En directo

    Coronavirus: "Es vergonzoso el nivel de ineficiencia, de irresponsabilidad y de negligencia de la UE"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1180
    Síguenos en

    Más de 15.000 pruebas diarias. Son las que ha realizado Corea del Sur desde que el coronavirus puso allí un pie. Mientras, al momento de declarar el estado de alarma en España, un mes después de conocer sus primeros casos, sólo había realizado 30.000 pruebas, lo que prueba los resultados en uno y otro país.

    Más números: 0,8% de los casos son mortales en el país asiático, mientras en España los decesos ascienden al 3%. Ese es uno de los síntomas que muestran los métodos y medidas adoptadas en un país y en el otro.

    Otra de las medidas bandera de Seúl ha sido la tecnología. El Ministerio del Interior y Seguridad han diseñado una aplicación denominada Self-Quarantine Safety Protection que sirve para monitorear a sus habitantes mientras dura la cuarentena, lo que ayuda a los resultados obtenidos.

    Otro ejemplo de gestión es el caso de Uruguay donde los primeros seis casos se registraron los días 12 y 13 de marzo. Ya al día 14, su Gobierno tomó medidas apropiadas: tras aislar a los infectados y a los susceptibles de portar la enfermedad, se ordenó la cuarentena de la población, el cierre de fronteras, y el veto a la llegada de vuelos provenientes de Europa. El origen de la infección: cuatro ciudadanas provenientes de Milán quienes no se realizaron las pruebas médicas debidas al arribar al país y tomaron contacto con cientos de personas en pocas horas.

    También en Uruguay esta semana se lanza una aplicación para teléfonos móviles con la que podrán conocer de manera georreferenciada dónde están quienes tienen el virus. El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, explicó que los usuarios recibirán una alerta que le informará que se encuentran en zona de riesgo porque hay un Covid-19 circulando cerca.

    Asimismo, hace unos días unas declaraciones al Corriere della Sera de Christian Salaroli, un reanimador del hospital Papa Giovanni XXIII de Bérgamo, causaron pavor:

    "Todo los días debemos decidir a quien salvar. Es la realidad. No estamos en condiciones de hacer milagros", alertó. Subrayó que los infectados más viejos y con más problemas quedan afuera del hospital esperando la muerte porque para la terapia intensiva se seleccionan a los que pueden curarse y vivir más tiempo.

    En este contexto, en España volvió a salir a la superficie una noticia de junio del año pasado: la disolución de la unidad militar dedicada a levantar hospitales de campaña por parte del entonces presidente en funciones y actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

    Se trataba de una unidad militar especializada en levantar hospitales de campaña para casos de guerra bacteriológica o ataques con armamento nuclear, radiológico, biológico y químico, por lo cual habría resultado de gran ayuda en esta crisis sanitaria. Había sido adquirida en 2007 en la Administración de José Luis Rodríguez Zapatero.

    El analista militar Juan Aguilar sostiene que a diferencia de Europa, desde el primer momento China impuso una serie de medidas drásticas que por su conformación, por su régimen, no le costó casi trabajo impulsar las cuarentenas, el control de la población, el cierre de ciudades o regiones enteras.

    El otro aspecto fundamental era la prevención desde el primer momento: cuando con pocos casos empiezas a tomar las medidas, eso da resultados. Todo esto ha hecho que en China no sólo sean los primeros en salir de la epidemia, sino además con un cierto éxito, subraya el también periodista

    Asimismo, observa que en Europa ha pasado que no se ha empezado a actuar cuando había uno o dos muertos, y había 50 o 100 casos en los hospitales, sino que se ha empezado a actuar mucho más tarde. "Realmente podemos decir que en Europa la epidemia ha iniciado todo su recorrido como si no hubiera habido nada que la pudiera parar, hasta que los casos han sido cientos y los muertos se han empezado contar por decenas", apunta Aguilar.

    En este sentido, hace hincapié que si en España se llega al colapso del sistema sanitario, como ocurrió en Italia, "llegamos a la medicina de guerra: se hace un triaje, entonces cuando entran dos enfermos, sólo se puede atender a aquel que tiene mayores posibilidades de vida. […] La situación es así de dramática porque se ha perdido el control. […] Se ha perdido muchísimo tiempo y ahora se pagan las consecuencias".

    "A nivel general, la Unión Europea ha demostrado ser una absoluta inutilidad en este tema. Es vergonzoso el nivel de ineficiencia, de irresponsabilidad, de negligencia que ha adoptado al UE. Todavía a día de hoy no hay un protocolo unificado para todos los países de la Unión. Cada uno está 'haciendo la guerra' por su cuenta y como entiende que tiene que hacerla", concluye Juan Aguilar.

     

    Etiquetas:
    salud, medidas, Seúl, Uruguay, pandemia de coronavirus, pandemia, coronavirus, España, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook