En directo

    Acuerdo China-Irán: mazazo definitivo a EEUU a nivel global

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 450
    Síguenos en

    Asociación estratégica por 25 años. Es un acuerdo entre China e Irán que se traducirá en un duro golpe para las posiciones de EEUU en Asia, pero que repercutirá en su ascendencia en el resto del mundo, según la revista Forbes. Los detalles del pacto aún se desconocen, pero redundará en un gran beneficio para ambas naciones.

    Estratégico

    Forbes es muy clara al sintetizar las implicaciones de este acuerdo, y lo explica con un dicho popular que existe entre el ambiente de expertos en política exterior. Incide en que cuando se trata de estrategias políticas, Rusia juega al ajedrez, China juega al Go, y EEUU juega al fútbol [americano]. Pues eso.

    "Creo que Forbes ha pasado en blanco una realidad que se viene consolidando, y más en este año de la pandemia que está demostrando una serie de complicaciones para la política exterior norteamericana, que en principio se la nota bastante agresiva, pero también bastante volátil, porque las decisiones que va tomando, en definitiva son un boomerang", advierte el director del think tank Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele.

    Y es que EEUU viene cometiendo errores de cálculo groseros e increíblemente en desmedro de sus propios intereses, desde la época en que el expresidente Barack Obama hacía vida en el ya mítico Despacho Oval. Todo comenzó con Rusia y las sanciones que le impuso bajo la excusa de la reunificación de Crimea al gigante euroasiático, un hecho que terminó siendo lo opuesto a lo que buscaba EEUU y sus aliados al orquestar el golpe de Estado en Ucrania a finales de 2013.

    El siguiente gran error de cálculo fue bajo la actual Administración, cuando en mayo de 2018 Donald Trump abandonó el Plan de Acción Integral Conjunto [PAIC], conocido popularmente como pacto nuclear de Irán con el grupo 5+1, es decir, los cinco integrantes del Concejo de Seguridad de Naciones Unidas, más Alemania.

    Estos dos hechos angulares, añadidos a una sucesión de abandonos o rupturas de tratados, y a una sumatoria irracional de sanciones, tanto a Rusia como a Irán —y últimamente contra China por la guerra comercial, pero también contra la Unión Europea a cuenta del Nord Stream 2—, con pretextos inventados de lo más variopintos, pero con el denominador común de ser constantes violaciones al derecho internacional, han provocado un acercamiento estratégico entre Rusia, China, e Irán. Y también un aislamiento cada vez más pronunciado de EEUU.

    "Esta metodología de aplicar sanciones a los que ellos [EEUU] consideran que son adversarios o enemigos peligrosos, esos mismos países agredidos terminan abrazándose y conformando bloques que eran impensados hace un tiempo", plantea el analista.

    Pragmático

    Forbes ha dejado ver algunos flecos sobre la mesa del acuerdo que ya está madurando y a punto de recibir el gancho de Pekín. Se trata de un acuerdo económico y de seguridad por valor de 400 mil millones de dólares con Teherán. Contempla inversiones masivas en infraestructura, descuentos en el precio del petróleo iraní, cooperación más estrecha en defensa e intercambio de inteligencia.

    También se habla de un aumento en Irán de inversiones de China en la banca, las telecomunicaciones y el transporte, incluidos ferrocarriles, aeropuertos y zonas de libre comercio. Y todo en un contexto de dos países, cada uno de los cuales cuenta con 15 fronteras, incluidas terrestres y marinas, lo que significa que cada uno duplicaría esta condición, tan fundamental en el ámbito del comercio.

    Pereyra Mele apunta que "Irán es un eje fundamental instalado en la zona que se llama 'de los cinco mares': el mar Negro, el mar Caspio, el mar Mediterráneo, el Golfo Pérsico, el mar Arábigo". Es decir, "está en una zona clave y estratégica para cualquier conectividad". El experto alude también a los aportes del país persa desde el punto de vista energético. "En ese aspecto, Irán ofrece a China elementos que le son ultra necesarios para seguir progresando dentro de este desarrollo industrial y avasallador que está teniendo, y que son gas y petróleo".

    El analista añade que esta situación le permite a China romper el bloqueo que en estos momentos EEUU le está tratando de instalar a través del cerco del Mar de la China Meridional, de Corea del Sur, de Japón, de Filipinas, o Malasia, a través de la oferta de puertos iraníes, algo que evitaría a sus buques pasar por el cuello de botella del estrecho de Ormuz.

    "Por lo tanto China también tiene una posibilidad concreta de trasladar a través de la Nueva Ruta de la Seda —a través de ferrocarriles— [sus mercancías] a puertos iraníes, y de allí tener acceso al mundo africano, al mundo del Medio Oriente, y al mundo europeo, fuera del cerco que podría instalarse con países que hoy en día están siendo incentivados por EEUU para un cerco marítimo a la República Popular de China", concluye Carlos Pereyra Mele.

    Etiquetas:
    guerra comercial, acuerdo, sanciones, EEUU, Rusia, estrategia, cooperación, Irán, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook