En directo

    Protestas de agricultores y ganaderos: ¿un último grito de la España vaciada?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    Las amplias protestas actuales de agricultores y ganaderos podrían ser un último grito de la España vaciada. Y es que parece que nadie está dispuesto a tenderle la mano a un sector que constituye el único sostén de las zonas rurales del interior del país que representan un 70% del territorio nacional, y que concentran apenas un 10% de la población.

    La España interior, salvo Madrid, se está despoblando debido a un flujo migratorio constante hacia la capital y, salvo excepciones, al litoral, que ha tenido lugar durante décadas.

    La razón es que se está muriendo la agricultura y la ganadería, "el principal motor de la España interior, de la España vaciada, de la España rural", dijo a Radio Sputnik el portavoz de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Extremadura, Luis Cortés.

    Una situación que está provocada por las políticas —tanto regionales y estatales, como de la UE— que restan rentabilidad al campo, resultando que "a los campesinos españoles en estos momentos les resulta mucho más caro cultivar que lo que les pagan por el producto", señaló el político Carlos Martínez. Agregó que, 'gracias' a los intermediarios, el consumidor final se enfrenta a unos precios varias veces mayores que los que se ve forzado establecer el productor.

    Como resultado, se ha llegado en algunas zonas rurales a "un desierto demográfico", apuntó Héctor Alepuz, responsable de comunicación de la Asociación Valenciana de Agricultores.

    "Las casas se vacían, los pueblos pierden niños, se cierran colegios, hay cada vez menos servicios. […] Si la  agricultura y ganadería fueran bien, la España vaciada no estaría tan vaciada, sería más llena", enfatizó.

    Subrayó, asimismo, que el problema no es sólo la despoblación, lo cual sí es importante, sino que también se trata de la "soberanía alimentaria" y hasta de la seguridad nacional.

    "En España hay más de un millón de hectáreas abandonadas, estamos hablando de un peligro para la desertización, para los incendios forestales, vertederos incontrolados. […] Un campo abandonado medioambientalmente es un desastre, es un polvorín, es un problema que afecta a toda la sociedad. No sólo producimos alimentos, también tenemos una función social y medioambiental muy importante", manifestó.

    En tanto, todo apunta a que a los poderosos no les preocupa la situación, sino que son ellos los que la provocan en función de sus intereses económicos. A raíz de ello, Carlos Martínez les acusó de estar "gobernando contra los pueblos de Europa".

    Etiquetas:
    abandono, despoblación, precios, protestas, ganaderos, agricultores, agricultura, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook