En directo

    BID: 'Caballero' Trump pone a América Latina de rodillas otra vez

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    31137
    Síguenos en

    Mauricio Claver-Carone. Es el nombre de quien tomará las riendas del Banco Interamericano de Desarrollo [BID] a partir del próximo 1 de octubre, como resultado de la presión del presidente de EEUU, Donald Trump, llevándose así por delante lo que es una tradición de la institución en sus 61 años de vida: que un estadounidense no la presida.

    Pacto de caballeros

    Por enésima ocasión queda demostrado que Trump no es afecto a los pactos, y mucho menos si se trata de un pacto de caballeros. Y es eso justamente lo que ha existido desde la fundación misma del BID: un pacto de caballeros mediante el cual el cargo de mandamás recaería, sin excepción, en un latinoamericano y nunca en un ciudadano estadounidense, para quienes quedaba reservado el cargo de vice.

    Pero este año de elecciones presidenciales en el país norteamericano y donde no está claro que resulte reelecto como jefe de Estado, Trump aprovechó la temporada de pandemia donde todo el mundo estaba con las 'defensas bajas' para dar el zarpazo: ubicar a un hombre de su riñón al frente del BID, quien en principio no tendría ninguna posibilidad de ser elegido en ese cargo bajo la presidencia del demócrata Joe Biden.

    Fue en ese contexto en el que varios países latinoamericanos habían extendido el pedido de que la elección del nuevo pope de esa entidad financiera fuera aplazada para después de los comicios en EEUU, más precisamente para 2021. Pero como se sabe, cuando Trump decide algo, se mueve con el ímpetu y la ferocidad descarnada de un elefante en una cacharrería. De ese modo, vandalizó el pacto de caballeros.

    Esto "no hace más que reflejar una proyección de la eventual reelección de Donald Trump, donde todas las miradas van a estar puestas hacia su zona de influencia que es América Latina", señala al respecto el analista geopolítico Christian Taborda.

    El experto incide en que esa región está hoy "en disputa en este mundo multipolar, entre lo que sería principalmente el ala globalista norteamericana, como el ala nacionalista liderada por Trump, en confrontación con lo que sería también el ala globalista china y el ala nacionalista, con todos los intereses que hay en juego".

    Taborda pone de relieve también que la elección de Claver-Carone desnuda "la dificultad para llegar a acuerdos estratégicos en la región" latinoamericana. A su vez, señala que la victoria del nuevo presidente "indica una derrota diplomática para lo que es América Latina en su conjunto".

    El hombre

    Pero parece que Claver-Carone no le va en zaga en términos de determinación a su mentor, de quien en la actualidad es Asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental. Con un vasto currículum que incluye haber hecho pinitos en el Departamento del Tesoro, en el Banco Mundial, y en el Fondo Monetario Internacional, el hombre de Trump se paró de manos contra quienes llamaron a rebato.

    Entre los países que se opusieron a su desembarco en el trono del BID estaban México, Chile, Argentina y Costa Rica: estos dos últimos habían intentado presentar sus propios nombres: Gustavo Béliz y la expresidenta Laura Chinchilla, respectivamente. Entonces, Claver-Carone los embistió de frente:

    "Cualquier intento de secuestrar con una minoría de países una elección, a pesar de un reglamento muy claro que se llevó a cabo el 9 de junio, sería no solamente no democrático, sino también un esfuerzo que los EEUU van a retar muy profundamente", disparó en lo que sonó a un motín que podría acabar con su estrella el próximo 3 de noviembre. Pero para quedar a gusto, añadió que EEUU no tiene intenciones imperialistas con América Latina.

    Entonces, pasó lo que tenía que pasar: esos países latinoamericanos que jugaron al desacato, incluidos sus respectivos candidatos, agacharon la cabeza, recogieron sus petates y emprendieron la retirada días antes de una elección al cargo a la cual se postuló sólo una persona: el susodicho Mauricio-Claver Carone.

    Taborda califica como "mala decisión táctica que ha tomado Argentina de presentar un candidato sin lograr los consensos necesarios".

    "Lo que le espera nuevamente a aquellos países de América Latina [con Claver-Carone al frente del BID] que no entiendan este juego de poderes en el que se encuentra sumida la región, es sin duda un aislamiento y un ahogamiento financiero desviando inversiones", concluye Christian Taborda.

    Etiquetas:
    EEUU, América Latina, reelección, Elecciones presidenciales en EEUU 2020, Donald Trump, Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook