18:22 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Qué pasa

    España, donde unos se divierten y otros pagan la cuenta

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1112
    Síguenos en

    En España al rescate bancario lo pagan los ciudadanos de a pie, pese a las afirmaciones del presidente y el ministro de economía de turno que en 2012 una y otra vez juraron en vano que sería la propia banca la encargada de asumir el propio desastre financiero que había orquestado con el advenimiento de la crisis de 2008.

    Una minuta con un montante obsceno

    Sin anestesia, el Banco de España informó que la suma de las ayudas públicas a la banca en concepto del rescate asciende a 65.725 millones de euros, y adjuntó el dato de que esa suma se debe a que por los vaivenes del mercado este año la suma creció en 1.376 millones

    De ese total, 54.353 millones provienen de fondos públicos, o lo que es lo mismo, el 82,7%. El pronóstico más optimista es que con mucha suerte y viento a favor puedan recuperarse 14.000 millones de euros. Hasta el momento y después de varios años, sólo se han recuperado 4.477 millones. Y ya se sabe que hay bancos que nunca devolverán ni un céntimo.

    El presidente de la Consultora Ekai Center, Adrián Zelaia, afirma que esta suma que se menciona es sólo parte de la historia, y en primer lugar sobre la cuantía. "En realidad el rescate a la banca española ha sido muy superior. Porque además de ese concepto, que era el que afectaba los presupuestos públicos, ha habido ayudas mucho más importantes. En primer lugar, la reducción por normativa de los tipos de interés de los depósitos bancarios".

    Zelaia se remonta a un episodio ocurrido con el presidente Rajoy durante su mandato. "Los presidentes de los grandes bancos se desplazan a La Moncloa, tienen una reunión con el presidente del Gobierno, diciéndole que teniendo en cuenta la situación del sector bancario, que no tiene sentido que los bancos se estén 'pegando' por quién paga más intereses a los depositantes, y que sería bueno que eso estuviese regulado".

    "A partir de ese momento se empiezan a poner límites máximos a los tipos de interés con la finalidad estricta de que los bancos ganen más dinero. Esto venía a suponer unas transferencias al sector bancario de entre 30.000 y 50.000 millones de euros, según los cálculos anuales. La diferencia está en que no se computa en esta suma de rescate porque no son transferencias directas desde los presupuestos públicos, sino transferencias desde los ciudadanos impuestas por el Gobierno", abunda el economista.

    La hemeroteca

    Nadie resiste un archivo. Esta frase de la jerga periodística alude a declaraciones de alguna personalidad pública, tras las cuales si acudimos a revisar archivos o documentos, resultan ser contradictorias con lo que la misma persona había declarado tiempo atrás. En este caso, son los hechos los contradictorios con afirmaciones pasadas.

    En 2012 el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmaba que "Europa va poner a disposición de las entidades financieras que lo necesiten una línea financiera que las entidades financieras tendrán que devolver". Y en una sesión de control del Gobierno, su ministro de economía, Luis de Guindos, afirmaba: "El préstamo será en condiciones muy ventajosas. No se va a generar ningún coste para la sociedad, sino todo lo contrario".

    La realidad indica que nada de eso fue verdad: los ciudadanos españoles tendrán que cargar sobre sus hombros los desmanes de las entidades financieras. Es decir, unos se divierten y otros pagan la fiesta, de la que no participan. Así y todo, no ha faltado quien se lo tome con humor.

    Rescate-pensiones: ¿los números cuadran?

    Inmediatamente los ciudadanos comenzaron a sacar sus propias cuentas. Y es que en 2011, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido popularmente como 'la hucha de las pensiones', llegó a acumular 66.815 millones de euros. Y esa hucha ahora está prácticamente vacía luego de que el Gobierno de Rajoy echara mano a ella para tapar agujeros, entre otras cosas, para la Seguridad Social.

    Los españoles se quejan porque la sanidad y la educación, según entienden, se han deteriorado notoria y aceleradamente durante los últimos años. Asimismo entienden que la suma de dinero que tuvo una vez la hucha de pensiones, prácticamente equivale a la suma de dinero que los bancos no devolverán al Estado, es decir, los ciudadanos. Y se han expresado en las redes sociales.

    En este sentido, Zelaia afirma que hay un problema que es fundamental. "Aunque en España, probablemente por el dominio del sector financiero que está extraordinariamente interesado en generar miedo alrededor del futuro del sistema de pensiones, en España este tema se trata con un dramatismo exagerado de cara el futuro".

    "Sí es importante que los ciudadanos sean conscientes de algo que no se les dice, y es que el sistema de pensiones futuro no tiene por qué depender de los ingresos directo de las cuotas de la Seguridad Social. Al final, las pensiones futuras se pueden pagar con esos fondos, o con otros fondos existentes", concluye Adrián Zelaia.
    Etiquetas:
    Banco de España, rescate financiero, bancos, economía, Mariano Rajoy, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik