En directo

    Día de la Victoria: "Destrucción de monumentos de héroes soviéticos oculta el papel de esos países en esa época"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1241
    Síguenos en

    Rusia celebra los 75 años de la Victoria sobre la Alemania nazi. Una conmemoración que tiene lugar en un momento en que muchos países están intentando reescribir la historia luego de la desaparición de la antigua Unión Soviética. Así lo entiende el columnista de Sputnik y exdirector de Euronews Luis Rivas.

    ¿Atacar para ocultar?

    Desde hace más de una década varios países que han sido liberados del nazismo por parte de la entonces Unión Soviética han comenzado a intentar de forma pertinaz cambiar el relato del verdadero y definitivo papel desempeñado por la antigua URSS en la Segunda Guerra Mundial desatada por la Alemania nazi.

    Y han encontrado una de las fórmulas más infames e ingratas que se puedan hallar: la destrucción o retiro de monumentos de héroes soviéticos que lideraron la liberación de esos países. Estonia fue uno de los promotores, seguido por Polonia, Ucrania, y el último de estos ejemplos tuvo como protagonista en las últimas semanas a la República Checa.

    Esta afrenta tiene unas razones muy concretas que son toda una radiografía de esos países, de acuerdo al columnista de Sputnik y exdirector de Euronews, Luis Rivas. Señala que no sólo están atacando el papel jugado por la Unión Soviética" […] sino que "esa destrucción de monumentos lo que oculta también es el papel jugado por esos países en esa época".

    "Para hablar concretamente en el caso polaco, para ocultar su antisemitismo brutal; en el caso de Ucrania, para ocultar los batallones ucranianos que se alistaron con los nazis". Argumenta que lo hacen "en parte para borrar sobre todo la parte más negativa de su propia historia culpando de todo a la Unión Soviética, que era lo más fácil para hacerlo de cara a su público".

    No obstante, el periodista matiza que esto es algo que no todo el público de esos países acepta.

    "En el caso de la ciudad de Praga actualmente hay muchos ciudadanos que critican esas políticas de destrucción de monumentos, como ha pasado también en otros lugares".

    "Se puede discutir sobre la historia, pero revisarla y reescribirla con fines políticos, geopolíticos y propagandísticos, es poco elegante", sentencia el analista.

    75 años de una epopeya

    Rivas incide en que hay que considerar que incluso los críticos del Gobierno ruso actual no pueden luchar contra el hecho de que para Rusia o la antigua Unión Soviética, el papel jugado por el Ejército y el pueblo soviéticos, y las vidas que perdieron luchando en la Segunda Guerra Mundial y su papel en Europa, es algo que no se puede criticar brutalmente como se hace desde algunos medios.

    "Porque para la Rusia actual, o para la antigua Unión Soviética, [la guerra supuso] un sacrificio que va mucho más allá de cualquier tipo de ideología y de deconstrucción política posterior. Es algo que está dentro del espíritu y del alma rusa. Es algo con lo que se ha jugado desde Hollywood y desde la propaganda de cualquier parte. […] Lo que no se puede es jugar ahora políticamente para ocultar u oscurecer el papel jugado por un país y sobre todo por unos ciudadanos que en cifras espectaculares dejaron su vida en este conflicto", observa.

    Testimonio de primera mano

    Luis Rivas fue corresponsal de la Televisión Española en la antigua Unión Soviética desde 1989 y durante dos años.

    "Hay que pensar que se vivía en plena época de la Perestroika de Gorbachov", puntualiza.

    Rememorando su labor en un lugar y una época que marcó la historia del mundo actual, el periodista señala que después de la Guerra Fría se pensaba que se entraba en una nueva época, que se iba a dejar de lado la propaganda, la amenaza nuclear, las amenazas militares.

    "Donde se había pensado incluso que ya que desaparecía el Pacto de Varsovia, podía desaparecer también la OTAN. Donde el propio [Mijaíl] Gorbachov pensaba que toda la apertura de la antigua Unión Soviética iba a significar también que iba a ponerse fin a esa tensión militar entre los dos bloques antiguos. Pero lo que no se pensaba en ningún momento es que esto, unos años después podía revolverse y significar que uno de los bandos militares y políticos, en este caso representado por la OTAN, aprovechando la desaparición del antiguo Pacto de Varsovia, iba a avanzar sus tropas hacia la frontera rusa. Es algo que era impensable en ese momento porque se creía que ese tipo de amenaza no tenía ningún sentido y vemos hoy que las cosas han cambiado".

    "Hemos llegado a un momento en que cierto respeto crítico en el papel jugado por los países históricamente se ha venido abajo y ahora se utiliza la historia simplemente, o para reescribirla, o como arma política", advierte Luis Rivas.

    Etiquetas:
    sacrificio, monumento, República Checa, victoria, URSS, Rusia, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook