Widgets Magazine
08:02 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Qué pasa

    Italia se sacude

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 60
    Síguenos en

    El pasado 8 de agosto el ministro del interior de Italia, Matteo Salvini, dio un paso al frente: presentó una moción de censura contra el primer ministro, Giuseppe Conte, lo que acabó con la coalición de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas [M5S]. A la vista, los últimos sondeos que le otorgan una clara victoria si se celebraran elecciones.

    Una coalición contestada y una vía inesperada

    La alianza entre La Liga de Matteo Salvini, y el M5S de Luiggi di Maio, nunca fue algo que haya sido visto muy claro desde su concepción. Y con el paso del tiempo, pasó lo que entienden los analistas que tenía que pasar: un desgaste natural que les llevó a un final de trayecto cuando apenas comenzaba agosto.

    Eduardo Luis Moggia, sociólogo y profesor de la Universidad de Buenos Aires, opina que "Matteo Salvini se convirtió realmente en un líder bastante carismático dentro de Italia".

    "Empezaron por el norte y [La Liga] ya se trasformó en un movimiento nacional, y [Salvini] vio que saliendo del Gobierno tiene un porcentaje de más del 32% para ser ungido como primer ministro de Italia. Al romper el pacto con [el Movimiento] 5 Estrellas de Luigi di Maio se produce el ascenso de la crisis del Gobierno italiano y la deseo de Salvini de adelantar las elecciones porque los números le dan para ganar", señala el experto.

    Llegados a este punto, se ha abierto otra vía inesperada y tiene como figurita repetida a uno de los protagonistas de la excoalición: el M5S, cuya importancia radica en que se trata del partido con más cantidad de asientos en el actual Parlamento, y por otro lado, el Partido Democrático [PD], que es la principal facción de la oposición.

    El hecho de que estas dos fuerzas hayan tenido durante todo este tiempo posiciones encontradas, vuelve a presentar el escenario de una nueva vía es inesperada. Eso sí, su mayoría les permitiría formar un nuevo Gobierno, lo que a su vez les posibilitaría dos cosas: agotar la legislatura, y frenar, de momento, a Matteo Salvini y La Liga.

    Moggia afirma que se trata de "un frente transversal […] para frenar un poco el avance de La Liga de Salvini sobre el Gobierno italiano".

    ¿Quién perdió el tren?

    Lo que se ha vendido en parte es que el culpable del descarrilamiento de la coalición La Liga-M5S es un tren de alta velocidad que debería unir Turín con Lyon. Mientras La Liga es una de las abanderadas del proyecto, el M5S reivindica que la derrama de dinero que insumiría la obra debería ser canalizado hacia las regiones más empobrecidas situadas en el sur del país.

    "Más allá de lo puntual de este caso, Salvini ha demostrado que tiene ambiciones de llegar al poder", observa el analista, al incidir que "los dos movimientos, tanto La Liga, como el M5S, son outsiders de la política: rompen el modelo que uno conoce de los partidos tradicionales".

    "Si no se logra formar un frente opositor, yo creo que Salvini tiene posibilidades de llegar [al poder]", concluye Eduardo Luis Moggia.

    Etiquetas:
    coalición, crisis, gobierno, la Liga, Movimiento 5 Estrellas (M5S), Matteo Salvini, Italia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik