23:24 GMT +312 Noviembre 2018
En directo
    Qué pasa

    Desaparición del periodista saudí: ¿habrá una 'cabeza de turco' en Riad?

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (177)
    3200

    Justicia y represalias. Es el clamor que ha provocado la desaparición del periodista Jamal Khashoggi producida el pasado 2 de octubre tras ingresar al Consulado de Arabia Saudí en Turquía. Las exigencias más fuertes pesan sobre el presidente de EEUU, Donald Trump, y parten, tanto desde el Partido Demócrata, como del propio Partido Republicano.

    Alzando la bandera de una más que sospechosa alta moralidad de EEUU, el senador republicano Marco Rubio lanzó un ataque furibundo contra el inquilino de la Casa Blanca respecto a la desaparición de Khashoggi. Para hacerlo disparó contra líderes de países que le resultan incómodos al establishment norteamericano.

    Más información: Turquía mostró a EEUU pruebas de que agentes saudíes mataron al periodista Jamal Khashoggi

    Al pedir un castigo de Washington a Riad en caso de concluir que los saudíes estuvieron envueltos en el presunto asesinato del periodista, en una entrevista concedida a la cadena CBS, Rubio lanzó: 

    "Si no actuamos, incluyendo potencialmente la reducción de la venta de armas como resultado de esto, y si resulta ser como dicen que es, entonces no vamos a poder confrontar con credibilidad a Putin, Asad o Maduro, o francamente tampoco a los chinos y sus violaciones de derechos humanos. […] No podremos nunca más dar voz a los derechos humanos en el mundo si permitimos que esta situación tenga lugar y no hacemos nada […] nuestra credibilidad moral se debilita y compromete si de repente decidimos que si un aliado lo hace, no vamos a denunciarlo".

    Mientras, el reclamo del senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, tuvo un tono mucho más elaborado y de estadista. "Creo que una de las cosas más fuertes que podemos hacer es detener la venta de armas bélicas a Arabia Saudí e imponerle sanciones y, como más importante, salir de la terrible guerra que lidera Arabia Saudí en Yemen", disparó contundente en una entrevista concedida a la CNN.

    Para el profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, "la trascendencia mediática que está teniendo el asunto es porque el periodista trabajaba para un medio norteamericano. En casos de otros periodistas que han sido asesinados, secuestrados, etc., no ha habido ese revuelo político en EEUU. Otra cosa importante también es que afecta a los dos países que en el escenario de Oriente Medio son socios de EEUU: Turquía, que es miembro de la OTAN, y Arabia Saudí que es socio preferente en materia energética y de control de precio de petróleo", incide el experto.

    En su turno, Donald Trump, marcando una clara distancia con los pedidos de Rubio y Sanders, dejó claro que para él es más importante no perder la venta de armamento a Riad, que castigarle si se comprueba su culpabilidad en este presunto crimen. 

    Consultado por la periodista de la cadena CBS sobre si Washington consideraría imponer sanciones a Riad, teniendo en cuenta los castigos que solicitaron los senadores, Trump mostró la catadura de su escala valores.

    "Depende de cuál sea la sanción. Te daré un ejemplo. [Las autoridades de Arabia Saudí] Están haciendo pedidos de equipo militar. Todos en el mundo querían hacer esas ventas. Rusia lo quería, China lo quería, nosotros lo queríamos. Lo conseguimos". Preguntado si suspendería la entrega de esos pedidos, Trump lo rechazó: "Te digo lo que no quiero hacer. Boeing, Lockheed, Raytheon […] No quiero dañar los empleos. No quiero perder un pedido como ese". 

    En este sentido, puede que Washington busque una salida 'salomónica' a asunto.

    "Probablemente terminen imponiendo algún tipo de sanción menor a algunas personas seleccionadas, por ejemplo retención de cuentas al ministro del interior de Arabia Saudí en EEUU, o algún rechazo de visados. Es decir, medidas menores, pero que le sirvan para intentar contentar a su otro gran socio en la región [Turquía], si es que le contentan con ese tipo de gestos en una actuación que ciertamente desde un punto de vista de la política internacional es francamente grave", observa Arriola.

    Mientras, la primera reacción desde Riad ante este panorama, fue intentar demostrar que tiene la sartén por el mango. Turki Al-Dajil, hombre cercano al príncipe Muhamad bin Salman Al Saud, y editorialista en Al-Arabiya, escribió que sancionar a Arabia Saudí, tal y como proponen desde Washington, sería una puñalada a la propia economía, e incluso, a la política regional de EEUU, al afirmar que si es sancionado, se alejaría irremediablemente de EEUU y se acercaría a otras potencias, que podrían ser Rusia, China y hasta Irán.

    En este sentido, Arriola explica que "EEUU no tiene una solución fácil a este conflicto, porque si efectivamente siguen los criterios de la decencia y el humanismo que supondrían unas sanciones severas a Arabia Saudí –que no se han aplicado por la barbaridad que están cometiendo en Yemen, pero que sí se aplicaría por este caso para el periodista que trabajaba para un medio norteamericano–, repercutiría fuertemente en la posición geoestratégica de EEUU en la región, por lo cual lo más probable es que todo se quede en agua de borrajas".

    Tema relacionado: Las pesquisas en el consulado saudí en Estambul duraron nueve horas

    Mientras, este lunes el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz al Saud, habría ordenado iniciar una investigación interna por la desaparición de Khashoggi, según la agencia Reuters, que cita a un funcionario saudí que prefiere permanecer en el anonimato.

    "Quizá surja algún 'cabeza de turco' –valga la expresión– en Arabia Saudí, que 'cargue con el mochuelo', pero lo que es bastante improbable es que la alianza estratégica que tiene EEUU con Arabia se vaya a romper por este caso", concluye Joaquín Arriola.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El caso del periodista saudí desaparecido en Turquía (177)
    Etiquetas:
    investigación, desaparición, Jamal Khashoggi, Bernie Sanders, Donald Trump, Salmán bin Abdulaziz Al Saúd, Marco Rubio, Arabia Saudí, Turquía, EEUU