En directo

    Verticalazo de Macron: puso a su Gobierno en un puño

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    El presidente de Francia, Emmanuel Macron, nombró a su nuevo Gobierno, que incluye nuevo primer ministro y un volantazo hacia la derecha. Una decisión que llega tras la debacle de las municipales en las que quedó claro que los verdes subieron como la espuma, y que ya no puede pescar en la margen izquierda del río del electorado.

    Volantazo a la derecha

    Macron nombró a su tercer Gobierno en tres años de mandato. Para eso, y tras la debacle de las municipales, lo primero que hizo fue pedir la dimisión de su primer ministro, Édouard Philippe, una fórmula que se utiliza en Francia cuando el mandatario quiere cambiar las piezas de su tablero de Gobierno.

    En lugar de Philippe, y con la misión de ayudar a defender la soberanía económica de Francia y Europa, unir y reconstruir el país, y relanzar la economía, entró Jean Castex, quien el 15 de marzo de este año fuera reelegido con el 75.7% de los sufragios como alcalde del pueblo de Prades por el partido de Los Republicanos, un cargo que ocupaba desde marzo de 2008. Otra misión, es la de trabajar desde ya en la campaña de la reelección de Macron.

    Lo del giro a la derecha del que es acusado Macron desde otras tiendas políticas, se entiende, entre otras cuestiones, porque ha echado mano a ex altos cargos del expresidente Nicolas Sarkozy. Para empezar, durante aquella administración, el propio Castex trabajó en el Elíseo como secretario general adjunto; el nuevo ministro del Interior, Geráld Darmanin, quien sustituye a Chirstophe Castaner, fue portavoz de Sarkozy y exministro de presupuestos de Estado; mientras, las riendas del Ministerio de Cultura quedan ahora en manos de una persona del riñón de Sarkozy, la exministra Roseline Bachelot.

    Sobre el nuevo primer ministro, Franck Louvrier, ex concejero de Sarkozy dijo que "es una verdadera navaja suiza, tiene conexiones por todas partes y sabe hacer lo que hay hacer en el lugar adecuado". Esta debe ser otra razón de por qué ahora, y no antes, Macron decide reclutarlo en sus filas.

    Pero este nuevo Gobierno de Macron, tiene su lado gatopardista. Así, en este juego de las sillas, hay quienes logran conservar sus asientos: Jean-Yves Le Drian, Jean-Michel Blanquer, Bruno Le Maire, Florence Parly, Olivier Veran, fueron confirmados en sus puestos como ministros de Asuntos Exteriores, Educación, Economía, Defensa y Sanidad.

    El Dr. en Sociología e Historiador Sergio Fernández Riquelme, constata que Macron ha dado un giro directo hacia la derecha tras los resultados electorales y los sondeos sobre su popularidad. Incide en que el inquilino del Elíseo es un producto liberal progresista, moderno, quien al principio no tenía una ideología clara.

    "Es todo una estrategia de supervivencia de Macron, quien fue creado ex profeso en las elecciones presidenciales para contener el avance, tanto de la extrema izquierda, como de la extrema derecha, y que ahora ante el riesgo de una posible no reelección dentro de dos años está intentando atraer el voto de esa derecha clásica, 'gaullista', tradicional, neoliberal, que le permita mantener el poder, y sobre todo, hacer frente a los riesgos directos a su gestión que se están produciendo, tanto por la pandemia, como por la feroz oposición que está creciendo fundamentalmente de ese ecologismo que está destruyendo a la tradicional izquierda en Europa occidental", explica el analista.

    Philippe: ¿Una piedra en el zapato de Macron?

    Con la gestión de la pandemia de la COVID-19, el 65% de los franceses tiene una mala o muy mala opinión del inquilino del Elíseo, lo que contrasta claramente con la buena o muy buena opinión que tiene de Philippe entre el 50% y el 55% de los ciudadanos. A esto se suma que el 57% de los franceses querían que Philippe continuara en su cargo de primer ministro. Así lo indican los sondeos de las últimas semanas.

    Esto, sumado a que en las municipales Philippe recibió un espaldarazo al ser reelecto alcalde del Havre, hizo más patente el temor de Macron a que comenzara a ser una presencia amenazante para sus intereses personales. Y es en este contexto que la Fiscalía francesa abre una investigación por la gestión del coronavirus contra los ex ministros de Salud Olivier Véran y Agnès Buzyn, y… el primer ministro saliente Edouard Philippe.

    Fernández Riquelme sostiene que esta investigación no es casual. "Macron, que se encuentra con tasas de aprobación muy bajas, ha encontrado que una de las facciones de la élite francesa ha apostado todo a un candidato, a un primer ministro Philippe, mucho más popular y que le estaba haciendo sombra. Y como nada es casualidad en política, estas investigaciones responden a intentos de supervivencia de esa facción de la élite parisina, que ante las consecuencias tan graves que va a dejar la pandemia, intentan defenderse con todos los medios posibles", concluye.

    Etiquetas:
    dimisión, Edouard Philippe, gobierno, Emmanuel Macron, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook