En directo

    ¿Qué sería de EEUU sin Rusia?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 343
    Síguenos en

    Movida. Así fue la semana para EEUU. Apenas el Colegio Electoral ratificó la victoria de Joe Biden, el presidente, Donald Trump, anunció la salida del fiscal general William Barr, y el Consejo de Seguridad Nacional atribuyó a hackers rusos un ciberataque al Departamento del Tesoro, según el Washington Post. Lo que viene siendo un tres por uno.

    Biden: ¿su pasado le condena?

    Mucho éxito. Fue el que deseó a Biden apenas conocida su ratificación, el jefe de Estado ruso, Vladímir Putin. "Por mi parte, estoy listo para colaborar y contactar con usted", precisó en un telegrama, al expresar su confianza en que Moscú y Washington puedan "contribuir realmente a resolver los muchos problemas y desafíos que enfrenta el mundo actualmente", pese a sus diferencias. Asimismo, incidió en "el respeto mutuo".

    Donald Trump, presidente de EEUU, y Joe Biden, candidato a la Presidencia en el país
    © AP Photo / Patrick Semansky
    "En general los medios de comunicación masiva [occidentales] han apoyado y han demostrado con su parcialidad en el caso de las elecciones estadounidenses, que Biden era el candidato de las grandes corporaciones, y por tanto también de los medios de comunicación", señala el analista internacional Carlos Martínez, y subraya la imagen de ser una persona moderada que da el demócrata, "pero eso hay que tomarlo también con cautelas".

    "Todos pensamos que quizá Biden, al igual que su antecesor Obama –del cual fue vicepresidente–, puede dar la cara de un gobernante moderado, pero luego [pueden] ser terribles sus consecuencias [como presidente]. Creo recordar que la Administración Obama bombardeó ni más ni menos que a once países durante su mandato que compartió con Biden. Por tanto, de cara a la opinión pública ha sido muy bien vendido, pero luego veremos qué ocurre a nivel internacional y puede ser que determinadas relaciones internacionales, se tensen más con el mandato de Biden", expresa el analsita.

    Martínez advierte que no hay ningún prejuicio en sus apreciaciones, sino que se remite "a la historia más reciente, que es el mandato de Obama, e incluso al de Clinton, que fueron a nivel internacional auténticos desastres y que aumentaron la guerra, la precariedad y la mala situación en general, del llamado tercer mundo".

    Otra vez los hackers rusos

    El mismo día en que el Colegio Electoral ratificaba el triunfo de Biden, tuvo lugar un ciberataque al Departamento del Tesoro y la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información. Medios occidentales ubicaron el respaldo de un gobierno extranjero a los hackers. Y el Washington Post informó lo más previsible: publicaron que el ataque fue tan fuerte que dio lugar a una reunión del Concejo de Seguridad Nacional de EEUU, que endilgó el ciberataque a hackers rusos.

    Que las dos cosas pasen el mismo día, es decir, la ratificación de Biden y un presunto ciberataque a instituciones estadounidenses atribuidas a hackers rusos "respaldados por un Gobierno extranjero", no es una casualidad para Martínez.

    Entre una sonrisa, Martínez apunta que "todos sabemos que cuando algo se estropea en la Administración, o en la informática, o cualquier cosa que pase en EEUU, la culpa siempre es de Rusia y va a ser de Rusia. Pero todo esto se dice sin ninguna prueba".

    El experto detalla que "es muy curioso, porque la incursión en los sistemas informáticos de la Administración norteamericana ha sido a través del software de una empresa estadounidense, y me parece sorprendente que se acuse de eso a Rusia".

    Añade que "lo normal es que [el ciberataque] fue [realizado] por la propia empresa, o incluso los propios servicios de inteligencia norteamericanos, o vete a saber quién. Pero lo normal es que sean personas que estén directamente infiltradas en la empresa que se llama SolarWinds, y no hackers rusos que hayan entrado en la empresa, sabiendo que a su vez actualizan el software a través de esa empresa. Me parece muy disparatado cuando la solución suele ser la más evidente".

    ¿Despedido o dimitido?

    También el mismo día, e inmediatamente a la ratificación de Biden, Trump anunciaba que el fiscal general, William Barr, dejará su cargo este 23 de diciembre. "Acabo de tener una reunión muy agradable con el fiscal general, Bill Barr, en la Casa Blanca. Nuestra relación ha sido muy buena, ¡ha hecho un trabajo excepcional! Según su carta, Bill se irá justo antes de Navidad para pasar las vacaciones con su familia", tuiteó.

    Trump lo anunció como una dimisión, mientras varios medios occidentales lo han calificado como un despido.

    "Lo cierto es que William Barr, leyendo la prensa española, ha sido muy criticado porque no encontró pruebas de la injerencia rusa en las elecciones en la cual resultó vencedor el presidente de EEUU, Donald Trump. Y este mismo fiscal, a instancias del propio Donald Trump, tampoco ha encontrado pruebas de que se haya alterado el resultado de las últimas elecciones que ha ganado Biden. Es decir, ha sido un fiscal acusando cuando hay pruebas y no acusando cuando no hay pruebas, pero llama la atención este doble rasero".

    "Incluso viendo el tuit de Donald Trump, me parece más moderado que la prensa Occidental, de la manera que Donald Trump no ha criticado a su fiscal general por no interponer ninguna querella pidiendo la nulidad de las elecciones, pero sin embargo sí que [Barr] ha sido criticado por la prensa occidental porque dicen que no ha investigado lo suficiente para encontrar pruebas de la injerencia rusa", observa Carlos Martínez.

    Etiquetas:
    Donald Trump, renuncia, William Barr, hackers, ciberataque, relaciones, Rusia, Vladímir Putin, victoria, Joe Biden, elecciones, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook