En directo

    Elecciones en Israel: "La gente prefiere a un Netanyahu fuerte, aunque sea corrupto"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 24
    Síguenos en

    El partido de Benjamín Netanyahu ganó las elecciones parlamentarias, las terceras que se realizan en once meses, pese a los procesos judiciales de corrupción que enfrenta. Y es que en medio del actual contexto de Medio Oriente, los israelíes prefieren a un Netanyahu fuerte, aunque sea corrupto, según la periodista y analista Ana Alba.

    Una montaña rusa

    Estos comicios le otorgan, en principio, 36 diputados al Likud de Natanyahu y 32 asientos a la alianza centrista Azul y Blanco que tiene como líder al exgeneral Benny Gantz. Mientras, en las de pasado septiembre, la facción del premier obtenía 32 contra 33 del exmilitar, en tanto, los primeros comicios de esta serie realizados en abril de 2019, derivaron en un empate 35 a 35.

    Mientras, quien se autoerigió en árbitro, o la llave para formar Gobierno, el exministro de Netanyahu, Avigdor Lieberman, del conservador laico Israel Nuestra Casa, en orden cronológico fluctuó de los 5 asientos en abril de 2019, a 8 en septiembre, para finalmente lograr 7 en la última cita con las urnas.

    Y es que cuando parecía que todo se volvía en su contra, Netanyahu basó su campaña en anuncios tales como agilizar la anexión ilegal de los asentamientos judíos del valle del Jordán y en Cisjordania. También contó con la inestimable interferencia del presidente de EEUU, Donald Trump, quien oportunamente anunció el postergado 'Acuerdo del siglo'.

    Y pese a que esto representa más un gesto que una acción realista y tangible —toda vez que ha sido ampliamente rechazado, no sólo por la comunidad internacional, sino también por socios de EEUU en Medio Oriente que integran la Liga Árabe—, el electorado israelí compró, y más que nunca salieron en masa a votar en unos comicios en que la abstención bajó respecto a los dos anteriores. Todo, pese a que el fiscal general del país le ha inculpado en tres casos de corrupción.

    Precisamente la amenaza que se cernía sobre unas cuartas elecciones en Israel dependía bastante del nivel de participación y del nivel de hartazgo de los ciudadanos israelíes, señala desde Jerusalén la periodista y analista Ana Alba.

    "Lo que ha ocurrido es que yo creo que la gente prefiere a un Netanyahu fuerte, aunque sea corrupto —que ya veremos si los jueces demuestran que realmente su implicación en estos tres casos de corrupción—, la gente prefería esto que quizás a una persona que no conoce tanto y que es más nueva dentro del mundo de la política aunque hubiera demostrado su valía como jefe del Estado Mayor", observa Alba respecto a los resultados de los comicios.

    Cuartas elecciones, ¿sí o no?

    Aunque el Likud ha cosechado un buen resultado y aún podría recoger un diputado más, lo cierto es que no está claro que pueda formarse Gobierno, ya que, de nuevo, ninguna de las alianzas posibles llega al número requerido de 61 asientos para una mayoría que permita elegir al próximo primer ministro.

    "No se descarta el escenario de volver a repetir elecciones. En estos momentos está todo abierto, lo que pasa es que quizá está un poquito menos abierto de lo que estaba en septiembre", concluye Ana Alba.
    Etiquetas:
    Likud, EEUU, Oriente Medio, Benjamín Netanyahu, elecciones, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook