En directo

    Caso Floyd en campaña presidencial de EEUU "demuestra la bajeza de aquellos que apelan a liderazgos que no tienen"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 90
    Síguenos en

    En EEUU La campaña rumbo a las presidenciales del próximo 3 de noviembre ha pasado a un nuevo estadio. Con pocas horas de diferencia, el ex vice presidente Joe Biden se ha convertido oficialmente, y tras un mero trámite, en el candidato por los demócratas, mientras el mandatario, Donald Trump, ha levantado el toque de queda en Washington.

    Días de trámites

    Tras unas primarias en filas demócratas en las que lo único que faltó fue ponerle la alfombra roja, literalmente hablando, Joe Biden para darle vía libre en su carrera hacia la Casa Blanca, como si hubiera sido una batalla reñida hasta el final sin concesiones, el ex vicepresidente lanzó palabras magnánimas.

    "Fue un honor competir junto a uno de los grupos de candidatos más talentosos que haya presentado el Partido Demócrata. Decir que participaremos en estas elecciones generales con un partido unido". No hace falta abundar en detalles sobre cuántos y en qué circunstancias, sus adversarios internos quedaron al costado del camino, el último de ellos, Bernie Sanders, otra vez relegado definitivamente el pasado mes de abril.

    Tampoco hace falta recordar que 'Sleepy Biden' como le llama Trump, comenzó esa lucha interna muy mal posicionado respecto a sus contrincantes, envuelto en escándalos relacionados con Ucrania que datan de sus épocas de correrías en la Casa Blanca junto a Obama.

    Y por si alguien dudaba de la conexión de sus palabras con sus acciones, decidió visitar a la familia del recientemente fallecido George Floyd a manos de policías para iniciar su campaña. Algo que huele a demagogia para Eduardo Luis Moggia, profesor de la Universidad de Mar del Plata y de la Universidad Buenos Aires, y Consultor en Relaciones Internacionales.

    "Por más conflictos que tenga EEUU, las perspectivas siguen dando que Donald Trump va a ganar las elecciones", constata el analista.

    Moggia señala que Biden tiene muchas cosas en contra. "Primero, que no llega al porcentaje para ganar una elección; segundo, hay cierta hegemonía demagógica en explotar el caso de Floyd; y tercero, las confusas declaraciones que hace Biden sobre el conflicto de Crimea mirando para Rusia, cosa que a mi me parece muy demagógico y también fuera de contexto. Y diríamos, de alguna forma, ridículo".

    ¿Demagogia al galope?

    Trepado en la peligrosa ola del oportunismo respecto al caso Floyd Biden utilizó un breve discurso para hurgar en la herida: "Somos un país con una herida abierta. Ninguno de nosotros puede dar la espalda. […] Este es el momento de un liderazgo real".

    Entonces Obama se mostró como escudero de Biden y su estrategia. En un discurso de apertura "Dear Class of 2020", dijo que las protestas en todo el país tras la muerte de hombres y mujeres negros desarmados, incluido George Floyd, se vieron alimentadas por "décadas de angustia, frustración, sobre el trato desigual y la falta de realizar prácticas policiales".

    Incluso días antes había declarado que estas marchas han sido "una oportunidad increíble para que mucha gente despierte" ante las desigualdades que afectan a muchos negros y latinos en el país. "Es muy importante para nosotros aprovechar el impulso que se ha creado como sociedad, como país, y decir 'usemos esto' para finalmente lograr un impacto", dijo Obama, para quien este movimiento refleja un "cambio de mentalidad" inédito en la historia del país.

    Biden y Obama vierten estos conceptos sueltos de cuerpo como si fueran simples activistas de toda la vida que nunca han pisado la Casa Blanca. La preguntas surgen solas: ¿cómo es posible que Biden hable de "momento de liderazgo real" y Obama hable de "una oportunidad increíble para que mucha gente despierte" y de "usar esto para logar un impacto"? ¿Qué hacían ellos entonces cuando eran presidente y vicepresidente y había tantas o más muertes que ahora de afroamericanos a manos de policías? ¿Entonces no era el momento de despertar, o de un liderazgo real, de dos personas que estuvieron casi una década en la Casa Blanca y no hicieron nada al respecto?

    Moggia se muestra contundente al respecto. "Yo creo que hay un uso muy demagógico sobre la muerte de Floyd que evidentemente lo están usando políticamente muy mal y demuestra la bajeza de aquellos que apelan a liderazgos que no tienen".

    "Tanto Biden como Obama no pueden liderar nada, porque su tiempo político, les guste o no, ha pasado", sentencia Moggia.
    Etiquetas:
    George Floyd, Joe Biden, Donald Trump, elecciones presidenciales, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook