22:48 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Qué pasa

    Grillos en celo y otras 'armas' de Rusia: patéticas fake news de Occidente

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    170
    Síguenos en

    Comprobado y certificado: las noticias falsas son el instrumento de la rusofobia para promover, desde el famoso 'Russiagate', hasta la omnipresente 'injerencia rusa'. 'La mano del Kremlin', o 'La huella rusa', son algunos de los términos más populares utilizados por los medios de Occidente al momento de publicar noticias falsas sobre Rusia.

    El espectro es amplio y puede tender al infinito. Así es el abanico de noticias falsas que Occidente lanza de forma indiscriminada cual bomba de racimo, movido por una rusofobia cuyos hilos son manipulados desde la sombra y obedecen a lobbies, grandes intereses de todo calibre, sobre todo en lo económico, y abarca desde grillos 'recargados' –en celo–, hasta hackers, pasando por una Trump Tower en Moscú.

    En este sentido, días atrás un usuario de Twitter tuvo el gran detalle de compilar una lista de más de 40 historias increíbles sobre la 'Mano del Kremlin', consideradas como 'bombas' reveladoras al momento de ser lanzadas, pero que tuvieron un triste final: debieron ser retiradas o rectificadas por el mismo medio que las publicó, y en otros casos, desmentidas.

    Apareamiento de grillos como arma rusa supersónica en La Habana

    En una fecha paradigmática, un 11 de septiembre, pero en este caso de 2017, la cadena MSNBC aireó un análisis de su famoso comentarista de la CIA, Ken Dilanian, quien afirmó que Rusia estaba detrás de una serie de ataques contra el personal de la Embajada de EEUU en Cuba con un arma sónica o de microondas tan sofisticada e ingeniosa que los científicos del Pentágono y la CIA no tenían ni idea de cómo enfrentarlo o gestionarlo.

    No obstante, un estudio científico reciente indica que los misteriosos ruidos –que casi provocan un incidente diplomático entre ambos países debido a quejas por inexplicables problemas de salud de representantes de EEUU en La Habana– coinciden con los chirridos característicos de un grillo caribeño durante la temporada de apareamiento.

    "Sabido es que los rusos tienen un ingenio increíble y tal vez han descubierto una nueva arma que es el grillo copulador que se dedica a volver locos a los estadounidenses", ironiza al respecto el presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón.

    A renglón seguido, Moragón explica que "esto forma parte de la guerra de propaganda. No tenemos que perder nunca de vista de que en las actuales guerras híbridas se utilizan un montón de componentes, y uno fundamental, que no es nuevo, es la propaganda".

    ¿Trump Tower en Moscú?

    Días pasados, BuzzFeed lanzó otra de sus 'bombas' al apuntar que el presidente de EEUU, Donald Trump, instruyó directamente a su exabogado, Michael Cohen, para mentir al Congreso sobre sus planes para construir una Trump Tower en Moscú. 

    Más información: Mucho humo, poco fuego: el fiscal especial Mueller tacha de "inexacto" el informe de BuzzFeed

    Pero nada más y nada menos que Robert Mueller, fiscal especial que investiga la presunta injerencia rusa en las presidenciales de 2016, aseguró que la descripción de Buzzfeed respecto al testimonio del Congreso de Michael Cohen "no fue precisa".

    En este sentido, Moragón observa que "al final estamos entrando en la guerra interna de EEUU entre Donald Trump y buena parte del establishment, del famoso 'Estado profundo' donde sobre todo en la parte [partido] Demócrata hay un revanchismo puesto que no se esperaban que Trump ganara las elecciones".

    'Hackers' rusos y la red eléctrica de Vermont

    En el ocaso de 2016, The Washington Post desató el pánico ante eventuales ciberataques rusos. Publicó un artículo bajo el título 'Hackers rusos penetraron la red eléctrica de EEUU a través de una entidad en Vermont, según altos cargos estadounidenses'. La 'noticia' fue desmentida de forma fulminante por otros medios y calificada como "falsa".

    Tema relacionado: "Todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa"

    En su sed de gloria por brindar pruebas de que Rusia estaba intentando atacar a EEUU, los 'periodistas' del rotativo ni siquiera intentaron contrastar la información con la empresa de servicios públicos, que les habría contestado que no hubo ningún 'hackeo' de la red eléctrica. Por lo cual, el editor del medio tuvo que publicar una nota reconociendo que la historia era falsa, y retirar el artículo.

    "En España decimos una frase que reza: 'Calumnia, que algo queda'. Tu sueltas una mentira que pone como malos y perversos a los rusos con sus ciberataques, que aunque luego tengan que desmentirla, algo queda. Ya a la imagen de malo la has dado", incide Fernando Moragón.

    Hay más casos sobre noticias falsas o fake news contra Rusia originadas en Occidente.

    WikiLeaks y los famosos emails de Hillary Clinton

    Previo a las presidenciales de EEUU en 2016, WikiLeaks publicó emails de John Podesta, a la sazón asesor de Hillary Clinton. Miembros de la campaña de Clinton y algunos medios adoptaron una estrategia de afirmar, sin pruebas, que los mensajes fueron manipulados o fabricados por Rusia, por lo que deberían ser ignorados.

    Ese bulo fue amplificado de forma más agresiva por la cadena MSNBC. Así, el analista de inteligencia de ese medio, Malcolm Nace, fundamentó la versión en una transcripción falsa de un discurso de Clinton que estaba circulando en Twitter.

    Sin embargo, ese documento no había sido publicado por WikiLeaks, sino por un troll pro Clinton. Y esa fue toda la base de la afirmación inspirada por MSNBC de que algunos de los documentos filtrados por WikiLeaks fueron fabricados.

    Además: El presunto espionaje ruso, comodín de muchos para uso interno

    Los reporteros de MSNBC que usaron la historia para cuestionar las filtraciones de WikiLeaks nunca corrigieron sus falsas afirmaciones. Pero fueron denunciadas por otros medios como The Intercept.

    La CNN, el asistente de Trump y un fondo ruso

    Un año más tarde, tres periodistas de la CNN –incluido el editor ejecutivo de una nueva rama 'investigativa' – debieron dimitir tras retractarse de una historia falsa que afirmaba que el Congreso estaba investigando un fondo de inversión ruso "con vínculos" con el equipo del presidente Trump.

    El 22 de junio del mismo año, la cadena informó que Anthony Scaramucci, asistente del presidente Trump, estaba involucrado en el Fondo de Inversión Directa de Rusia, bajo la investigación del Senado, algo que también era falso.

    Posteriormente, la CNN eliminó la historia y, tras llevar a cabo una investigación interna, admitió que "no se respetaron algunos procesos internos de edición" durante la publicación del artículo.

    The Guardian, la embajada de Ecuador, Assange y Manafort

    El 27 de noviembre de 2018, el diario británico The Guardian publicó un artículo que alegaba, otra vez sin pruebas, que el gerente de la campaña de Trump, Paul Manafort, había logrado entrar en la Embajada de Ecuador en Londres –uno de los edificios más vigilados del mundo– y visitar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en tres ocasiones.

    Más: Manafort: informes sobre posible reunión con Assange son "totalmente falsos"

    Una historia que no fue confirmada por ningún otro medio, algunos de los cuales expresaron sus serias dudas sobre su veracidad. Luke Harding, periodista de The Guardian y autor de la noticia, ya había sido acusado con anterioridad de 'fabricar' historias.Tampoco se hallaron vídeos, fotos, o registros de visitas para apoyar la versión. WikiLeaks recaudó más de 55.000 dólares en donaciones para demandar a The Guardian.

    Etiquetas:
    fake news, embajadas, elecciones, injerencia, Donald Trump, Cuba, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik