En directo

    Boris Johnson, ¿un hombre de Trump como premier del Reino Unido?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    1100
    Síguenos en

    Boris Johnson es el nuevo primer ministro del Reino Unido, y con esto el presidente de EEUU, Donald Trump, ve cumplido uno de sus grandes sueños. Y es que previo a su reciente visita a las islas británicas, el inquilino de la Casa Blanca ponderó las bondades que acarrearía para Londres el liderazgo de Johnson en el número 10 de Downing Street.

    Boris Jonhson celebró su victoria con un dardo envenenado hacia su adversario que acababa de vencer: "Gracias, gracias, dejadme agradecer primero a mi contrincante… y sus excelentes ideas", lanzó Johnson con una incombustible flema inglesa en su discurso de aceptación del cargo.

    Y su adversario, el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, se la devolvió también con humor. "Felicidades Boris Johnson por una campaña bien luchada. ¡Usted será un excelente primer ministro para nuestro país en este momento crítico! A lo largo de la campaña usted mostró optimismo, energía y confianza ilimitada en nuestro maravilloso país y lo necesitamos. Todos los mejores deseos del empresario", tuiteó.

    ​"Johnson es un tipo que es socarrón, irónico… Por una parte está ese tipo de ironía, pero por otra parte yo creo que aunque todos sabíamos que Boris Johnson iba a ganar, los resultados no han sido tan demoledores como se esperaba. Más o menos dos terceras partes por una tercera parte [de votos]", explica el analista internacional Carlos Martínez.

    En este sentido, el experto enfatiza que Johnson debe tratar de cuidar esa parte importante del electorado conservador porque en las próximas elecciones, con esa pérdida de votos proporcional no podría repetir el Gobierno.

    Pero fue un neoyorquino como Boris Johnson el primero en felicitarle por su victoria. "Felicitaciones a Boris Johnson por convertirse en el nuevo Primer Ministro del Reino Unido. ¡Será genial!", tuiteó Donald Trump.

    ​Johnson y Trump "tienen un perfil claramente conservador, prepotente, hombre blanco anglosajón", incide el experto.

    "Sí que es verdad que Donald Trump tiene un perfil más de empresario, más mediático, mientras que el líder del Reino Unido es un perfil más político. […] Pero sí tienen un modo muy parecido de ver la política y también son de un perfil paradójicamente de supremacismo blanco. Es muy divertido que estos dos personajes sean los líderes de aquellos que defienden la superioridad desde la cultura o economía occidental sobre el resto de pueblos del mundo, porque en el fondo todos sabemos, sobre todo en el caso de Donald Trump, que será rico, será el presidente de EEUU, pero muy culto no es".

    En plena algarada, Johnson fue desafiante con propios y extraños. "Ejecutaremos el Brexit, uniremos al país y derrotaremos a Jeremy Corbyn", explotó pletórico contra el líder del Partido Laborista.

    "Reino Unido va más allá de lo que son los laboristas y los conservadores. Ninguno de los dos líderes que implementara sus políticas uniría al país", sentencia el analista.

    Martínez afirma que Boris Johnson tiene una tarea muy complicada como primer ministro "porque el país no sólo está dividido ideológicamente respecto a esta salida de la UE, sino que todos sabemos que los intereses económicos del Reino Unido están siendo comprometidos en el caso de que hubiera una salida dura o una salida sin acuerdo arancelario".

    Tras las constantes amenazas del nuevo premier británico de ejercer un Brexit duro, al tiempo de pretender seguir teniendo injerencia en la política exterior de la Unión Europea, la incógnita que se plantea es saber cómo será en adelante el vínculo entre Londres y Bruselas, y si de alguna forma continuará arrastrándola a distintos conflictos como ha estado haciendo hasta el momento.

    En este sentido, el analista cree que finalmente habrá un Brexit duro, porque la actual situación entre la UE y Reino Unido es insostenible.

    El analista observa que "la UE no puede depender de las políticas norteamericanas en materia de seguridad y energía".

    "No se puede continuar obedeciendo a EEUU porque al final dos productores muy importantes de energía que necesita Europa, como son Irán o Rusia, no pueden estar sancionados por la UE. Primero porque son sanciones ilegales, y segundo porque perjudica a la propia economía de autonomía de la UE que no puede depender unilateralmente de los productos estadounidenses caros, lejanos y de peor calidad", concluye Carlos Martínez.

    Etiquetas:
    EEUU, Reino Unido, Boris Johnson
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik