Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    AKK: ¿la nueva arma de Alemania?

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 121

    La Alemania actual, forjada detrás de la cortina de hierro, deja lugar a otra forjada en la ex Alemania Occidental. Así, Angela Merkel decidió quemar su último cartucho antes de irse, y tirar de gatopardismo: cambiar para que nada cambie. Logró que su lugar al frente del partido, y quizá del país, esté ocupado por alguien que defienda su legado.

    Como una forma de inmortalizarse. Así pudo haber vivido la canciller alemana, la elección de su sucesora al frente de la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán), formación que ha gobernado y gobierna Alemania –en solitario o coalición– desde el año 2005.

    Tema relacionado: La CDU estudia entrega anticipada del cargo de canciller de Alemania a Kramp-Karrenbauer

    Se trata de Annegret Kramp-Karrenbauer, licenciada en Derecho y Ciencias Políticas y conocida como 'AKK', de 56 años, casada desde hace 33 años y madre de tres hijos. Desde 2011 hasta febrero de este 2018 ha sido presidenta de Sarre, uno de los estados de Alemania. 

    "En cuanto a la habilidad de Angela Merkel para poder escoger a su sucesora, ella siempre fue muy hábil en el manejo de la política interna. No cabe duda que supo perfectamente bien tener con mano fuerte las riendas del país desde que tomó el Gobierno la primera vez. Al control del partido lo tuvo siempre muy firme y hasta ahora se vio que fue capaz de 'imponer' a su sucesora", observa el Dr. en Geopolítica de la Universidad de Pisa, Rolando Dromundo.

    Con los auspicios de Merkel, AKK logró llevarse el gato al agua: derrotó al empresario Friedrich Merz, quien tenía la intención de romper la baraja y repartir de nuevo, para tratar de traer agua a su molino desde filas ultraderechistas, tras la sucesión de descalabros del partido en varios comicios.

    La victoria de AKK supone, en primer lugar, la continuidad del legado de Merkel. Es decir, la Alemania de las mujeres y los jóvenes que combaten a los empresarios, los medios y los patriarcas, según su punto de vista. Si el partido hubiera querido cambiar de rumbos, este era el momento de dar el volantazo. Pero eso no ocurrió.

    Más información: Merkel: ¿anunció su retiro o compró tiempo para completar su mandato?

    Merkel y AKK tienen sus diferencias, pero son menores y no pondrán en peligro la línea continuista. Para describirlo de una forma más directa y concisa: Merkel nació detrás de la Cortina de Hierro, mientras que AKK, en lo que fue la República Federal de Alemania, no lejos de Francia. Merkel es protestante, mientras que AKK es católica y se posiciona contra el aborto.

    Llamada –o no– a conducir en los próximos años los destinos de un país considerado la locomotora de Europa, y aunque se crio bajo el ala protectora de Merkel, a AKK no le tembló la voz para marcar su propio territorio y algunas distancias temporales: "El ejecutivo actual data de 2007, el año en el que salió el primer iPhone. Debemos adaptarlo a las realidades actuales", lanzó sin ruborizarse.

    Para Dromundo no hay que adelantarse a los hechos, ya que no es seguro que la CDU gane las próximas elecciones.

    El analista incide en que habrá que ver "qué posición va a tomar. Si va a mantener la línea en cuanto a la política migratoria alemana, la línea en cuanto a la construcción europea, la línea en cuanto a fortalecer  una serie de acciones y de instituciones dentro de la UE. Son una serie de cosas que habrá que tomar en cuenta".

    "¿Quién va a guiar eventualmente la 'locomotora europea' liderada por Alemania? Hay mucha incertidumbre en este sentido. Si los partidos tradicionales, sea la CDU o la Social Democracia en general, no se transforman, obviamente van a continuar con la línea de deterioro que han venido sufriendo los partidos tradicionales en Europa. Entonces ese es un escenario bastante complejo", concluye el Dr. Rolando Dromundo.

    Etiquetas:
    canciller, Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, Angela Merkel, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik