01:11 GMT30 Septiembre 2020
En directo

    'Miedo y asco' en España: empresario denuncia "dictadura encubierta"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    148
    Síguenos en

    "O estás con el alcalde, o no estás". Estas son las reglas de la supervivencia en el municipio andaluz de Jabugo, según denunció a Radio Sputnik el empresario español Julián García Camacho, víctima de persecución de las autoridades locales por motivos políticos.

    Todo se desencadenó cuando Julián García Camacho instaló un cartel publicitario donde el presidente español —que aparecía con la nariz larga de Pinocho— promocionaba sus jamones, que son "anti Pedro Sánchez", según la leyenda que acompañaba la imagen.

    Algo que, de acuerdo al comerciante, desató la ira del alcalde de la localidad, el socialista Gilberto Domínguez Sánchez, cuya irritación se vio reflejada en una orden del Ayuntamiento para que retirara el caballete publicitario, además de haberse abierto un expediente que propone una sanción de 750 euros por una supuesta violación de normas municipales.

    Una actuación calificada por Julián García Camacho como errónea. Y es que sus adversarios "no pensaban que iban a tener un enemigo tan fuerte enfrente".

    "Yo no me cayo", enfatizó.

    El empresario respondió a la ofensiva en su contra con una pancarta que colocó en la fachada de su establecimiento en la que tachaba al alcalde como "militante de la mayor banda de ladrones y embusteros de España, llamada PSOE". Asimismo, el texto mencionaba, entre otros "grandes proyectos conseguidos" por el jefe local, que colocó "a sus allegados en las grandes fábricas traídas a Jabugo, las cuales utilizarán el nombre para usarlo de reclamo en las grandes superficies, arruinando así a muchos pequeños industriales artesanos".

    Ante ello, Gilberto Domínguez Sánchez le denunció ante la Guardia Civil por un delito contra el honor. Julián García Camacho, a su vez, presentó una denuncia contra el regidor jabugueño —a quien acusa de "robarle" el cartel publicitario— por su presunta prevaricación.

    "Es una dictadura lo que tenemos en Jabugo", indicó el comerciante, aseverando que sus habitantes tienen "mucho miedo" a las autoridades locales y prefieren "callar" para no tener "complicaciones".

    "Ese no es mi caso: quiero defender mi derecho de expresión contemplado en la legislación española. No tengo miedo a ellos, no son reyes. Ellos están para servir al pueblo, no para utilizar al pueblo para que sirva a ellos", subrayó.

    En este contexto, insistió en su derecho a manifestar que Pedro Sánchez ocupa su cargo "ilegítimamente".

    "Ha engañado a sus propios votantes para poder conseguir el sillón del poder. Nos dijo a todos los españoles que nunca pactaría con terroristas, que nunca pactaría con separatistas, que nunca pactaría con comunistas, e hizo todo lo contrario a lo que dijo", apuntó.

    Contrario a lo que muestran las encuestas oficiales, la 'sociología' de Julián García Camacho reveló que su opinión es compartida por mucha gente.

    "El cartel ha motivado que las ventas de mi negocio aumenten bastante", afirmó, agregando que los esfuerzos por acallarlo le hicieron un flaco favor al alcalde de Jabugo, cuya mala fama y los pormenores del caso llegaron a trascender las fronteras.

    "Lo digo muchas veces a mi mujer: 'Me da pena el alcalde, porque ha conseguido todo lo que no quería conseguir'", concluyó sonriendo Julián García Camacho.

     

    Etiquetas:
    Pedro Sánchez, PSOE, dictadura, Andalucía, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook