En directo
    Qué pasa

    España sin Presupuestos para 2019: No es no, Pedro Sánchez

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 101

    Aunque 'las tres derechas', tal como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, bautizó a la sumatoria de PP, Ciudadanos y Vox, votaron en contra de los Presupuestos del Estado, tanto el PSOE como Podemos responsabilizan sobre todo a los independentistas catalanes por lo que se vislumbra como el final abrupto e inevitable de esta legislatura.

    Tumbados. Así quedaron, tanto los Presupuestos del Estado de España para este 2019, como la legislatura del propio Pedro Sánchez, quien previo a la votación en el Congreso, aseguró que si los presupuestos no salían adelante, adelantaría las elecciones para el próximo mes de abril.

    El aviso a navegantes lo dio el Gobierno horas antes de la votación en el hemiciclo como una forma, según se filtró, de presionar a los independentistas [PDCat y ERC] para que votaran a favor y que Esquerra Republicana de Catalunya [ERC] retirara la totalidad de sus enmiendas. Así, se habían convertido en su última esperanza.

    Para entonces, las cartas ya estaban echadas: la semana anterior, y tras la mención de la posible existencia de 'un relator' en las negociaciones con los independentistas catalanes, el Gobierno se retiró de la mesa de negociaciones, donde autodeterminación se convirtió en una mala palabra que derivó en la convocatoria de una movilización en Madrid por parte de 'las tres derechas' en defensa de la unidad de España.

    Además: El juicio a los líderes independentistas desatará "una tormenta en Cataluña"

    En ese momento, a la Moncloa se le llenó la cocina de humo, intentó presionar a los independentistas [ya que con 'las tres derechas' el caso estaba visto para sentencia] para que votaran a favor de los Presupuestos, y estos lo condicionaron a una vuelta a las negociaciones al denunciar que había sido el Gobierno el que se había levantado de la mesa.

    En este contexto, el analista político Josep Alsina observa que se dan varios elementos.

    "Uno, que pone en evidencia que el separatismo catalán no quiere negociar. Ellos saben perfectamente que a pesar de que esos presupuestos eran enormemente generosos para Cataluña y que además algunos aspectos sociales estaban bien, no tienen el más mínimo interés de hacer ningún tipo de negociación y lo que hacen es poner sobre la mesa peticiones imposibles. Quieren demostrar que tienen la fuerza suficiente como para hacer caer al Gobierno".

    Alsina incide en que los independentistas "seguramente se encontrarán más cómodos en un Gobierno del PP que sea mucho más duro, como para que puedan relanzar su relato victimista que es donde se encuentran más cómodos".

    Sobre la situación actual de Pedro Sánchez, Alsina entiende que "no es tan mala". "Creo que él ahora puede utilizar como bandera en la campaña electoral que sus Presupuestos eran altamente sociales: otra cosa es que hubiera dinero para llevarlos a cabo. Y por otra parte, neutralizará un poco las acusaciones de que pactaba con los separatistas. Es evidente que no ha llegado a pactar con ellos. Ganas seguramente no le faltaban. Entonces puede llegar a las elecciones en una posición bastante cómoda".

    No te lo pierdas: Protestas por "una España unida" y contra Pedro Sánchez en Madrid

    Respecto a 'las tres derechas', Alsina opina que su coyuntura es bastante más complicada. "De alguna manera, por un lado, Vox les está marcando bastante la agenda, especialmente al PP. A mí me hace mucha gracia las promesas que hace el señor [Pablo] Casado [líder del PP] cuando 'hace cuatro días' estaban gobernando [Gobierno de Mariano Rajoy] y no hicieron nada de eso que dicen que van a hacer". 

    "Las promesas que pueda hacer Vox no sabemos si son ciertas o falsas, pero las del PP es evidente que lo son, porque después gobernar tantos años, no ha hecho nada de todo esto que ahora dicen que van a hacer. En cuanto a Ciudadanos, su situación también es un poco más compleja, porque cada vez más se les ve que están en la línea que marca [el candidato a la alcaldía de Barcelona y ex primer ministro de Francia, Manuel] Valls, que marca Macron, ese 'mundialismo'".

    Josep Alsina concluye que el eje izquierda-derecha en el que está instalado España es "propio del siglo XIX y cada vez tiene menos sentido".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    elecciones anticipadas, presupuesto, Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Pablo Casado, Pedro Sánchez, Cataluña, España