01:02 GMT21 Septiembre 2020
En directo

    "EEUU es el Estado y el régimen que más viola las democracias, la libertad y los DDHH"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 281
    Síguenos en

    El Parlamento de China aprobó el proyecto de ley de seguridad nacional de Hong Kong, región que lleva meses con sus calles convulsionadas a causa de una ley de extradición que al final quedó sin efecto. Esta nueva situación ha puesto sumamente nervioso a EEUU, que promete continuar interfiriendo en los asuntos internos del gigante asiático.

    China manda a callar a EEUU

    Calladito estás más guapo. Es lo que más o menos vino a decirle China a EEUU. Así lo deja saber la reacción oficial del Ministerio de Exteriores del gigante asiático que en un comunicado, entre otras cosas sentencia que "Si EEUU se mantiene en sus trece, se enfrentará sin falta a una respuesta de los 1.400 millones de chinos y unas contramedidas decididas".

    En el documento Pekín insta a la Casa Blanca a dejar de interferir en sus asuntos internos y a respetar el derecho internacional, al incidir que Washington busca utilizar a Hong Kong como plataforma para ejecutar actividades separatistas y subversivas en sus territorios. "Todos los asuntos de Hong Kong se refieren a los asuntos internos de China", remacha el comunicado.

    Si ya con el hecho de aprobar su ley de seguridad nacional, China ya ponía nervioso a EEUU –como si el país norteamericano no la tuviera–, lo que más desquició a quienes hacen vida en el 1600 de la avenida Pennsylvania fue que la propia jefa de la administración de Hong Kong, Carrie Lam, junto a los altos funcionarios, manifestaran su satisfacción por la aprobación de dicha ley.

    Totalmente aturdido, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, declaró que "Hong Kong no continúa garantizando el tratamiento bajo las leyes de los EEUU de la misma manera que las leyes estadounidenses se aplicaron a Hong Kong antes de julio de 1997" y exigió al departamento que dirige que evalúe la autonomía de ese territorio chino.

    El analista internacional Carlos Martínez observa que las medidas extraterritoriales, como pueden ser las sanciones, "que toma el régimen de Donald Trump, no son medidas conforme al derecho internacional, son tomadas unilateralmente y son leyes internas de EEUU que se ejecutan extraterritorialmente en cualquier parte del mundo".

    "De forma nos encontramos con EEUU que teóricamente interviene, causa guerras, provoca, impone este tipo de mal llamadas sanciones en cualquier parte del mundo en nombre de la democracia y los derechos humanos, pero evidentemente el Estado y el régimen que más los viola es EEUU precisamente. Porque ninguno de quienes no somos ciudadanos de EEUU lo hemos votado [a su presidente], y sin embargo a lo que aspira cualquier presidente de EEUU es a gobernar todo el mundo", subraya el analista.

    Japón también se inquieta

    Pero EEUU no es el único país que se estremece y se inquieta con esta nueva normativa interna de China. El Ministerio de Exteriores de Japón lanzó un comunicado: "Abogamos consecuentemente por el respaldo al sistema libre y abierto de Hong Kong y consideramos que es importante su desarrollo estable y democrático bajo el principio de un país, dos sistemas".

    Una preocupación vana la de Tokio. Por un lado, por tratarse de una ley interna de un país extranjero soberano, y por otro, porque Pekín ya había dejado claro que mantendrá el alto nivel de autonomía de ese territorio, cumpliendo el principio de 'un país, dos sistemas'.

    No conforme con esta tergiversación de la realidad, en un intento, no se sabe muy bien si de advertencia o de amenaza, Japón avisó a China que seguirá de cerca la situación en Hong Kong y que coordinará con otros países una reacción apropiada.

    "A mí me produce mucha vergüenza ajena [esta declaración de Japón], porque parece ser que la historia no vale para nada, ni hemos aprendido nada. Si hay un país que debería callarse en lo relativo a cualquier cuestión interna china, ese país debería ser Japón. Durante la Segunda Guerra Mundial, incluso antes, Japón tuvo una historia de intervención en China y de genocidio contra ciudadanos chinos que debería al menos respetarse. Yo creo que de esta forma Japón quiere hacer borrón y cuenta nueva y volver a sus sueños imperiales", sentencia Carlos Martínez.

    Etiquetas:
    respuesta, amenaza, Donald Trump, Mike Pompeo, Japón, intromisión, EEUU, seguridad nacional, Hong Kong, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook