En directo

    Trump sin piedad: ¿hachazo al combate del coronavirus?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1311
    Síguenos en

    La Organización Mundial de la Salud [OMS] es el nuevo enemigo público de EEUU, y así lo dejó asentado el presidente, Donald Trump, y utilizó el arma arrojadiza favorita del país norteamericano: bloqueo de la partida de dinero para esa institución a la que responsabiliza directamente de la catástrofe que está provocando el coronavirus.

    ¿Sin tregua en plena guerra?

    Desenfundó, apuntó y disparó. Así procedió Trump contra la OMS. Desenfundó al acusar a la institución de actuar a favor de China. Apuntó al criticar al organismo por oponerse a su restricción de viajes desde el gigante asiático. Disparó al bloquear los fondos que aporta EEUU a la OMS hasta que no sea sometido a una revisión.

    El analista internacional Carlos Martínez encuadra esta decisión de Trump: "Me parece inoportuna, insolidaria, y atendiendo tanto al derecho internacional como al derecho interno de EEUU, ilegal. […] Trump no tiene competencias para retener ese dinero que ha sido aprobado por el Congreso de EEUU".

    El inquilino de la Casa Blanca también acusó de opacidad en sus procedimientos a la OMS: "La realidad es que la OMS no logró obtener, examinar y compartir información de forma oportuna y transparente". La decisión y denuncias del inquilino de la Casa Blanca recibieron la réplica inmediata desde la propia organización. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, llamó a no politizar la pandemia "si no quieren muchas más bolsas de cadáveres", advirtió.

    Mientras, el secretario general de la ONU, organismo del que depende la OMS, António Guterres, afeó el gesto de Trump. "No es el momento de reducir los recursos para las operaciones de la OMS o de cualquier otra organización humanitaria en la lucha contra el virus. […] Ahora es el momento de la unidad y de que la comunidad internacional trabaje en solidaridad para detener este virus y sus devastadoras consecuencias".

    En tanto, desde el otro lado del Atlántico también llegó el rechazo a la medida de Trump. "Culpar no ayuda. El virus no conoce fronteras. Tenemos que trabajar en estrecha colaboración contra el COVID-19. Una de las mejores inversiones es fortalecer a la ONU, especialmente a la OMS en el desarrollo y distribución de pruebas y vacunas", tuiteó el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas.

    Pero la bomba también le estalló dentro de EEUU a Trump. En un comunicado la Asociación Médica Estadounidense también rechazó la resolución. "Durante la peor crisis de salud pública en un siglo, detener los fondos para la Organización Mundial de la Salud [OMS] es un paso peligroso en la dirección equivocada que no facilitará la derrota de COVID-19. Combatir una pandemia mundial requiere cooperación internacional y dependencia de la ciencia y los datos. Recortar fondos para la OMS, en lugar de centrarse en soluciones, es un movimiento peligroso en un momento precario para el mundo. La AMA está profundamente preocupada por esta decisión y sus amplias ramificaciones, e instamos encarecidamente al Presidente a que reconsidere".

    La pandemia se está utilizando como un instrumento político, "lo que pasa es que hay utilizaciones buenas y utilizaciones malas", señala Martínez. "Es tan sencillo como pensar que lo que ha hecho Trump retirando fondos de la OMS en este momento, es una utilización mala, pésima. […] Es una decisión meramente política, partidista e ideológica".

    "Luego, se habla mucho en España, en Italia, en Occidente, de la ayuda de China, de Rusia, de Cuba, de que es propagandística. Vale, de acuerdo, ¿y qué?, si es ayuda buena. Sin el material chino sería impensable que se pudiera atender a los enfermos en medio mundo, porque China está fabricando material médico y lo está exportando sin ningún tipo de restricciones, ni de decisión política: no está negando la exportación de sus materiales a países que hasta hace poco lo han denigrado como Gobierno. Lo mismo hay que decir de la ayuda de Rusia a Italia, […] cosa que no ha recibido de EEUU ni siquiera de sus socios del norte", indica el analista.

    Noticia de último momento

    "No tenemos un rey, tenemos un presidente", dijo el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, como si fuera un presentador de noticias dando un breaking news. Así reaccionó a unas declaraciones de Trump, quien había sentenciado que pronto pondría fin a las medidas preventivas por la pandemia, justificándolo en que dependen de él y no de los gobernadores estatales.

    La expresión de Cuomo tuvo lugar durante una entrevista concedida al programa The Today Show, donde previamente observó: "No sé de qué está hablando el presidente, sinceramente. Debes recordar que son los estados los que han crearon el Gobierno federal, ¿verdad? Fueron las colonias las que crearon al Gobierno federal y no al revés".

    "Hay que recordar que esta unión es sobre todo federal, que sus estados federados tienen muchas competencias, y que en ellas no debería inmiscuirse Donald Trump, y sobre todo no debería inmiscuirse para tomar malas decisiones en contra de la población", apostilla Carlos Martínez.

    Etiquetas:
    financiamiento, acusaciones, Organización Mundial de la Salud, China, COVID-19, medidas, Donald Trump, pandemia de coronavirus, coronavirus, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook