En directo

    "Decir que EEUU es una democracia, es una falsificación del concepto"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    3450
    Síguenos en

    EEUU amenaza a los ciudadanos latinoamericanos: ayudará a los "gobiernos legítimos" de América Latina a impedir que las protestas que tienen lugar en varios de sus países "se conviertan en sublevaciones". Así lo afirmó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un momento en que hay denuncias de violaciones de derechos humanos contra manifestantes.

    En otras palabras, lo que Pompeo viene a decir no es una novedad, y es que EEUU continuará interfiriendo en los asuntos internos de América Latina, algo que la historia recoge, y el presente reconoce. Como dice la frase, 'otro día en la oficina'. Lanzó este aviso a navegantes durante un discurso que ofreció en la Universidad de Louisville en el estado de Kentucky.

    Pompeo realiza estas afirmaciones en un contexto de protestas y levantamientos populares contra las políticas económicas neoliberales en Colombia y Chile, a lo que hay añadir las ocurridas en Ecuador en octubre pasado. Otro denominador común de estas naciones es que sus gobiernos son aliados de EEUU. Tampoco hay que perder de vista el golpe de Estado consumado en Bolivia, a cuya autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, EEUU apoya.

    EEUU, ¿un ejemplo de democracia?

    En la ponencia del jefe de la diplomacia estadounidense, se destacaron otras dos afirmaciones. De una, como es costumbre, no presentó pruebas: afirmó que EEUU representa el "mayor ejemplo de democracia en la historia del mundo".

    Algo que para el presidente de la Consultora Ekai Center Adrián Zelaia "es muy cuestionable, no sólo que EEUU sea el mayor ejemplo de la democracia, sino que realmente sea una democracia, si tenemos en cuenta que 'democracia' es 'gobierno del pueblo'".

    En este sentido, el analista incide en que EEUU no nació como una democracia. Abunda en que los Padres Fundadores de EEUU hacían referencia expresa al concepto de 'república', pero que rechazaban expresamente el concepto de 'democracia', afirmando que daban por supuesto que la forma de Gobierno que se iba a poner en marcha, era una clase de Gobierno que iba a representar a las clases pudientes y no a la totalidad de la población, "lo cual sería según ellos, algo absolutamente caótico. Es decir, desde el primer momento EEUU estaba planteado, no como una democracia, sino como una república oligárquica".

    Zelaia subraya que "no sólo en su origen, sino todo a lo largo de la historia de EEUU, los líderes políticos han sido siempre millonarios, multimillonarios, que contaban con sus propias fortunas para financiarse las campañas electorales, o bien dependían de grandes empresas o de multimillonarios que les financiaran esas campañas".

    El experto señala que "eso sucedía en EEUU, y sigue sucediendo en estos momentos: las grandes empresas y los grandes fondos de inversión son los que controlan las campañas políticas, las campañas electorales, controlan los partidos políticos, y controlan perfectamente de forma individual a cada uno de los representantes de la clase política, teniendo en cuenta además la debilidad de los partidos políticos en EEUU".

    "Por lo tanto, decir que EEUU es una democracia, es una falsificación del concepto de democracia", concluye Adrián Zelaia.

    Sin vergüenza

    En cambio, con la otra afirmación, Pompeo sorprendió por su gran sinceridad. Una sinceridad que está barnizada y blindada por la impunidad. Afirmó que la política de EEUU en Latinoamérica "no puede tolerar" los regímenes que considera insatisfactorios en la región. Cuando habla de regímenes, tal vez podría interpretarse como gobiernos que no están alineados con Washington desde una posición de sumisión.

    No sólo sorprende porque declara una verdad contrastada, sino también porque no sorprende. Y es que lo pronuncia con la fluidez que tienen algunas cosas que después de tanto reiterarse se convierten en habituales, lo que desplaza definitivamente la capacidad de sorpresa de quienes la presencian, a menos que se analicen a conciencia.

    "Puede haber distintas razones estratégicas que les haya llevado a pensar que el 'America First' de la campaña presidencial de Donald Trump, probablemente tiene dificultades para ser viable si no controlan los suministros de materias primas fundamentalmente de Latinoamérica", concluye Adrián Zelaia.
    Etiquetas:
    Jeanine Áñez, Evo Morales, Bolivia, golpe de estado, crisis, América Latina, Donald Trump, Mike Pompeo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik