15:02 GMT18 Septiembre 2020
En directo

    "Erdogan se encuentra entre la espada y la pared"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 510
    Síguenos en

    Alto al fuego en Idlib. Fue lo que resolvieron los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan en Moscú. Tras la reunión que mantuvieron, Putin incidió en que ambos países reafirmaron su disposición de continuar con la cooperación dentro del marco de los acuerdos de Astaná sobre Siria, de los que también forma parte Irán.

    Lugar: Moscú. Evento: reunión al más alto nivel entre los líderes de Rusia y Turquía. Motivo: los últimos acontecimientos en Idlib que implicó ataques de terroristas junto a soldados turcos contra el Ejército sirio, y las respuestas de éste.

    Al finalizar la reunión, el jefe del Kremlin declaró: "Tras los resultados de nuestras negociaciones, acordamos un documento conjunto [...] que presenta las decisiones que desarrollamos junto con el presidente de la República de Turquía, Sr. Erdogan, durante las consultas de más de seis horas".

    Al remarcar la importancia de la soberanía y la integridad territorial de Siria, y el combate al terrorismo internacional, Putin volvió a extender un crédito a su homólogo turco: "Espero que nuestros acuerdos sirvan de una buena base para poner fin a las hostilidades en la zona de distensión de Idlib [...] y creen las condiciones para continuar el proceso de paz entre los involucrados en el conflicto en la República Árabe Siria".

    A su turno, Erdogan puntualizó que el alto el fuego acordado en Idlib regiría a partir de las 0:00 horas del viernes 6 de marzo, algo que no impidió que lanzara un desafío: "Turquía se reserva el derecho a responder a cualquier ataque de las fuerzas del régimen sirio".

    Tal vez, o no, una respuesta a estas palabras llegó al día siguiente de parte de la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, al afirmar que Moscú se mantiene firme respecto a que "el Ejército sirio, así como las fuerzas y los contingentes extranjeros que se encuentran legalmente en Siria, son los que deben acabar con los terroristas". Dicho de otra forma, Rusia. En este contexto, Turquía ni pinta nada, ni tiene nada que decir o hacer al respecto.

    "Erdogan se encuentra entre la espada y la pared, en una situación difícil, esto hay que entenderlo", señala al respecto el analista militar Juan Aguilar.

    Pero, mientras en Moscú estaban reunidos Putin y Erdogan, y con el espacio aéreo de Idlib cerrado desde hacía días por parte de Damasco, en un ataque con drones las Fuerzas Armadas de Turquía 'neutralizaron' a 21 militares sirios en respuesta a la muerte de un efectivo turco, según declaró posteriormente el propio Ministerio de Defensa de Turquía.

    En este sentido, Aguilar se muestra escéptico: "No podemos hacer caso a lo que es la propaganda de guerra turca: si fuera por su propaganda prácticamente el Ejército sirio estaría ahora mismo derrotado".

    Respecto a reunión en sí, para el analista "primero hay que resaltar una cosa: es Erdogan quien solicitó la reunión, es Erdogan quien va a Moscú, es Erdogan el que de alguna forma va a intentar calmar la situación porque no le está yendo bien sobre el terreno, esa es la explicación, […] porque si no Erdogan no tendría ninguna necesidad de ir a ningún sitio".

    Aguilar opina que en la reunión podría haberse hablado de mucho: "Seis horas de reunión… no parece muy normal. Eso significa que ha habido que discutir mucho".

    "Me imagino que Erdogan lo que le habrá intentado decir a Putin es que efectivamente él llegó a unos acuerdos en Sochi y no lo ha podido cumplir. Y no lo ha podido cumplir, primero porque no domina el terreno, y segundo ni siquiera sé si domina a sus propios comandantes sobre el terreno", especula Aguilar.

    Entretanto, el mismo día de la reunión, el canal ruso Rossiya 24 emitió una entrevista al presidente de Siria, Bashar Asad, quien le daba una de cal y otra de arena a Erdogan. Indicó que su país está dispuesto a restablecer las relaciones con Turquía, siempre y cuando este país deje de apoyar a los terroristas. No obstante, y tras aclarar que Damasco y Ankara no son enemigos, lanzó un aviso a navegantes: Si las tropas de EEUU y Turquía no salen del territorio sirio como resultado de las negociaciones, Damasco se verá obligado a usar la fuerza.

    Y en un contexto de un aumento del descontento dentro de su país, de las respuestas de la OTAN que no han sido de su gusto, y el cierre de la frontera en Grecia tras su decisión de soltar a 900.000 refugiados rumbo a Europa, "Erdogan se encuentra en una situación que no puede tirar para adelante ni para atrás", concluye Juan Aguilar.

    Etiquetas:
    alto el fuego, reunión, acuerdo, Bashar Asad, Siria, Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan, Turquía, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook