Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    Merkel da un golpe de autoridad en Europa

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    385

    Europa ya tiene sus cuatro ases. Sin vacilar, la canciller alemana, Angela Merkel, logró colocar al frente de la Comisión Europea —a falta de la ratificación— a alguien de su riñón. Pese a haber nacido en Bélgica, la ministra alemana de Defensa, Ursula Von der Leyen, es una outsider de Bruselas: de momento no ocupó ningún cargo a nivel europeo.

    La repartija de los 'top jobs' europeos se hizo con nocturnidad y por debajo de la mesa, según se desprende del malestar que despertó a varios niveles. Más aún, considerando que estaba en el ojo de la tormenta el método eleccionario de quienes estarán al frente de la Comisión, el Concejo, el Parlamento y el Banco Central Europeo, con el sistema de los spitzenkandidat defenestrado por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

    Los cuatro ases europeos —sacados de la manga— a partir de ahora, a falta de su ratificación, son: la alemana Ursula Von der Leyen para presidenta de la Comisión Europea, la francesa Christine Lagarde para presidenta del Banco Central Europeo, el italiano David María Sassoli para presidente de la Eurocámara, y el español Josep Borrell para alto representante de Asuntos Exteriores.

    Lo que 'canta' en el caso de Ursula Von der Leyen que ostentaría el puesto comunitario más importante, es que todos los cargos que ha ocupado hasta el momento han sido a nivel doméstico, pero ninguno a nivel europeo. Desde la asunción de Merkel en 2005, su recorrido a nivel ministerial es rico: Asuntos Familiares, Ancianos, Mujeres y Juventud entre 2005 y 2009, Trabajo y Asuntos Sociales de 2009 a 2013, y desde diciembre de ese año es la titular de Defensa.

    En su haber está el impulso a la introducción de cuotas para mujeres en posiciones de alto nivel en empresas, su envión a la creación de un permiso de paternidad, medidas para facilitar el acceso a guarderías a parejas jóvenes con hijos, y su voto a favor del matrimonio homosexual, vigente en Alemania desde 2017, una decisión alejada de la posición de Merkel en este sentido.

    Pero su abolengo contrarresta su hándicap político a nivel europeo, y es el motivo por el que nació en Bélgica en 1958. Y es que su padre fue Ernst Albrecht, destacado miembro de la Unión Democrática Alemana [CDU], quien ostentó el cargo de jefe de gabinete de la Comunidad Económica Europea en 1958, y como director general de la Comisión Europea, en 1969. Luego fue presidente de Baja Sajonia entre 1976 y 1990. La 'fama' le precede a Von der Leyen.

    Además: Tusk: "Europa no solo está hablando de mujeres, sino que las está eligiendo"

    Respecto a este reparto de cargos, el Dr. en Geopolítica por la Universidad de Pisa, Rolando Dromundo, reconoce que hay mucho que decir. "La cosa más importante, más allá de la cuota de géneros, es el hecho de que Merkel se salió con la suya porque puso a su candidata. Ella se opuso fuertemente la vez pasada a que [Jean-Claude] Juncker fuera el candidato a la Comisión [en 2014] y no pudo oponerse, y en este sentido ella [ahora] puso a una aliada. Entonces realmente ella fue la que se mostró, como ha sido en los últimos años, como la persona fuerte en Europa y sale con una candidata que es sumamente fiel, que ha estado en varios Gobiernos con ella, y que seguirá una línea europeísta desde un punto de vista conservador".

    Pero no sólo Merkel se llevó el gato al agua: también lo hizo el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron. Logró ubicar a la actual directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, como presidenta del Banco Central Europeo.

    Dromundo es contundente respecto a esta cuestión. "A diferencia del primer caso [Ursula Von der Leyen], esta no fue una decisión acertada. Porque hay que cambiar la visión que tiene la gente de la banca central europea y sobre todo las políticas de austeridad en la eurozona han tenido un terrible impacto sobre la población en muchos países de Europa. Y justamente ella [Lagarde] no es más que un abogado de las mismas políticas neoliberales que han venido dañando el nivel de vida de una parte importante de la población".

    Mientras, para el cargo de alto representante de Asuntos Exteriores europeos el designado fue el actual ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, cuyo nombre ha rebotado en muchos medios últimamente desde que calificó a Rusia como un 'viejo enemigo', y la desazón en el Gobierno ruso.

    "La discusión en este sentido es muy compleja. Es entre los que quieren crear una política exterior europea que hasta ahora no ha existido, que siempre ha sido la política de los Estados miembro intentándose proyectar a través de la UE, y los que no se atreven a dar el rompimiento con la alianza que tienen con EEUU. En este momento EEUU tiene una política de confrontación con Rusia por muchos motivos, y justamente Borrell representa a uno que le va a dar preferencia al 'atlantismo' por encima del 'europeísmo'. […] Esto a veces sacrifica la posibilidad de consolidar una política exterior europea que ha sido muy difícil de desarrollar", subraya el analista.

    Te puede interesar: Tusk confía en que Borrell sea un defensor "firme" de los intereses europeos en el mundo

    En tanto, la partida que se jugó para la elección del nuevo presidente del Parlamento Europeo, y su resultado consecuente, fue muy particular. Sustituir a un periodista italiano, por otro periodista italiano. Como el principio del gatopardismo: cambiar para que nada cambie. Así, el socialista David Sassoli toma el testigo de Antonio Tajani.

    Para Dromundo, las conclusiones que se pueden sacar respecto al reparto de cargos son muy claras y concretas.

    "Al final todo refleja, si vemos el reparto de los cargos importantes [que se realizaron] entre los grandes países que políticamente tienen más peso —España, Francia, Alemania, e Italia— [la voluntad] por dejar a un lado a los países donde gobierna la ultraderecha. Es interesante este caso [de Sassoli], considerando que el partido del nuevo presidente de la Eurocámara no está en el Gobierno en Italia. Entonces es justamente es una señal importante, como decir, nosotros estamos de parte de un partido socialdemocrático y no del partido de Matteo Salvini", concluye el Dr. Rolando Dromundo.

    Etiquetas:
    Christine Lagarde, Josep Borrell, Ursula von der Leyen, cargos, Comisión Europea, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik