En directo

    Trump puso a Biden de cabeza en el barro

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    Elecciones presidenciales en EEUU (2020) (106)
    1117
    Síguenos en

    Esta semana tuvo lugar el primer debate entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y quien será su contrincante en las urnas el próximo 3 de noviembre, el demócrata Joe Biden. En una instancia en la que supuestamente deberían dar a conocer las propuestas de su futura Administración, lo que más intercambiaron fueron ataques personales.

    Primer round

    El legendario Caesars Palace de Las Vegas no fue precisamente el recinto de la velada de la noche del martes en el encarnizado cuerpo a cuerpo Trump-Biden, porque el escenario ni siquiera fue un cuadrilátero de boxeo. Fue más bien una pelea en el barro que tuvo mucho de riña de gallos.

    Lo que sí es seguro es que colmó las expectativas de Trump, de arrastrar a su contrincante a su terreno, allí donde se siente cómodo, como pez en el agua. Lo que sí no estaba en las quinielas previas y que desencajó a Trump, fue que el 'moderador' se convirtiera en el mejor escudo de defensa de un vapuleado Biden, cuya debilidad precisamente lo hizo caer en el territorio Trump.

    Y llamó poderosamente la atención por tratarse de alguien de 'la casa', un periodista de Fox News, cadena amiga de Trump. A tal punto fue poco moderado el moderador, que en un momento Trump disparó: "Parece que estoy debatiendo contigo, no con él". Y es que Wallace, entre otras cosas, se dedicó a corregir y contextualizar las respuestas de Trump que él entendía que no eran del todo verdad. Por lo menos para él. Para entonces, Biden abría los ojos como un dos de oro.

    Desaforado Biden

    "Quisiera responder, pero es imposible con este payaso, quiero decir, con este presidente", fue uno de los tantos exabruptos de Biden para con Trump, dando de alguna manera por buenos los rumores de sus presuntas dificultades cognitivas que en este caso le habrían llevado a no tener claridad de pensamiento, y por tanto perder la compostura y salirse de su eje.

    Porque desde el minuto uno, Biden quiso mirar por encima del hombro, sin dirigir su mirada si quiera a Trump, pero no aguantó el tirón y terminó de cabeza en el barro. Fue fácil detectar la pérdida de reflejos de Biden, alguien que intenta ser el presidente de la máxima potencia del mundo, y quedó patente. "¿Por qué no te callas? ¡Sigue ladrando, hombre!", fue otra de las perlas de Biden hacia Trump, algo que a más de uno recordó aquella frase que el rey emérito de España Juan Carlos I le espetó al expresidente de Venezuela, Hugo Chávez.

    "Biden no está en condiciones de afrontar un debate de esta naturaleza y mantener su línea, que es lo que él tendría que hacer, sobre todo para contrastar contra esa actitud de Trump. Entonces, como no está en condiciones, Trump lo llevó rápidamente y lo escuchamos por primera vez a Biden insultar, cosa que no lo habíamos escuchado nunca antes", señala al respecto el Dr. en Ciencias Políticas Mariano Ciafardini.

    En un momento, Biden peló un discurso preparado sobre el servicio militar de su hijo Beau, quien murió en Irak de cáncer en 2015, y que hubiera sido emotivo si no hubiera tenido a Trump enfrente. "De tu hijo Beau no sé, pero de Hunter sé que lo echaron del Ejército por cocainómano", dijo Trump instantáneamente sin que se le moviera un músculo de la cara, llevándolo así a su terreno.

    ¿Ganó Biden el debate?

    Así y todo, la mayoría de los medios main stream, tras realizar sus propios sondeos han declarado vencedor del debate a 'Sleepy' Joe. Algo que en un principio no debería llamar la atención por la animadversión que sienten por el inquilino de la Casa Blanca, aunque sí debería llamar la atención, si se considera que Trump arrastro a Biden al barro, y allí lo vapuleó.

    Siempre hablando en porcentajes, Biden venció en todas las muestras conocidas. Según la CNN, ganó 48 a 41, con un 10% que cantó empate; para NBC/WSJ ganó 51 a 40; para Ipsos/Reuters 43 a 37; para CBS/YouGov 52 a 42; y para Fox News, Biden también se impuso: 51 a 46 de Trump.

    "Está claro que si alguien 'manipuló' [dominó] todo este debate, fue Trump. Después, las evaluaciones que hacen las cadenas sobre este tema, son también operaciones de prensa", remacha Ciafardini.

    "En realidad a mi me parece que el que le habló a su público fue Trump. Trump con esta misma estrategia ganó en las elecciones anteriores. Es decir que hay un público al que le agrada esa forma de ser de Trump porque la considera signo de poder, de decisión y de ruptura con la vieja política", sostiene el analista.

    60 años de historia

    El pasado 26 de septiembre se cumplían 60 años del primer debate televisado en EEUU, cuyos protagonistas fueron Richard Nixon y John F. Kennedy. Entonces fue toda una novedad, un campo virgen, inexplorado.

    Ciafardini recuerda que el republicano Nixon asistió descompuesto a aquella instancia, y el debate lo descuadró aún más. Lo opuesto a lo que sucedió con un Kennedy, que por ensayar, ensayó hasta llegar bronceado. Quienes siguieron aquel debate por radio, pensaban que Nixon lo había hecho muy bien, pero luego al verlo se dieron cuenta lo que constataron quienes lo vieron en directo: que Kennedy lo había zarandeado. Lo contario que ocurrió este 29, con un republicano dentro de sus formas, y un debilitado demócrata.

    Para Ciafardini, la diferencia entre aquel primer debate, y el que tuvo lugar este 29 de septiembre, aparte de la evolución profesional que experimentó, estuvo en las formas de los candidatos, y en el contenido: aquella primera vez dieron a conocer sus programas de Gobierno.

    "Nixon trató de defender la gestión de su Gobierno —porque venía de ser el vicepresidente de [Dwight D.] Eisenhower— comparándola con el demócrata anterior que era [Harry S.] Truman, entonces hubo una cantidad de proposiciones en ese sentido. En cambio Kennedy se mostró mucho más actual, pensando en el futuro, y sobre todo ganó una imagen. Kennedy, yo creo, entendió que en ese nuevo medio era muy importante la imagen que se mostrara: se mostró muy ágil, dinámico, firme", indica el experto.

    Ciafardini indica que Nixon estaba algo desmejorado, y entiende que hubo un gesto que lo hundió, y fue cuando sacó su pañuelo para secarse la transpiración. "En términos de imagen televisiva, frente a un postulante rozagante y firme como estaba Kennedy, y Nixon dando cifras y explicaciones en un tono más monótono y secándose la transpiración, ahí dicen que fue el triunfo de Kennedy".

     

    Tema:
    Elecciones presidenciales en EEUU (2020) (106)
    Etiquetas:
    debate, Joe Biden, Donald Trump, Elecciones presidenciales en EEUU 2020, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook