En directo

    Coronavirus: ¿un jinete del apocalipsis?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 145
    Síguenos en

    El presidente de EEUU, Donald Trump, tomó una decisión para el libro de Guinness: por primera vez en la historia del país norteamericano aprobó una Declaración de Desastre en los 50 estados a causa del coronavirus, tras convertirse en el epicentro mundial de la pandemia, donde Nueva York lleva la peor parte.

    Una mueca del destino

    El mismo día en que se cumplía un mes en que la Organización Mundial de la Salud había declarado como pandemia al coronavirus, en EEUU se aprobaba una Declaración de Desastre en los 50 estados, algo que ocurría por primera vez en la historia del país norteamericano.

    Algo que requirió del aliento del inquilino de la Casa Blanca: "Por primera vez en la historia hay una Declaración Presidencial de Desastres firmada para todos los 50 estados. ¡Estamos ganando, y ganaremos, la guerra contra el enemigo invisible!", tuiteó.

    Al respecto, el politólogo Aritz Saidi Olaortua, propone una mirada prospectiva a lo que está ocurriendo en EEUU. "Teniendo un gap de meses, o semanas al menos, del brote que se dio en Wuhan, la Administración Trump ha venido rechazando la posible 'injerencia' que podía causar al propio país la esta pandemia".

    Al enfatizar su observación, el analista incide en que EEUU ha tenido bastante tiempo para reaccionar, "pero vemos que desde los primeros casos donde Trump decía que eran unos poquitos y no iba a afectar a más gente, se ha llegado al 11 de abril a tener un desastre federal generalizado en el país". Recuerda que incluso en este contexto, el mandatario norteamericano insiste en que el confinamiento se levantará pronto.

    Críticas

    Mientras, Bill Gates lanzó un ataque y un aviso contra los líderes mundiales. En una entrevista concedida a la BBC, criticó la pasividad de varios Gobiernos ante la pandemia. "Definitivamente miraremos hacia atrás y desearíamos haber invertido más. Así podríamos tener rápidamente todos los diagnósticos, medicamentos y vacunas".

    Al enmarcar el virus en sus primeros meses, se preguntó: "¿Cuáles fueron las pruebas preparadas? ¿Los países pensaron en aumentar su capacidad de UCI y respiradores? […] Ahora aquí estamos, no simulamos esto, no practicamos, así que, tanto en políticas de salud como en políticas económicas, nos encontramos en territorios inexplorados", y sentenció que "pocos países lograrían una calificación 'A' por esa lucha".

    Gates se animó con un vaticinio: "Creo que ahora, porque esto ha sido tan dramático, no estábamos listos para esta pandemia, pero sí creo que estaremos preparados para la próxima usando las nuevas herramientas de la ciencia que son muy muy factibles". 

    "Los vaticinios que hace Bill Gates puede ser que sean acertados, pero yo los pondría también en cuarentena. Porque al final tenemos que recordar que Bill Gates es parte del entramado del sistema de vacunas que emplea la Organización Mundial de la Salud. Entonces es parte interesada de esta creación de medidas preventivas y paliativas del virus, que seguramente no habrá más que un interés altruista, pero tenemos que recordar que es un negocio, y es uno de los negocios más importantes y con mejores resultados junto con el armamentístico", apunta el analista.

    Olaortura enfatiza que pondría una pequeña alarma en las declaraciones de Gates sobre el futuro y las medidas a tomar. "Seamos conscientes de que [Bill Gates] es parte implicada de todo el sistema de vacunas y medicamentos del ámbito de las pandemias y las epidemias. Entonces, un poquito de cuarentena a sus palabras también".

    Etiquetas:
    desastre, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, Bill Gates, Organización Mundial de la Salud, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook