinos contra el coronavirus, destinado para esos países.

    Medios de difusión occidentales acuñaron el término "piratería", aplicado a la actividad de EEUU en el mercado internacional de mascarillas. Lo que es peor, en un intento de resolver sus problemas internos, Washington saquea en los hechos a sus aliados.

    En tanto, el Ministerio de Energía de Rusia participó en la videoconferencia de la OPEP el 9 de abril para abordar posibles recortes de la oferta global de petróleo.

    Rusia y Arabia Saudí acordaron el volumen total de la disminución de la extracción de petróleo para superar la crisis de precios. Ambas partes también quieren que EEUU se sume al acuerdo, pero los participantes potenciales de momento no tienen claro la postura de Washington con respecto a la disminución de la extracción.

    El analista ruso Dmítri Lukashov supone cómo se comportarán los precios en caso de que el nuevo acuerdo de la OPEP resulte exitoso:

    "Hace tiempo ya que el mercado experimenta un exceso de petróleo. Grandes bancos internacionales de inversión evaluaron los volúmenes de ese exceso al día de hoy que, según estiman, es mucho mayor que la supuesta reducción. En caso de que se consiga pactar la reducción, lo más probable es que el precio no sea 20, sino 30 dólares por barril", supone Dmitri Lukashov.

    En otro orden, antiguos embajadores de EEUU en Ucrania propusieron aprovechar la pandemia del coronavirus a fin de presionar a Rusia para que devuelva Crimea a Kiev. A juicio de estos diplomáticos norteamericanos, EEUU debe con sus aliados proponer el levantamiento de las sanciones contra Rusia si cesa el conflicto en Ucrania.

    El politólogo y periodista ruso Yuri Svétov evaluó la idea de esos diplomáticos:

    "En tiempos en que una desgracia común azota al mundo, la pandemia del coronavirus, y está en marcha una lucha enconada contra ella, en respuesta a los sensatos llamamientos a mancomunar los esfuerzos para el combate común, hay políticos que siguen insistiendo en las sanciones. Han transcurrido ya seis años de tales presiones; es hora de olvidar lo de Crimea ucraniana y entender la realidad de que Crimea es rusa", subrayó Yuri Svétov.

    El 10 de abril de 2010 el avión Tu-154 del presidente de Polonia, Lech Kaczynski, sufrió un siniestro cuando se preparaba para aterrizar en el aeropuerto "Smolensk-Séverni". La parte polaca culpó a los controladores aéreos rusos y también al exprimer ministro polaco Donald Tusk. Incluso se manifestaron suposiciones de que a bordo de la nave se produjo una explosión.

    El viernes pasado, en el lugar de la tragedia en la región de Smolensk, el representante plenipotenciario del presidente de Rusia en el Distrito Federal Central, Igor Schiógolev rindió tributo a la memoria de los perecidos.

    Estos y otros temas en "7 Días".

    Etiquetas:
    radio, noticias, semana
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook