Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    BBC: ¿quiere 'sangre rusa' a cualquier precio?

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    Protestas de los 'chalecos amarillos' en Francia (124)
    2113

    La BBC habría exigido implicar a Rusia en las protestas de los chalecos amarillos en Francia. Así, se hizo pública una correspondencia entre Olga Ívshina, corresponsal del servicio ruso de la BBC y un periodista independiente que cubre los disturbios sobre el terreno, a quien le exigió cualquier prueba de la implicación rusa en los disturbios.

    Sutil, y no tan sutil. Así fue el método con el que Ívshina encaró su 'faena' con su interlocutor: en sus inquisiciones ya dejaba caer las respuestas que requería su 'investigación'. 

    Para el analista militar Juan Aguilar, "lo que hay detrás [de la rusofobia] son unas élites absolutamente desprestigiadas y deslegitimadas ante la opinión pública, ante los ciudadanos, que para justificar la reacción popular a sus miserias, se buscan la 'mano negra' detrás. Y la mano negra en estos momentos es el Kremlin. Es el intento de ocultación de una serie de políticas que han llevado a la ruina, a la desesperación y a la indignación a millones de personas en Bélgica, en Holanda, en Dinamarca, en Reino Unido, en Francia, en Italia, en España y en cualquier punto que toquemos de la UE", denuncia.

    Aunque la cacería ya había empezado días atrás… ¡en Londres! En un artículo el periódico The Times publicó que en Twitter aparecieron cientos de cuentas supuestamente vinculadas con Rusia, en las cuales, según el medio, se publicaron unos 1.600 mensajes para "exagerar la escala de protestas callejeras" en Francia.

    Te puede interesar: La BBC comenta si su periodista buscaba la 'huella rusa' en las protestas francesas

    Entonces, desde el Gobierno de Francia decidieron atizar el fuego: su ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, declaró que la Secretaría General de Defensa y Seguridad Nacional de Francia estaba investigando la presunta participación de Rusia en las protestas de los 'chalecos amarillos'. ¿Maniobra de distracción ante unas demandas de su pueblo que no puede satisfacer?

    Iniciado el incendio por The Times en Londres, y atizado por el Gobierno francés, llegó el turno de un periódico de España: el rotativo ABC le echó gasolina desde Washington con su corresponsal estrella David Alandete, con experiencia en estas lides.

    Completado el círculo, y como el fuego, ni siquiera algunas chispas habían alcanzado a Rusia, entonces el juego volvió a Londres, y la BBC se 'puso chunga': "Sí, estoy buscando el ángulo correcto (risas), la redacción me exige sangre (risas)", escribió la corresponsal del servicio ruso de la BBC a un colega en Francia.

    Ante una consulta realizada por la cadena RT a sus colegas de la BBC, desde el medio británico esquivaron el bulto: "Dado que el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, comentó públicamente los informes de los medios de comunicación sobre el posible impacto de Rusia en las protestas, es lógico que nuestra corresponsal también estudiara este aspecto. Sin embargo, al final, sus reportajes no mencionan en absoluto la posible conexión con Rusia".

    Dicho de otra forma, al intento de inducir una respuesta forzada a un periodista independiente que cubre las protestas sobre el terreno, para que su corresponsal Olga Ívshina implique como sea a Rusia en los disturbios de los chalecos amarillos, la BBC le denomina 'estudiar el aspecto'. Eufemismo con flema inglesa. 

    Por si su justificación no había sido lo suficientemente clara, la BBC subrayó que "siguen adhiriéndose a los principios del periodismo imparcial e independiente"…

    Además: Francia no encontró pruebas de la implicación rusa en las protestas

    Si había dudas sobre el prontuario de noticias falsas –o fake news– que surgen desde Reino Unido, y que utilizan para apalancar las sanciones contra Rusia, y la rusofobia en sí misma, ésta es la confirmación. Se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo, dice el refranero español.

    En este sentido, Aguilar sostiene que "todo esto hay que enmarcarlo en la operación de guerra mediática lanzada [desde Occidente contra Rusia] desde hace muchísimo tiempo, en la cual vamos conociendo poco a poco por las filtraciones de documentos, a algunos de esos 'agentes'. Por ejemplo, Integrity Intiative, esta especie de 'think tank' o de 'chiringuito' montado, amparado y financiado por el Gobierno británico y sus servicios de inteligencia, dedicado a alimentar el discurso antiruso y de la injerencia rusa en todos los ámbitos de la Unión Europea".

    El periodista incide en que "ha quedado bastante evidente quiénes son los personajes que están en el 'cluster' español y que son los que dieron bulo a la supuesta injerencia rusa en la cuestión catalana, lo de [el líder Laborista británico Jeremy] Corbyn, lo de [el presunto envenenamiento del ex espía doble ruso Serguéi] Skripal [y su hija Yulia], y ahora sale a relucir lo de los chalecos amarillos. Al final se acabarán filtrando documentos que nos indiquen, una vez más, que todo esto no es más que un montaje propagandístico de los de siempre".

    No te lo pierdas: Ministro ruso: no hay nada que debatir sobre supuesta participación en protestas francesas

    La reacción de la BBC en esta situación recuerda a la famosa serie Misión Imposible, que en el inicio de cada capítulo, y luego de que el espía atendía al encargo, se podía escuchar: "Como siempre, si usted o alguno de sus ayudantes fuese capturado, o muerto, nuestro Gobierno negará tener conocimiento de sus actividades". Pero a diferencia de la cinta que se autodestruía en cinco segundos, en esta ocasión la correspondencia entre la periodista de la BBC y su colega en Francia no sólo que no se autodestruyó, sino que llegó al dominio público.

    Aguilar sentencia que "hay una serie de 'mercenarios de la pluma' pagados, que se dedican simplemente a esparcir esta tesis [de la injerencia rusa]. […] Uno de los factores principales es señalar una mano negra: la de Rusia detrás de todo lo que ocurre. Se cae una manzana o un tiesto por una ventana y hay que ver si está Putin detrás", ironiza Juan Aguilar.

    Tema:
    Protestas de los 'chalecos amarillos' en Francia (124)

    Además:

    Más de 350 detenidos en protestas de 'chalecos amarillos' en Francia
    Los 'chalecos rojos' tunecinos presentan sus demandas al Gobierno
    Macron insta a los 'chalecos amarillos' a mantener la paz y el orden
    "Francia posee los medios suficientes" contra el cóctel de 'chalecos amarillos' y terrorismo
    Etiquetas:
    protestas, chalecos amarillos, propaganda antirrusa, injerencia, acusaciones, fake news, ABC, BBC, Jean-Yves Le Drian, Olga Ívshina, Emmanuel Macron, Reino Unido, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik