En directo

    Mercado alimentario ruso, ¿lo perdió España para siempre?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 231
    Síguenos en

    El consenso alcanzado entre los líderes de la Unión Europea para prolongar hasta la mitad de 2021 las sanciones económicas impuestas a Rusia a raíz de la crisis ucraniana y la adhesión de Crimea, llevará a que Moscú mantenga el embargo a sus productos alimentarios donde uno de los países más afectados por el cierre del mercado ruso es España.

    En el recientemente celebrado II Сongreso Internacional 'Rusia y España: política, economía, cultura', la Dra. en Economía Alina Shcherbakova, profesora de la Universidad Nacional de Investigación 'Escuela Superior de Economía' con sede en Moscú, constató que las contrasanciones rusas resultan "muy dolorosas" para la industria alimenticia española.

    "El mayor golpe de las contramedidas rusas se lo llevaron los productores de frutas de hueso, sobre todo los de Cataluña, Aragón y Extremadura, ya que Rusia era el principal consumidor de su producción. Los productores de tomates también sufrieron severas pérdidas. Antes del embargo recibían de Rusia 190 millones de dólares anualmente, y después sólo lograron vender a otros mercados por 20 millones. El sector ganadero tampoco evitó considerables pérdidas, donde el 36% de sus exportaciones iban a Rusia. Sobre todo fueron afectados los productores de carne de cerdo, unas pérdidas que lograron recuperar parcialmente al reorientar sus ventas hacia China", remarcó.

    Según Shcherbakova, la Comisión Europea ubicó a España como el sexto país comunitario más afectado por el embargo ruso. Explicó que la situación estaría mucho peor si Rusia no hubiera excluido algunos productos de su lista negra.

    "Lo que ha 'salvado' a España de encontrarse en peores condiciones es que por lo menos puede seguir suministrando a Rusia productos como aceite o vino", señaló.

    De hecho, según precisó la economista, el 45% del aceite que hay en el mercado ruso es de procedencia española, al tiempo que sus vinos ocupan el 16% del mercado, sólo por detrás de los de Italia y Francia.

    Shcherbakova apuntó asimismo que, si bien antes del embargo España se ubicaba en el duodécimo lugar de las importaciones rusas, hoy ocupa la posición vigésimo sexta.

    "Vemos la irrupción de nuevos jugadores en el mercado ruso, ente otras razones, debido a la salida de gigantes como EEUU, Australia y España", recalcó.

    La académica resaltó el auge de la presencia de productores latinoamericanos, "quienes calificaron a las contrasanciones rusas como una 'ventana de oportunidad' y se apresuraron a ocupar el nicho desocupado". Además, otros países que no figuraban en la lista de los diez desde donde Rusia realizaba más importaciones, aprovecharon la ocasión para aumentar sus volúmenes de ventas al gigante euroasiático. También se impulsó la producción nacional.

    "Vemos que productos nacionales abundan en tiendas rusas, aunque no todos ellos pueden presumir de la misma calidad que los españoles, cuyo regreso ampliaría la oferta de alimentos accesibles y de calidad para el consumidor ruso", manifestó.

    En este contexto, es comprensible la postura de España a favor de suavizar las sanciones antirrusas, subrayó Shcherbakova.

     

    Etiquetas:
    sanciones, EEUU, embargo alimentario, exportaciones, importación, mercado, España, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook