Widgets Magazine
01:48 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Qué pasa

    Putin acorrala a EEUU y a Al Qaeda

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    51133
    Síguenos en

    Los presidentes de Turquía, Rusia e Irán se reunieron en Ankara en lo que fue la quinta cumbre de los líderes del formato de Astaná para encontrar una solución a la crisis siria. La integridad territorial, la presencia de tropas de EEUU y de otros países no autorizados a estar en Siria, fueron algunos de los temas debatidos.

    Ankara fue el escenario donde los presidentes, Recep Tayyip Erdogan, Vladímir Putin y Hasán Rohaní, se reunieron por quinta vez para continuar tratando soluciones sobre el conflicto en Siria.

    Paz e integridad territorial sin fuerzas intrusas

    Partiendo de la base de buscar una solución pacífica al conflicto, Rohaní subrayó que "mantener la integridad territorial de Siria, el respeto a la soberanía e independencia nacional y la no injerencia en los asuntos internos de este país" es un principio en el que los participantes del formato están de acuerdo.

    En este sentido, Putin incidió en la importancia de que unas promesas realizadas por su homólogo estadounidense respecto a la presencia de tropas norteamericanas en suelo sirio, se lleve a cabo.

    "En cuanto a la presencia del Ejercito de EEUU en el territorio sirio, es ilegal, todo el mundo lo sabe bien; suponemos que la decisión tomada por el presidente Trump de retirar a los militares estadounidenses de Siria será implementada por completo", manifestó el jefe de Estado ruso en rueda de prensa.

    El Dr. en Historia y Dr. en Derecho José Luis Orella remarca en este sentido que las tropas extranjeras deben contar con la autorización del Gobierno soberano de Damasco para estar presente en suelo sirio.

    "Desde luego, si hay tropas que no tienen ningún tipo de permiso o que hayan sido pedidas por el Gobierno de Damasco, ya hay un fuerte interrogante de cuáles son los motivos por los cuales tienen que estar allí", expresa.

    El también profesor de la Universidad CEU San Pablo cree que para la actual situación política internacional, "lo mejor es la preservación de las fronteras de Siria para evitar el estallido de un polvorín de las diferentes comunidades, y que haya una balcanización de Oriente Próximo, que no sabemos cómo podría terminar".

    Según Orella, "garantizar las fronteras de Siria puede enfriar muchos de los problemas y de injerencias".

    El profesor señala que hay que tener en cuenta las circunstancias de los países que integran este formato de Astaná. "Por un lado, Turquía es una de las potencias regionales que más influencia tiene sobre todo en los grupos suníes, y por otra parte la República Islámica de Irán, que a su vez tiene una gran influencia en los grupos chiíes y los ismailíes que han ido a combatir favorablemente al lado del Gobierno de Damasco".

    "Tenemos dos potencias regionales, que si se ponen de acuerdo, ayudarían muchísimo a relajar la tensión entre los diferentes grupos confesionales que están luchando actualmente en Siria. Y desde luego Rusia, que como aliado estratégico y destacado de Siria, ha puesto uno de los elementos determinantes en la supervivencia del Gobierno actual sirio", indica el analista.

    Idlib

    Putin afirmó que la zona de distensión de Idlib está bajo el control de grupos leales a la organización terrorista Al Qaeda. "Por supuesto, no podemos tolerar eso, así que acordamos con el señor [presidente turco, Recep Tayyip] Erdogan y el señor [líder iraní, Hasán] Rohaní, a continuar colaborando con el fin de aliviar la tensión en Idlib", añadió.

    A su turno, Erdogan, quien apoya a algunas de las fuerzas rebeldes al Gobierno sirio, resaltó que la situación en Idlib fue uno de los temas principales de esta cumbre. Su propuesta de establecer una zona de seguridad en el noreste de Siria a lo largo de la frontera con Turquía genera división entre las partes.

    Al respecto, Orella remarca que los grupos armados de la zona son difíciles de detectar porque muchas veces cambian su 'fisonomía'. "Grupos que se han visualizado formando parte de la red de Al Qaeda y que pertenecen y han acatado su vasallaje, luego para obtener suministros pueden cambiarse de nombre, adquirir como un perfil moderado exclusivamente para la imagen, y recibir ayuda a través de los turcos. Y ellos pueden decir 'este es un grupo perfectamente moderado', cuando en realidad muchas veces son radicales", observa el experto.

    "Se puede decir que hay mucho ‘travestismo’ político entre los grupos guerrilleros que en ese aspecto muchas veces es difícil de seguir", señala el profesor.

    "Pero desde luego sí que estamos en una situación en la cual una zona que afecta a tres millones de personas y que está en manos de [una] multitud de grupos armados, sean de línea islámica, o sea incluso de línea delincuencial que utilizan el yihadismo sencillamente como bandera para obtener medios, no puedes permitir que subsista", sentencia José Luis Orella. 

    Etiquetas:
    Recep Tayyip Erdogan, Al Qaeda, Vladímir Putin, Turquía, Consultas de Astaná, Idlib, Rusia, Irán, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik