Widgets Magazine
09:35 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Qué pasa

    Mazazo definitivo de Rusia a Occidente en Siria

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1150
    Síguenos en

    La estabilidad comineza a apoderarse de Siria. El acuerdo sellado por los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan facilitó el despliegue de la Policía militar rusa y del Ejército sirio en la frontera turco-siria desde este 23 de octubre, lo que facilita la movilización de fuerzas kurdas a 30 kilómetros de la frontera.

    El acuerdo

    El acuerdo contempla que el repliegue de las milicias kurdas a 30 kilómetros de la frontera —dentro de territorio sirio— debe completarse dentro de las 150 horas posteriores al mediodía del 23 de octubre. Al respecto, el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, hizo un matiz: afirmó que la operación turca en Siria está suspendida pero no concluida y puede reanudarse en caso necesario.

    "Después de este acuerdo de Sochi estamos todos 'respirando'", afirma el presidente de la Consultora Ekai Center, Adrián Zelaia.

    Su argumento es que "se está dejando ver con claridad que está enfocando las líneas de solución a este difícil contexto desde una perspectiva que puede encajar suficientemente las piezas de los distintos intereses en juego como para dejar un futuro de la zona suficientemente estable".

    El vicecanciller ruso, Serguéi Vershinin, calificó al acuerdo como "la solución al problema". Pero, ¿a qué se refería con esa frase?

    ¿Manotazo de ahogado?

    Un día antes, y tal vez ante el 'temor' de un inminente acuerdo entre Rusia y Turquía que podría resultar lapidario para los intereses de varios actores de Occidente, la ministra de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer, declaró que este 24 de octubre propondría a la OTAN crear una zona de seguridad en la frontera sirio-turca controlada por fuerzas internacionales con la participación de Moscú y Ankara. La excusa: que la situación en Siria afecta los intereses de Europa en términos de seguridad.

    Una idea a la que EEUU se negó a ser cómplice: el sonoro cachetazo a las ambiciones alemanas las dio nada menos que la embajadora estadounidense ante la Alianza Atlántica, Kay Bailey Hutchison. El acuerdo entre Moscú y Ankara terminó de echarle tierra encima a estas ambiciones de uno de los países de la OTAN. En este sentido, hay que recordar que recientemente militares sirios descubrieron en Idlib armas procedentes de EEUU y de otros países miembros de la OTAN y que habían pertenecido a los extremistas.

    Vershinin argumentó por qué no hace falta crear una zona de seguridad controlada por fuerzas internacionales: "Se ha suspendido la actividad militar de Turquía en este territorio, se han evitado diversos enfrentamientos militares y se han puesto los cimientos para resolver todas las cuestiones a través del diálogo; no creo que se necesiten medidas adicionales algunas".

    Zelaia hace énfasis en que desde la propia Alemania la propuesta de Kramp-Karrenbauer fue rechazada. "Hemos tenido incluso una reacción del propio ministro de Asuntos Exteriores alemán [Heiko Maas] que le ha llevado la contraria a lo que había dicho la ministra de defensa diciendo que es una propuesta fuera de lugar, mal gestionada, incluso no consensuada dentro de la misma Alemania".

    Al respecto, el analista subraya que desde Berlín "han transmitido finalmente una imagen desastrosa de la gestión política alemana y en general del papel de Occidente en estos momentos".

    "La rapidez con la que se ha movido la diplomacia rusa en conjunción con la turca […] es un síntoma claro de hasta qué punto Occidente se está quedando descolocado", sentencia Adrián Zelaia.
    Etiquetas:
    acuerdo, conflicto militar, EEUU, FFAA, OTAN, Serguéi Vershinin, Vladímir Putin, Recep Tayyip Erdogan, Alemania, Rusia, Turquía, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik