Widgets Magazine
06:08 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Qué pasa

    Eurotúnel: ¿bodas de plata en pleno divorcio?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 60
    Síguenos en

    Bodas de plata. Es la unión que celebraron este 6 de mayo Reino Unido y Francia –extensiva a la Europa continental en su totalidad– a través del Eurotúnel. Inaugurado en el año 1994, más allá de una mayor aproximación física a nivel territorial, su objetivo de fondo era, y es, agilizar y elevar a otro estadio el comercio y las economías.

    Lo que unió Dios, no lo separe el hombre. Mateo 19:6. Un versículo bíblico que adaptado a estas circunstancias podría 'sonar' así: 'Lo que el Eurotúnel unió, no lo separe el Brexit'. Y es que este número redondo de celebración toma al Reino Unido en un forcejeo interno que se extrapola a una guerra fratricida de crecimiento exponencial con el resto del bloque europeo por haber decidido democráticamente su pueblo, a instancias de algunos políticos, abandonar la Unión.

    Los números hablan por sí solos. Llevándolo a cifras redondeadas, en estos 25 años han transitado a través de él 430 millones de pasajeros, 86 millones de vehículos, y 410 millones de toneladas de mercancías, que representan el 26% de los intercambios comerciales el reino y Europa continental.

    ​Sin certezas de lo por venir, el desasosiego se está apoderando de todos a ambos lados del canal de la Mancha, y más allá. Sin un penique de dinero de los contribuyentes para su construcción, como dijo en su momento Margaret Thatcher, estas instalaciones fueron inauguradas por la reina Isabel de Inglaterra y François Mitterrand, a la sazón presidente de Francia, luego de 8 años, tiempo que insumió llevar el proyecto desde el papel hasta su plano más tangible.

    El Dr. en Geopolítica Rolando Dromundo incide en que se pueden discriminar dos momentos distintos en la historia de este túnel: el de su inauguración, y el actual. No obstante matiza que la finalidad de la instalación se conserva. 

    "En aquel momento era la Europa del Tratado de Maastricht, una Europa en la que había un gran optimismo en torno a la integración europea, había mucho entusiasmo. No se pensaba que hubiera otro camino que no fuera el de ir más sobre una mayor integración a todos los niveles. En estos momentos se está tratando de salvaguardar lo que queda de la UE porque todavía nadie tiene claro qué es lo que va a pasar con el Brexit. Por eso son dos momentos históricos muy diferentes de la UE", observa el experto.

    25 años más tarde, quienes llevan las riendas del Eurotúnel no temen por el futuro de las instalaciones y las consecuencias que devengarían del Brexit, aunque la incertidumbre esté instalada desde las autoridades, de más alto rango hacia abajo, en cascada. 

    En opinión de Dromundo, "el Eurotúnel seguirá funcionando, porque al final la política siempre tiene una parte de pragmatismo en cómo se dan las cosas. […] Habrá ajustes seguramente, vamos a ver cómo termina el acuerdo para la eventual salida de los británicos de la UE. […] Uno no debe caer en el alarmismo o pensar en grandes tragedias. La dinámica del capital seguirá reproduciéndose y los intereses económicos también son importantes y eso seguirá funcionando de una manera u otra, más allá del acuerdo político de las instituciones".

    Pero el desconcierto intestino que transmite Londres a sus ciudadanos respecto al Brexit se hizo carne en vísperas de la efeméride del túnel y dejó en carne viva a los grandes partidos políticos en las recientes elecciones locales en el Reino Unido: un descalabro monumental de los Conservadores, una caída importante de los Laboristas, y un ascenso sorprendente de otras fuerzas que responden a ideales europeístas. Es la minuta que le pasó la ciudadanía a quienes rigen sus destinos como país.

    Te puede interesar: El electorado ignora a los grandes partidos en los comicios locales en Inglaterra

    En este sentido, Dromundo subraya las muchas evidentes frustraciones de ambos lados del espectro político británico. Al separar las aguas, respecto a que una cosa son las elecciones locales, y otra muy distinta las nacionales, el analista explica que "en términos del Brexit, tanto quienes están a favor, como quienes están en contra, se sienten frustrados de que no ha habido ninguna claridad en el proceso y no se ve cómo va a terminar esto". 

    "Por supuesto que la gente está molesta y eso se puede reflejar de muchas maneras. Pero también los británicos tienen un sistema electoral que prácticamente asegura el bipartidismo. Con las leyes electorales vigentes en Gran Bretaña es muy difícil que se pueda cambiar el 'esquema bipartito' que tienen", concluye el Dr. Rolando Dromundo.

    Etiquetas:
    euroescepticismo, comercio, economía, Eurotúnel, Brexit, Europa, Reino Unido, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik