En directo

    Duda presidente de Polonia: "Una gran derrota para la Unión Europea"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    Andrzej Duda resultó reelecto como presidente de Polonia. En un final cabeza a cabeza, se alzó con el 51,2% de los votos en la segunda vuelta de las presidenciales de uno de los países que más dolores de cabeza le ha dado a la Unión Europea [UE] durante los últimos años, coincidiendo con su primer mandato.

    Para los polacos, 'Ley y Justicia'

    La Comisión Nacional Electoral de Polonia fue el órgano encargado de confirmar que nuevamente vuelve a naufragar un candidato que responde al paladar de los mandos de la UE, al indicar que el candidato opositor, liberal europeísta y alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, quedó al costado del camino en esta carrera al obtener el 48,7 % de las papeletas.

    El columnista de Sputnik y exdirector de Euronews, Luis Rivas, constató lo polarizada de esta elección. "Esto suele ocurrir en en muchos países ahora cuando se gana por el 51%: el 49% son los que protestan, los que se quejan. Pero la democracia es así, las matemáticas son todavía más justas", remacha.

    Así, el mandatario, apoyado por el partido Ley y Justicia [PiS], se alzó con una victoria, no exento de polémica en los prolegómenos de los comicios. Desde la oposición acusaron al PiS de haber tomado el control de la televisión pública TVP. Una denuncia con la que se alineó la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa [OSCE], órgano que tras observar la primera vuelta el 28 de junio, sentenció que TVP "no garantizó una cobertura equilibrada e imparcial", y que actuó "como instrumento de campaña" a favor de Duda.

    En este sentido, la diputada Agnieszka Dziemianowicz-Bak, prácticamente vino a pedir a Bruselas que interfiriera en las elecciones para la derrota de Duda. "Las libertades de los polacos, el derecho a la libre expresión, el derecho a la igualdad ante los tribunales, están aquí en juego", y se declaró escandalizada de que Bruselas "siga jugando con este Gobierno al gato y al ratón mientras suceden en suelo europeo cosas como las que estamos viendo en Polonia".

    "Es curioso cómo alguien que ve como sus ideas no se imponen en su propio país democráticamente, intenta que Bruselas, que un actor exterior, ayude a derrocar a un Gobierno que ha sido elegido democráticamente", reflexiona Rivas.

    Mientras, el propio contrincante de Duda, Rafal Trzaskowski, disparó sin disimulo: "Si el cambio que estamos esperando no llega, lo que nos aguarda un negro futuro en Europa", como esperando alguna acción que de algún modo le diera la victoria.

    "Una de las lecturas que se puede hacer es que es una victoria para el partido que gobierna Polonia, pero es una gran derrota para la UE. La UE, esa fuerza liberal que quería a toda costa que el partido del gobierno en Polonia perdiera esta elección y colocar a uno de sus candidatos en la presidencia", subraya Rivas.

    ¿Guerra de civilizaciones?

    Desde las entrañas de Europa entienden que Polonia es un país partido al medio. Por un lado, lo que para Bruselas representa Duda: una nación profundamente católica y conservadora, rural y cerrada a cal y canto; y por otro, lo que simbolizaría la visión que tienen de Trzaskowski: una Polonia urbana, con mayor índice de educación y europeísta.

    En este sentido, se alzó una voz prominente afirmando que estos comicios integraban una "guerra de civilizaciones, entre la civilización latina y la anticivilización, entre la Polonia blanca, y la roja", en alusión a los colores del pabellón patrio. Así lo declaró al diario Nasz Dziennik quien fuera fundador de Radio María, el sacerdote católico Tadeusz Rydzyk.

    "Lo que Bruselas pretende con Polonia va mucho más allá que las reformas judiciales que pone en marcha el Gobierno polaco. Es también una pelea de civilización dentro de lo que es Europa: una pelea del federalismo contra el nacionalismo. El nacionalismo entendido como la defensa de unos valores, de historia, de raíces, de cultura, de civilización, y que Polonia, como otros países, como Hungría, como la República Checa, como Eslovaquia [grupo de Visegrado], se resisten a Bruselas", concluye Luis Rivas.

    Etiquetas:
    democracia, UE, reelección, elecciones presidenciales, Andrzej Duda, Polonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook