Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    2018 cerró un círculo dantesco y abrió un mundo multipolar

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 110

    El año 2018 constituyó el final de un período que empezó en septiembre de 2008 cuando el capitalismo podría haber colapsado. Sin embargo, fue el inicio de un período que es el que acaba ahora en el que solamente un país relevante, que es China, puso en marcha un programa de infraestructuras de inversiones públicas masivo.

    EEUU vs China

    Ese programa del gigante asiático generó una mejora de su productividad y tecnología, que es la que ahora preocupa tanto al presidente de EEUU, Donald Trump, "como si los norteamericanos no hubieran tenido la posibilidad de hacer lo mismo, es decir, de invertir masivamente para elevar masivamente la productividad de su país". Así lo explica el Dr. Armando Fernández Steinko, profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

    El analista señala que "lo que hizo EEUU fue gastar su dinero en financiar y rescatar a sus bancos, a su sistema financiero. Es decir, no hicieron inversiones productivas y eso ahora les pasa la cuenta [factura]". 


    La gran estafa de Occidente a sus sociedades

    Respecto a esa década a la que se refiere, Fernández Steinko incide en que "en Europa ni siquiera se hicieron las inversiones financieras que se hicieron en EEUU, y en el mundo occidental se difundió la idea de que la crisis era un problema de escasez, de que la austeridad era necesaria porque 'habíamos gastado por encima de nuestras posibilidades'". 

    No te lo pierdas: Caída del dólar: ¿el fin de los tiempos para EEUU?

    Algo que, según el analista, "es una cuestión ideológica, no tiene sustrato empírico real, y que permitió sin embargo aplicar políticas restrictivas de reducción de gasto público y el estancamiento de la creación de empleo. Eso ha generado en Europa una sensación de que no hay dinero y que por tanto, no podemos compartirlo con extranjeros, y por tanto 'vamos a por el extranjero' que es el responsable de que 'nos hemos quedado sin dinero', lo que está generando una desestabilización muy importante de los países occidentales con el auge de partidos de ultraderecha".

    El profesor detalla la situación generada tras la crisis desatada en 2008, y cómo se procedió en Europa.

    "Se gastaron millones y millones de euros en rescatar a los bancos. Rescatar a un banco es decirle al accionista de ese banco que a pesar de que la empresa en la que él ha invertido, se ha equivocado y ha perdido dinero, nosotros, los ciudadanos que no hemos invertido en esa empresa, pagamos las pérdidas de esas empresas". 

    En este sentido, Fernández Steinko remarca que "esos bancos cuando ganan, reparten dividendos entre sus accionistas, pero cuando pierden, somos todos los demás los que pagamos el pufo, las pérdidas de esos bancos. Eso es una cosa increíble. Es un abuso del principio de responsabilidad limitada, de responsabilidad que regula a las economías capitalistas", manifiesta el experto. 

    Te puede interesar: Incendian la cartita de Trump a Papá Noel

    "Lo que ha pasado es que en el momento en que las empresas han ido mal, hemos sido todos los contribuyentes los que hemos pagado eso, y eso es una enorme explosividad económica cuando después a esos mismos contribuyentes que han pagado los rescates bancarios, se les dice que no hay dinero para sus hijos ni para la seguridad social, a pesar de que están trabajando productivamente y 'han hecho bien sus deberes'. Por eso es profundamente injusto pero es un discurso que han difundido las élites occidentales, eso de que 'hemos vivido por encima de nuestras posibilidades', dice el analista.


    Mundo multipolar: EEUU ya no puede evitarlo

    Hay una tentación muy fuerte por parte de algunos Gobiernos de aplicar políticas unilaterales, según Fernández Steinko. "Eso es muy peligroso porque pone en duda todos los acuerdos, escritos y no escritos, firmados y no firmados, y genera una especie de jungla mundial en la que solamente los poderosos pegan más fuerte, y los que sucumben son los más débiles: una guerra sin cuartel entre unos países y otros. Eso es el caos que pensábamos que habíamos dejado atrás después del año '45 [la postguerra]. Sin embargo hay muchos países, y un sector importante de la opinión pública –incluso de países como EEUU– que no creen en el unilateralismo, sino que se dan cuenta que aunque los problemas son muy grandes, solamente se pueden solucionar de forma multilateral", observa.

    Además: Trump lo sabe: "EEUU no puede seguir con una dinámica imperial absurda"

     
    2018: punto de inflexión en Medio Oriente

    Para Fernández Steinko, el polvorín de Medio Oriente es un ejemplo clásico de la no aplicación de criterios de multilateralidad para solucionar problemas complejos, que significa que hay muchos actores, que hay intereses contrapuestos parciales que hay que equilibrar, que requiere de una diplomacia fina. 

    "Sin embargo, cuando se introducen las armas, se bombardean países, se exterminan Gobiernos, se interviene de forma masiva, como han hecho los EEUU en Asia y en Oriente Medio, todo eso se pierde y las soluciones terminan siendo de tipo militar, que en un lugar como Medio Oriente no pueden ser las soluciones únicas. […]  No ha salido bien, ha sido un auténtico desastre para el mundo occidental. No olvidemos que el problema de la desestabilización del Gobierno de [la canciller alemana, Angela] Merkel viene como consecuencia de la crisis siria que los propios países occidentales han contribuido a crear activamente", subraya el analista.

    El profesor echa mano a la historia reciente para reforzar su análisis. "Recuerdo aquí una vez más que fueron los franceses los que apostaron por eliminar a [Muamar el] Gadafi y que la llegada de migrantes a través de Libia es una de las más difíciles de parar precisamente por eso, porque han descabezado un Gobierno, que podía ser más o menos atractivo, legítimo o democrático, pero al menos era un espacio de orden relativo". 

    "Se ha bombardeado, se han exterminado a esos Gobiernos, se los ha quitado del poder sin reemplazo. Y es el origen de una desestabilización para la propia Europa. Pero esto, si lo pensamos bien, demuestra la importancia del multilateralismo y eso las élites europeas lo están valorando de forma muy seria", explica el experto. 

    "Europa no pensaba que fuera a sufrir esas consecuencias porque pensó de forma unilateral. No se dio cuenta de que Oriente Medio forma parte de la realidad europea, como también el Este de Europa, Ucrania y Rusia. Entonces eso es una cosa que hay que solucionar de forma multilateral y no forzando la diplomacia en un sentido de enfrentamiento", concluye el Dr. Armando Fernández Steinko.

    Lea más: EEUU, cosecha de muerte y calamidad

    Etiquetas:
    guerra comercial, inversiones, multilateralismo, Donald Trump, Angela Merkel, Europa, Occidente, China, EEUU, Oriente Medio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik