06:31 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Qué pasa

    Europa, donde matar a periodistas comienza a ser fácil

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    0 70

    Violada, golpeada y estrangulada. Así fue hallada muerta la periodista búlgara Victoria Marínova una semana después de que su programa de televisión 'Detector de mentiras' emitiese al aire casos de presunta corrupción vinculados al desembolso de fondos estructurales de la Unión Europea. Ya son tres los periodistas asesinados en el bloque en un año.

    Parece que matar a periodistas en Europa nunca ha sido tan fácil como en la actualidad. Ser periodista e investigar la corrupción vinculada a lo institucional en la Unión Europea ya es casi un sinónimo de firmar la sentencia de muerte.

    Más información: "Los retos del periodismo se afrontan con precisión y rigor"

    Y es que el asesinato de la periodista Victoria Marínova en Bulgaria, se suma a los del periodista Jan Kuciak en Eslovaquia a finales de febrero de este año, que estaría vinculado a su investigación sobre delitos fiscales de varios empresarios eslovacos –incluido uno relacionado con el partido del Gobierno–, y al de la periodista Daphne Caruana en Malta en octubre de 2017, cuyo trabajo de investigación salpicaba al Gobierno de ese país con los Papeles de Panamá.

    El columnista de Sputnik y exdirector de Euronews, Luis Rivas, opina que la coincidencia de estos tres asesinatos parece hacer reaccionar a la UE.

    "Pero yo creo que los asesinatos en sí deberían ser investigados en los países donde suceden, y esta sorpresa debería centrarse más bien en el control del dinero que el bloque envía a ciertos países. La UE incluso ha creado un organismo, la OLAF [Oficina Europea de Lucha contra el Fraude], que está investigando toda esa corrupción que se establece con las ayudas europeas a ciertos países. Y desde hace décadas se sabe que ese dinero es utilizado para ciertas cosas, y es desviado por ciertas organizaciones y para ciertas personas, siempre del entorno mafioso de algunos personajes cercanos a Gobiernos".

    "Ahora se dice 'no es posible esto en la UE donde se cree que estas cosas no ocurren con la libertad de prensa. Esto hace despertar a los que sueñan con ese mundo feliz y donde está claro que se siguen produciendo asesinatos, donde hay mafias, y donde hay también poderes paralelos al Estado que no están interesados que la información salga a la luz", enfatiza Rivas.

    Tan claro parecen tenerlo en el seno de Bruselas acerca de que estos crímenes están ligados a la corrupción enquistada en ciertos países y a ciertos niveles al interior del bloque, que el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, no dudó relacionar el asesinato de Marínova con su labor profesional. "De nuevo, una periodista valiente ha caído en la lucha por la verdad y contra la corrupción", tuiteó Timmermans.

    ​Rivas explica que esto es un claro síntoma de que "en algunos países esta cacareada libertad de información, libertad de prensa y el respeto hacia ella, no existe como tal, como se dice. Es síntoma también de que la UE tiene un descontrol sobre los fondos que ofrece al exterior, y es también una parte de hipocresía, porque los vínculos de organizaciones mafiosas, principalmente italianas, con grupos de poder y con grupos económicos de Europa, incluidos Alemania y España, existen desde hace muchas décadas. Y a pesar de ser combatidos por las policías locales, en muchos casos tienen apoyos políticos que tapan esa situación, simplemente porque quizá no hay muertos en esos países, pero la situación sigue siendo la misma", incide el periodista.

    Según Reporteros Sin Fronteras, Bulgaria es el país del bloque comunitario con menos libertad de prensa. En este sentido, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en su último discurso sobre el Estado de la Unión que brindó el pasado 12 de septiembre, llamó a "proteger mejor a nuestros periodistas, que también son actores importantes de nuestra democracia", al admitir que actualmente en Europa "hay demasiados periodistas intimidados, atacados y asesinados y sin prensa libre no hay democracia". Entonces, Juncker lamentó que "demasiados periodistas se ven intimidados, atacados e, incluso, asesinados".

    "Sí, es una situación inesperada. Pero al mismo tiempo que Juncker habla de cuestiones de libertad de prensa, en el Parlamento Europeo se quieren imponer restricciones a la prensa con la supuesta necesidad de frenar las noticias falsas o 'fake news', y es algo que se está extendiendo por toda Europa. Hay una cierta hipocresía dentro de Europa en denunciar supuestos ataques a periodistas, y al mismo tiempo intentar restringir su libertad de expresión por temor a que la información refleje informaciones que no son del gusto, ni de la UE, ni los países que la integran", concluye Luis Rivas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    asesinato, periodistas, Comisión Europea, UE, Jean-Claude Juncker, Frans Timmermans, Luis Rivas, Eslovaquia, Bulgaria