En directo

    "Es hora de que EEUU pague por sus crímenes"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 670
    Síguenos en

    Funcionarios de la Corte Penal Internacional son ahora las nuevas víctimas de las sanciones de EEUU. La razón es sencilla: nadie debe atreverse a intentar investigar a los soldados del Ejército de EEUU por crímenes de guerra, bajo ninguna circunstancia, y mucho menos una corte a la que el país norteamericano no está agenciado.

    EEUU y su dictadura de sanciones

    Hace mucho, muchísimo tiempo que EEUU, independientemente de quién ocupe el cargo de presidente, ha decidido disparar contra todo lo que se mueve, entendiendo por 'todo lo que se mueve', a todo aquel país, institución, organización, empresa o persona, que le resulte incómoda en cualquier ámbito imaginable. Ya no estamos hablando de guerras, o por lo menos, no de las convencionales.

    La estela de sanciones que han hilvanado en los últimos años, tanto el expresidente Barack Obama, como el actual mandatario, Donald Trump, aparte de ser casi que incontables, son primero que nada arbitrarias, pero también son abusivas, ilegales, por lo cual estamos ante una deriva autoritaria de EEUU a nivel global.

    En este punto, los primeros responsables en pararle los pies, deberían ser los organismos internacionales. Pero como no lo hacen, ni lo han hecho, y más bien lo han dejado correr a su antojo, ahora empiezan a sufrir en carne propia del escarnio favorito de la Casa Blanca.

    Ahora, los tentáculos de 'sanciones' Trump –en este caso– alcanzaron a la Corte Penal Internacional, sobre algunos de cuyos funcionarios podría descargarse toda la furia de la Casa Blanca. El país que se embandera que declara ser el abanderado y máximo representante de la libertad y la justicia, no permite que le juzguen. '¡Sólo faltaría!' Habrán pensado. Y es que ni siquiera se habla de juzgarlos, sino de investigarlos, que tiene su diferencia.

    Cronología

    Todo comenzó en marzo pasado cuando dicha corte autorizó el inicio de una investigación sobre presuntos crímenes de guerra cometidos en el conflicto afgano por las partes, incluido –y aquí viene detonante– el personal estadounidense.

    El gran escudero de Trump, su secretario de Estado, Mike Pompeo, calificó ese paso como imprudente. Y no se cortó un pelo: sentenció que su intención es garantizar que los ciudadanos estadounidenses permanezcan fuera de la jurisdicción de lo que dijo que era un tribunal renegado e ilegal.

    Mientras, Trump quiso poner negro sobre blanco. Tras aclarar que su país no suscribe el Estatuto de Roma, incidió en que Washington ha rechazado constantemente las afirmaciones de jurisdicción de esa corte sobre personal de EEUU. Entonces, llegó una frase típica de su cualidad excepcionalismo. Pidió a la corte que respete las decisiones de Washington y subrayó el compromiso de su país con la promoción pacífica del orden internacional.

    "Dan ganas de reírse, es pura hipocresía", remacha sobre estas últimas palabras de Trump, el Dr. en Sociología y escritor Sergio Fernández Riquelme.

    El también profesor titular de la Universidad de Murcia incide en que EEUU que ha invadido a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del siglo XXI diferentes naciones, es uno de los pocos Estados que no ha pasado por el Tribunal Penal Internacional.

    En este sentido, el experto apunta que "esta justicia se ha centrado en países africanos, balcánicos, o de Europa del Este. Pero a la hora de la verdad ha hecho caso omiso a las denuncias que están planteando continuamente contra las grandes potencias. Y EEUU como primera potencia en los últimos años ha pasado prácticamente inadvertida en sus invasiones, no sólo en Afganistán, sino también tenemos el recuerdo de Irak, o incluso sus intervenciones en Siria, y yéndonos un poquito más atrás, sus intervenciones en buena parte de Latinoamérica".

    "Va siendo hora que por fin EEUU se siente en el Tribunal Penal Internacional y que responda por sus crímenes", concluye el Dr. Sergio Fernández Riquelme.
    Etiquetas:
    Mike Pompeo, Donald Trump, guerra, sanciones, Afganistán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook