En directo

    Twitter: ¿fin de su impunidad y su patente de corso?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1224
    Síguenos en

    Twitter tiró demasiado de la cuerda. Tanto, que la rompió, arrastrando consigo a todas las redes sociales. Provocó que el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para aplacar la censura de las redes sociales, y anunció que trabajará en la emisión de una ley adicional en ese sentido.

    El 'trino' por la culata

    Creyéndose árbitro absoluto de la verdad, juez y parte de todo y de todos sus usuarios, la red social del pajarito encontró la horma de su zapato. Twitter, que detrás de sus trinos de 280 caracteres se había acostumbrado a dar picotazos a discreción contra quienes resultaban incómodos a ellos o a sus patrocinadores –como los casos de Sputnik y RT–, conoció el poder de las garras del águila calva desde de la Casa Blanca, nido de las libertades.

    Con su falsa sensación de inmunidad por impune, se envalentonó, y en un claro error de cálculo lanzó un envite contra el usuario equivocado. Había volado demasiado a discreción esa ave y llegó el momento de mojarle un poco sus alas endiosadas. Y es que en su delirio de árbitro, puede terminar tragándose el pito.

    La madre del cordero, una notificación de verificación de hechos a dos tuits de Trump, para desmentir sus afirmaciones, en las que alegaba que la votación por correo postal podría derivar en una elección fraudulenta. El mandatario lanzó su descargo en el mismo Twitter acusándole de interferir en las presidenciales de 2020 y de reprimir la libertad de expresión.

    Al momento de la firma del decreto en el Despacho Oval, Trump mostró su contundencia habitual: "Estamos aquí hoy para defender la libertad de expresión de uno de los mayores peligros. Estamos hartos de eso". La medida persigue regular la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, con el fin de eliminar el amparo de responsabilidad legal si las compañías de redes sociales actúan para censurar o editar el contenido.

    Al respecto, el Dr. en Derecho y Dr. en Historia José Luis Orella expresa que estamos acostumbrados a que todos los medios de comunicación, sean de prensa, radiofónicos o audiovisuales, estén regulados, y sobre todo a que sean respetuosos con la dignidad de las personas y de los Estados.

    "En este aspecto las grandes empresas tecnológicas se mueven en ese mundo sin fronteras, y que por lo tanto, hacen un poco lo que quieren y disponen de una información de todos nosotros espeluznante que pueden utilizar como les dé la gana, sin estar ese espacio regulado".

    Bienvenido al club

    Previo a esta orden ejecutiva, Jack Dorsey, confundador y director ejecutivo de Twitter, había rechazado la reacción de Trump sobre la verificación. "Continuaremos señalando la información incorrecta o controvertida sobre las elecciones a nivel mundial. Y admitiremos y asumiremos cualquier error que cometamos", escribió Dorsey en su cuenta oficial.

    Es el mismo Dorsey que en 2017 tuiteó "Twitter ha tomado la decisión política de prohibir toda publicidad externa de todas las cuentas que son propiedad de Russia Today [RT] y Sputnik" y que explicó la decisión en un comunicado basado en información falsa, acusando a ambos medios de interferir en las elecciones de EEUU de 2016.

    ​Todos, incluido el propio Dorsey, sabían que el 'Russiagate' o 'trama rusa' eran falsas. Una 'trama rusa' urdida por el propio Barack Obama en el Despacho Oval cuando faltaban 15 días para cederle el cargo al actual mandatario. Y una interferencia que tuvo como protagonista a la extinta empresa británica Cambridge Analytica por la manipulación de datos de millones de usuarios, con una técnica que ya había utilizado Obama en 2012. Pero nada de eso fue verificado en ningún tuit por 'Dueño de la verdad' Dorsey.

    Pero no fue lo único que Dorsey se negó a verificar, o a admitir y asumir un error. En aquel entonces, recibió la respuesta de la redactora jefe de Sputnik y RT, Margarita Simonián "Espero que Jack no olvide comunicar al Congreso que Twitter propuso a RT.com gastar mucho dinero en una campaña de publicidad de cara las presidenciales en EEUU", tuiteó.

    Interpelado por CNN al respecto, la respuesta de un portavoz de Twitter fue: "No tenemos ningún comentario sobre nuestras conversaciones privadas con cualquier anunciante, ni siquiera un antiguo anunciante". ¿Dónde está 'verificador Dorsey' en todo esto?

    "Hay muchos países que se sienten falseados en su imagen porque gran parte de la sociedad es influenciable pues se informa a través de las redes. Y las empresas tecnológicas de las redes pueden negativizar o positivizar, casi hacer chantaje contra un país, cambiando la imagen de ese Estado, censurando las opiniones y aprovechando el enorme caudal informativo y documental que tienen, para realizar incluso negocios con los gustos de todos, según los 'me gusta' que damos para vender esa información incluso a compañías privadas para hacer negocio", apunta el profesor Orella.

    En plena refriega con Trump, Jack 'verificador' tuiteó: "Verificación de hechos: en última instancia, hay alguien responsable de nuestras acciones como empresa, y ese soy yo. […] Seguiremos señalando información incorrecta o disputada sobre las elecciones a nivel mundial. Y admitiremos y asumiremos cualquier error que cometamos". El chiste se cuenta solo.

    "Estas compañías funcionan con una patente de corso muy importante. […] Aprovechando los vacíos legales, se erigen en jueces, pero no para la defensa de un cierto purismo o neutralidad, o de equilibrio de poderes, sino sencillamente más para poder apoyar a los políticos que ellos desean porque tienen mayores afinidades con ellos, les van a favorecer en sus negocios comerciales o económicos, y por tanto, en procesos electorales que son de muy corta duración pueden proceder a intentar embarrar la imagen de ciertos candidatos, a favorecer este tipo de tormentas mediáticas que puedan tener como objetivo la ganancia de sus propios electores y políticos, y ya pasado ya el tiempo se olvida todo", señala Orella

    Facebook templado

    En tanto, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook repudió el papel de árbitro de su colega. "Tenemos una política diferente a la de Twitter en esto. Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente diga". En entrevista concedida a Fox News, incidió en que las empresas privadas, y "especialmente estas compañías de plataformas, no deberían asumir esa actitud".

    "Yo creo que ya ha tenido además algunos sustos judiciales previos, lo cual le convierte a Facebook en una empresa más prudente", concluye el Dr. José Luis Orella.
    Etiquetas:
    Facebook, Mark Zuckerberg, fake news, Jack Dorsey, CNN, Barack Obama, Twitter, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook