En directo

    Todos acuden a Putin, nadie va a Washington

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    131997
    Síguenos en

    Moscú es el centro de la diplomacia internacional. La canciller alemana, Angela Merkel, visitó recientemente la capital rusa para reunirse con su homólogo, Vladímir Putin. Ambos trataron los temas más candentes de los últimos años a esta parte, en lo que fue un ejemplo más, de varios, de que ya nadie acude a Washington en busca de soluciones.

    Que el presidente de Rusia, quien es calificado por varios analistas como uno de los pocos estadistas que tiene el mundo en la actualidad, da lecciones de diplomacia desde hace años, es algo que no se le escapa a nadie, pero que pocos aceptan admitir.

    "Es más que nunca evidente que el papel de Rusia en la resolución de conflictos, tanto en Oriente Medio, como en otras partes del mundo, es indispensable", afirma al respecto el columnista de Sputnik y exdirector de Euronews, Luis Rivas. "Rusia se ha convertido en un interlocutor indispensable", remarca.

    Pero al calor de los sacudones que da a la disciplina de la diplomacia el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, no sólo que cada vez se intensifica más el hecho de que varios líderes acudan a Moscú a conversar con Putin con el objetivo de encontrar salidas a varias crisis, sino que además de a poco los medios occidentales comienzan a dar a conocer abiertamente esta situación.

    Son los casos de algunos medios alemanes de cómo reflejaron la visita de Merkel a Putin. Así, el periódico Bild am Sonntag calificó como histórico lo que sucedió tras la reunión entre ambos —la primera desde 2015— al señalar que Merkel se expresó con "palabras sorprendentemente amigables" hacia Putin, quien "no recibió más que elogios". Y abundó que al momento de referirse a EEUU, la líder alemana, sentenció que Washington sólo era un "aliado", y pero no habló de "cooperación transatlántica".

    Mientras, Süddeutsche Zeitung señala que los últimos acontecimientos entre EEUU e Irán han provocado un cambio de enfoques entre ambos países, y que cuando se organizó esta visita, ambas partes trabajaron por la armonía. "Obviamente, tanto en Berlín como en Moscú, comprendieron que puedes darle al otro algo que tú no tienes".

    De ese modo hacían la crónica de las declaraciones de Merkel, quien entre otras cosas, manifestó que "Desde el punto de vista alemán y europeo, perseguimos en primer lugar nuestros intereses, y Rusia, los suyos [...] Pese a todas las dificultades, encontramos intereses comunes. Esta visita es buena porque muestra que hay que hablar entre nosotros y no del oponente. Solo así se puede entender mejor los argumentos de la otra parte".

    "Está claro que los europeos no lo pueden decir tan claramente, pero lo demuestran con este tipo de visitas y este tipo de comentarios", expresa Rivas.

    Irán, Libia, Siria y Ucrania, temas que hasta hace no mucho tiempo era impensable que no se trataran pura y exclusivamente en la Casa Blanca, son temas que ahora los principales líderes mundiales no ven mejor lugar para ponerlos sobre la mesa que en El Kremlin.

    Una mesa donde también cabe hablar sobre el mismísimo EEUU y sus sanciones contra Alemania, o tratar de cómo se pueden atajar las posibles consecuencias del asesinato al general iraní Qassem Soleimani por orden de Trump, cuyas razones fueron desmentidas por su propio secretario de Defensa, Mark Esper.

    Rivas apunta que "en el caso de Irán, está claro que la visita de Merkel, también se añade a otras visitas y encuentros con los máximos dirigentes rusos para tratar de que Moscú también medie entre Irán y los europeos en el sentido de intentar hacer respetar el acuerdo nuclear".

    "Lo que queda claro es que en esa zona [Oriente Medio] ahora el mundo occidental solamente tiene que recurrir a Vladímir Putin, como también es el caso, saliendo ya al Mediterráneo, de la guerra civil en Libia", concluye Luis Rivas.

    Etiquetas:
    reunión, sanciones, acuerdo nuclear, Donald Trump, Vladímir Putin, Angela Merkel, Alemania, Rusia, Irán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook