En directo

    Intelectuales de varios países denuncian a TV pública francesa por apología del terrorismo de ETA

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 62
    Síguenos en

    Auténtica indignación. Fue lo que levantó en España la reciente emisión en una cadena de televisión pública de Francia, de un documental financiado con dinero público. Bajo el título 'País Vasco y Libertad. Un largo camino hacia la paz', la pieza fue denunciada por parte del Foro de Profesores de España como propaganda de ETA.

    Propaganda de ETA financiada por el Estado francés

    Con la financiación de France Télévisions, la participación de Public Sénat, el apoyo del Centre National du Cinéma et de l'Image Animée y de la región Nouvelle-Aquitaine, Pays Basque et Liberté, un long chemin vers la paix ['País Vasco y Libertad. Un largo camino hacia la paz'], dirigido por Thomas Lacoste, fue emitido por la cadena pública FR 3 el pasado 27 de abril.

    El contenido al completo de este audiovisual ha indignado a estos intelectuales, no sólo su enfoque sesgado, sino también sus protagonistas. En él participan dos ex ministros franceses —Pierre Joxe y Christiane Taubira—, un ex presidente de tribunal —Serge Portelli—, un senador por el País Vasco francés del partido Les Républicains —Max Brisson—, el alcalde centrista de Bayona —Jean René Etchegaray—, dos profesores de universidad —Xavier Crettiez y Jean Pierre Massias—, Gabriel Mouesca —Miembro histórico de Iparretarrak— y los etarras Eugenio Extebeste —Antxón— y Josu Urrutikoetxea —Josu Ternera—, entre otros. "Este documental es propaganda pura y dura", sentencian los firmantes del manifiesto.

    "Desarrollar un documental con financiación pública en la cual tienen libertad para dar su punto de vista dirigentes de ETA, como Josu Urrutikoetxea, durante cuyo mandato ETA desarrolló sus atentados más mortíferos con coches bomba matando población civil, como el atentado de Barcelona en Hipercor, o el de la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, cuando resulta que ninguna víctima ha hablado y ningún profesor de historia ha podido dar su punto de vista", ha causado "ese planteamiento a muchos intelectuales y profesores sobre ese déficit de objetividad y de información que debería tener el documental", apunta uno de los firmantes del documento, el Dr. en Historia y Dr. en Derecho José Luis Orella.

    El también profesor de la Universidad CEU San Pablo argumenta así "esa firma de ese manifiesto alumbrado por centenares de profesores de Universidad y de Institutos en protesta de ese blanqueamiento de lo que ha sido el terrorismo etarra, que parece que era de unos jóvenes idealistas, cuando estamos hablando de una banda que extorsionaba, que robaba y que ha asesinado a casi un millar de personas", dice indignado.

    En este sentido, el documento advierte que la película "Defiende la tesis de que ETA merece reconocimiento por sus denodados esfuerzos hacia la paz. Interpreta el franquismo y la Guerra Civil española como estrategias contra los vascos y se desliza por la pendiente de los estereotipos para atribuir una antipatía visceral contra los vascos a los españoles. Roza el racismo para cimentar la descalificación de la democracia española", son otros de los conceptos vertidos en el documento.

    Al respecto, el profesor Orella profundiza en estos fundamentos. "La actividad en la que se desarrolla históricamente ETA, dura más de 40 años, en los cuales cambian mucho los contextos políticos e históricos. Un detalle es que más del 90% de los asesinatos se desarrollan en pleno período de la democracia. ETA muchas veces es calificada en el documental como una fuerza antifranquista que luchó contra un régimen autoritario. Eso fue escasamente durante un pequeño [periodo de] tiempo, y luego ha estado luchando contra un régimen democrático en la mayoría de su historia, y además donde las provincias vascas disfrutan de un Gobierno con unas altas competencias, desde luego muy diferentes al Estado centralista que se desarrolla, por ejemplo, en Francia".

    En otro pasaje, el comunicado advierte que en esta pieza "Las víctimas de ETA son invisibles, como si fuesen el precio necesario, el sacrificio propiciatorio que requiere el 'largo camino hacia la paz'. No aparecen datos sobre los heridos, los secuestros [cuatro con el franquismo, 76 después de la muerte de Franco], la extorsión, la violencia de persecución, la kale borroka; ni la decisión en los años 90 de matar a políticos, profesores y periodistas, amparada en la 'socialización del sufrimiento'".

    "Este documental tiene como objetivo central blanquear la trayectoria de los terroristas y de su comunidad de apoyo. Una de las pocas ocasiones en que aparece la palabra terrorismo es para negar la conveniencia de usarla —Jonathan Powell: 'Solo sirve para insultar al otro campo'"—, abunda el texto del Foro de Profesores.

    "La experiencia de España con el tema de ETA es muy dolorosa", señala Orella. "Si hacemos una visión del terrorismo en el resto de Europa, excepto el caso irlandés que es quizá el más mortífero, en los demás sitios los grupos terroristas escasamente han sobrepasado un centenar de muertos. En el caso de ETA provocó casi 900 muertos. […] El que se haya desarrollado un documental en el cual han participado políticos franceses y miembros de ETA dando su propia opinión particular, pero no hay una participación, ni de las víctimas, ni de profesionales de la historia, desde luego devalúan un poco la calidad de ese documental", indica el especialista en historia.

    En este sentido, el Dr. José Luis Orella subraya  que "en unos momentos en que estamos cimentando una sociedad de tolerancia, uno se ve totalmente asombrado de la presencia de un documental de este tipo financiado con dinero de toda la ciudadanía francesa".

    Etiquetas:
    conflicto, organización terrorista, País Vasco, Francia, España, ETA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook