En directo

    Arabia Saudí se mete con Rusia: "La guerra petrolera no va a ser muy larga"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    Turbulencias en los mercados tras el derrumbe de los precios del petróleo (105)
    0 391
    Síguenos en

    El hundimiento del petróleo, fruto de la desaceleración económica mundial por la pandemia del coronavirus y la guerra de crudo desatada por Arabia Saudí ante la falta de acuerdo entre la OPEP y sus aliados para reducir la producción, hizo desplomar un buen número de divisas. El rublo ruso figura entre las monedas más afectadas.

    En el caso de Rusia, cuya divisa se hundió un 30% desde principios del presente año, la situación se ve agravada por la estrategia saudí. Riad no sólo promete aumentar la producción de crudo a un nivel récord y venderlo con grandes descuentos, sino que está negociando activamente a fin de hacerse con los clientes rusos.

    No sería una exageración decir que Arabia Saudí le declaró una guerra de petróleo a Rusia, una decisión que podría haber sido errónea. Y es que numerosos datos apuntan a que el gigante euroasiático está mejor parado que su contendiente, puesto que cuenta con un mayor margen de seguridad económica.

    El petróleo barato constituye un golpe a los ingresos del presupuesto saudí, que se basa en un precio de unos 80 dólares por barril, al tiempo que el presupuesto ruso está basado en unos 40 dólares. Además, los recursos del Fondo del Bienestar Nacional de Rusia le permitirían al país aguantar precios de entre 25 y 30 dólares el barril de seis a diez años, entre otras ventajas que tiene su economía nacional.

    En conversación con Radio Sputnik, el presidente del grupo español consultor Iberatlantic Global Corporation, Pedro Mouriño, señaló que Rusia en estos momentos está siendo atacada por el mismo 'ejército' que acabó capitulando en la guerra que desató contra la industria del fracking de EEUU.

    "En el período 2014-2016, los saudíes ya establecieron una guerra del petróleo, en aquel caso con sus aliados históricos, los norteamericanos. Veían una amenaza estratégica que su principal aliado y uno de sus principales compradores pasase de convertirse de un importador neto de petróleo a un productor neto. De hecho, en la actualidad EEUU es el mayor productor mundial y ha dejado de importar petróleo. Ahora es un exportador que compite con Arabia Saudí en los mercados internacionales. Entonces, entre 2014 y 2016 tuvieron esa primera guerra con resultados funestos", señaló.

    Enfatizó que en aquella contienda los saudíes salieron "perdedores", porque "no consiguieron sus objetivos que era destruir la incipiente industria de fracking en EEUU", sino que, por el contrario, la fortalecieron.

    "Hubo que pagar una factura bastante cara", constató, al mencionar que el reino saudí tuvo como consecuencia "años de déficit fiscal de más de 90.000 millones de dólares", además de haber gastado "unos 250.000 millones de dólares de sus reservas de divisas".

    Subrayó que ahora, al "meterse" con Rusia, los saudíes "se presentan en unas circunstancias mucho peores" que cuando se enfrentaron con EEUU, donde "realmente se encontraban con muchísima mayor fortaleza y solo aguantaron dos años, y tuvieron que rendirse por cansancio y por estar exhaustos".

    "Uno de los 'ejércitos' que se enfrentan en esta guerra está mejor preparado que el otro", apuntó.

    "Rusia está bien pertrechada, porque tiene un fondo soberano por encima de los 150.000 millones de dólares, tiene una de las mayores reservas de divisas del mundo, y tiene una de las deudas públicas más bajas del mundo, o sea que la economía rusa tiene unas buenas condiciones", argumentó el experto, quien destacó también su ventajosa política monetaria.

    "Esta guerra no va a ser muy larga, entiendo que podemos estar hablando de un pulso que va a durar aproximadamente unos 6 meses", vaticinó Pedro Mouriño.

     

     

    Tema:
    Turbulencias en los mercados tras el derrumbe de los precios del petróleo (105)
    Etiquetas:
    economía, coronavirus, petrolero, Rusia, Arabia Saudí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook