23:09 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Qué pasa

    Caso Khashoggi: políticos estadounidenses incendian la Casa Blanca

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    8260

    Jamal Khashoggi fue asesinado. Así lo reconoció Arabia Saudí por primera vez y por boca de su ministro de Exteriores, Adel Al Jubeir, quien calificó la acción como un "tremendo error" en una entrevista que concedió a la cadena Fox de EEUU. Se trató de la segunda versión del insuceso que busca calmar a sus socios occidentales para evitar sanciones.

    Tras haber fracasado en su primer relato, cuando afirmó que la muerte del periodista se produjo tras un intercambio de puñetazos –reescrito luego como 'una riña'–, ahora Riad vuelve por sus fueros para rizar el rizo: Khashoggi pereció asfixiado accidentalmente en un forcejeo, en un 'amistoso intento' de convencerle de retornar a Arabia Saudí.

    En su pregón televisado, Al Jubeir declaró: "Fue asesinado en el Consulado. No sabemos los detalles de cómo fue. No sabemos dónde está el cuerpo". De momento, la Casa Blanca ha comprado todas las versiones, las normales y las remixadas, que ha lanzado al mercado Arabia Saudí.

    El presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón, se muestra escéptico con el resultado final de las investigaciones. "Esto es de manual. […] Están acordando la versión que van a dar como definitiva. […] Están pactando con Washington qué es lo que van a determinar 'por bueno'. Da igual que sea verdad o mentira, esto es lo de menos. La cuestión es que este 'error' tremendo del príncipe [Mohámmed] bin Salmán le está pasando factura. Al final se pactará una versión final […] y esa será la versión oficial que se dará a los medios y al final todos contentos".

    Pero dentro del propio EEUU, y desde las principales potencias europeas, las han rechazado todas, y han calificado al conjunto de acciones, desde el asesinato hasta las declaraciones oficiales presentadas hasta el momento, como 'chapuzas'. 

    Para Moragón, el resultado de la investigación "va a ser, más o menos, que una serie de personas del Consulado saudí en Turquía, de forma autónoma e independiente y sin ninguna conexión o mandato de Arabia Saudí se excedieron en sus funciones e hicieron una barbaridad que terminó matando al periodista. A estas personas se las cogerá como 'cabeza de turco', elementos a sacrificar por el bien del Estado saudí, posiblemente se las ejecutará así no podrán hablar, y ya está resuelto el tema".

    "EEUU le pasará factura al príncipe bin Salmán por haberle 'sacado las castañas del fuego', por haberle encubierto en este tema", señala el analista.

    Richard Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores de EEUU, intimó a la Casa Blanca en su cuenta de Twitter: "Hay que poner fin a la época de [dar] un cheque en blanco estadounidense, ya que MBS [Muhamad bin Salman al Saud] se ha mostrado demasiado imprudente para merecer ese apoyo".

    Pero el senador demócrata Martin Heinrich fue un paso más allá: "EEUU no puede permitir que esta brutal violación de los derechos humanos siga sin respuesta. Por ello llamo a un embargo a las importaciones del petróleo desde Arabia Saudí hasta que la cúpula del Gobierno saudí rinda cuentas por su implicación [en el asesinato de Khashoggi]. Los saudíes están convencidos de que podrán salir airosos de este problema mientras Trump esté en el poder, pero nosotros como país debemos levantarnos y demostrar que están equivocados".

    También se sumó a las denuncias el senador republicano Ben Sasse, miembro de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara Alta de EEUU. "Nosotros no vendemos armas sólo por beneficio económico. Lo hacemos porque queremos ser aliados de diferentes países en el mundo que creen en nuestros valores […] Los saudíes tienen mucho que explicar. […] La historia [de los saudíes] para encubrir los hechos es un desastre. Nadie lleva una sierra en una pelea accidental dentro de un Consulado en Turquía", se indignó en una entrevista que concedió a la CNN.

    Mientras, el senador demócrata Dick Durbin también exigió medidas drásticas de parte del ejecutivo de Trump, al considerar "increíble" la explicación de Riad. "Eso es lo que debemos hacer y lo debemos hacer en breve. Debemos expulsar, expulsar formalmente, al embajador saudí de EEUU [Jalid bin Salman bin Abdulaziz, hermano menor del príncipe heredero Mohammad bin Salman al Saud] hasta que se complete la investigación por parte de terceros sobre el secuestro, el asesinato [de Khashoggi] y Dios sabe qué más", dijo a la cadena NBC News. Añadió que Washington debería pedir a sus aliados que hicieran lo mismo y expulsaran a sus embajadores saudíes de sus respectivos países.

    Fernando Moragón explica que "no es que los senadores y congresistas norteamericanos hayan descubierto ahora que Arabia Saudí hace este tipo de cosas, lo saben perfectamente. […] Si lo han sacado ahora es porque EEUU quiere ser un exportador de petróleo y de gas al resto del mundo, y de ahí las presiones a Arabia Saudí. Pero también a Alemania con el gasoducto Nord Stream 2 que va de Rusia directamente a Alemania, y están presionando para que no se construya. Han aprovechado esta 'situación menor' si tenemos en cuenta las matanzas sistemáticas de civiles que hacen en Yemen". 

    El analista subraya que respecto a este tema, Trump lo ha dejado muy claro.

    "'Podemos regañarles [a las autoridades saudíes] pero lo que no vamos a hacer es ponerles sanciones a tal punto que se pierdan los cientos de mil millones de dólares que se van a gastar los saudíes en armamento'. […] Al final lo que va a hacer EEUU es sacar provecho de un error garrafal, de una chapuza monumental que ha cometido Arabia Saudí por el tema de este periodista conectado con las élites de Washington a través del Washington Post y pasarle factura posteriormente".

    Entretanto, entre los socios europeos de EEUU, salvo España, las principales potencias exigen medidas contra Arabia Saudí. Son los casos de Alemania, Francia y Reino Unido. Aunque de momento sólo Berlín lanzó el mensaje más fuerte respecto, al pedir Angela Merkel la suspensión de las ventas de armas al reino. Una medida que también exigió a sus socios comunitarios. De momento, Madrid se fía de la versión de Arabia Saudí y no se plantea cerrar el grifo armamentístico a Riad.

    "En el caso de España es que su industria de construcción naviera queda salvada por la famosa compra de cinco corbetas por parte de Arabia Saudí, por lo cual no van a decir nada, más allá de una condena muy difusa. En cuanto al resto de los países europeos, aparte de que digan que va a suspender las ventas de armas, esto no lo van a hacer porque es un gran negocio", incide Fernando Moragón.

    Para Norbert Rottgen, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento alemán, la versión saudí, no es "muy convincente" y criticó la política de Trump respecto a Riad. Esta situación es "una prueba al liderazgo moral de EEUU", dijo en una entrevista con Die Welt. Rottgen cree que Berlín debería romper la cooperación militar con Riad e instar a otras naciones europeas y de la OTAN a expulsar a los diplomáticos saudíes en caso de que Riad no tome medidas contra los culpables.

    Desde Reino Unido, el ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, declaró que la versión de Arabia Saudí parece poco creíble. "No pienso que sea creíble, a mi juicio este caso es horrible", dijo a la BBC.

    "Han sido tan 'chapuzas' [los saudíes] que 'se han cargado' [asesinado] un periodista del Washington Post con influencias y contactos. El príncipe bin Salmán ha llevado una política exterior desastrosa y seguramente EEUU está pensando que sería mejor reemplazarlo. […] Pero no se trata de derechos humanos, ni tiene que ver con las atrocidades que han hecho sobre el periodista", sentencia Moragón.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    EEUU pide claridad de Riad en el caso de Khashoggi
    Arabia Saudí promete tomar medidas para que no se repitan casos como el de Khashoggi
    Trump sobre la muerte de Khashoggi: "Es una conspiración que salió mal"
    Erdogan se pronuncia por el caso Khashoggi
    El Kremlin insta a que se maneje información oficial y verificada sobre el caso Khashoggi
    Etiquetas:
    vínculos, asesinato, periodistas, economía, Jamal Khashoggi, Mohamed bin Salmán al Saud, Donald Trump, Arabia Saudí, Turquía, España, EEUU