Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    Arremetida de EEUU contra Irán: "Parece un vodevil a través de Twitter"

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 120

    Los destructores USS McFaul y el USS Gonzalez son los más recientes apéndices del barullo que EEUU está montando en el Golfo Pérsico y enfatizan la escalada de la crisis entre Washington y Teherán. Un movimiento de piezas confirmado por funcionarios del Pentágono, luego de que las naves atravesaran el estrecho de Ormuz.

    Algunos detalles técnicos dejan saber que cada uno de estos buques de guerra clase Arleigh Burke son capaces de transportar hasta 56 misiles de crucero Tomahawk con un alcance de 1600 kilómetros, así como misiles antibalísticos y antisubmarinos.

    "La situación se está agravando por momentos, la elección de Mike Pompeo como hombre fuerte de la política internacional norteamericana ha elevado un grado la presión de EEUU sobre Irán. La Administración Trump pensaba que Irán iba a doblegarse por las sanciones económicas tan fuertes que se han establecido por su programa de energía nuclear", expresa Sergio Fernández Riquelme, Dr. en Política Social y Sociología de la Universidad de Murcia.

    El experto incide en que, no obstante, "Irán no se ha doblegado, ha seguido defendiendo sus intereses y además se ha ido expandiendo progresivamente a nivel diplomático y militar por toda la zona de influencia que durante muchos años había sido coto cerrado de EEUU".

    Tema relacionado: Tres variantes de una guerra de EEUU contra Irán

    Estos movimientos no sólo inquietan a gran parte del mundo, también en la tierra del Tío Sam hay altos cargos que se revuelven contra la postura que airea y ejecuta la Administración Trump.

    Los diputados demócratas Adam Schiff, Eliot Engel y Adam Smith, presidentes de los Comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Servicios Armados de la Cámara de Representantes, desnudaron su resquemor por el abuso del Ejecutivo de la clasificación y politización de la inteligencia con respecto a Irán en el informe de 2019 sobre la adhesión y el cumplimiento de los acuerdos y compromisos en materia de control de armas, no proliferación y desarme.

    Los tres legisladores remitieron una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo, en la que criticaron al Gobierno por "enfocarse de manera desproporcionada en Irán, excluyendo a otros países con serios problemas de proliferación" en su informe de 2019 emitido el 15 de abril.

    Más información: Irán no pretende negociar con EEUU tras retirada de Washington del pacto nuclear

    Pero para subrayar el desaguisado, el propio Trump se amotinó. Dejó saber que no le gusta el tinglado que están armando a sus expensas los principales halcones que sobrevuelan en la Casa Blanca: Mike Pompeo, y el asesor en Seguridad Nacional, John Bolton. Lo hizo en la sala de Crisis –Situation Room– de la Casa Blanca, según el New York Times que cita a una fuente familiarizada con el asunto. Su interlocutor fue su secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan. Y su mensaje fue claro: "No quiero ir a una guerra con Irán", habría dicho Trump.

    En este sentido, el analista cree que los arrebatos belicistas del mandatario norteamericano son una simple estrategia electoral.

    "Donald Trump ganó las elecciones de esta manera: provocando, generando el caos, y ahora utiliza a Irán y otros países de nuevo para elevar el nacionalismo patrio, para intentar mostrarse como un hombre fuerte más allá de un simple empresario de vida polémica. Intenta parecer un gran líder, cuando por su formación y por su talento, no lo es, e intenta agitar avisperos que parecía que estaban solucionados".

    "Antes, en la época neocon de [el expresidente, George W.] Bush y [su vice, Dick] Cheney, las amenazas se convertían en invasiones militares de infausto recuerdo. Ahora todo parece más un vodevil a través de Twitter, de Facebook, donde parece que se van a producir cosas y luego no se producen, se realizan amenazas y luego no se cumplen, se proyectan medidas y salen cosas totalmente diferentes. Es un tiempo muy raro de propaganda mediática donde no sabemos si es verdad o es mentira donde los políticos, tanto Trump como está pasando también en Europa, dicen la verdad, dicen mentiras, o simplemente no saben lo que decir", concluye el Dr. Sergio Fernández Riquelme.

    Etiquetas:
    pacto nuclear, buques, Donald Trump, Mike Pompeo, Irán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik