05:34 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Qué pasa

    Argentina: ¿nuevo escenario de 'guerra' entre China y EEUU?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    3130
    Síguenos en

    Centro de Asistencias en desastres naturales. Es el rótulo que tiene una base militar que el Comando Sur de EEUU construye en la Patagonia argentina, distante unos 500 kilómetros de donde debería ser emplazado un centro que tuviera esos objetivos, y a menos de 200 kilómetros de una base china de apoyo a sus misiones espaciales inaugurado este año.

    Ayuda humanitaria es el otro eufemismo de turno que emplea EEUU, según entienden varios políticos y organizaciones sociales del país sudamericano, para denominar a su futura instalación militar en una zona estratégica de Argentina.

    En este sentido, representantes de los más de 60 movimientos sociales que se oponen a la construcción aseguran que la finalidad de la base no será, en realidad, brindar asistencia ante incendios forestales o erupciones. Y refuerzan sus dichos de manera incontestable: se ubica en un lugar muy lejano a las zonas eventuales de desastre natural. Señalan que para que sea útil y efectiva para tal fin, la instalación debería haberse emplazado al menos a 500 kilómetros de su lugar actual y en dirección a la cordillera de los Andes.

    El profesor y analista político argentino Mariano Ciafardini, hace puntualizaciones fundamentales al respecto.

    "Al hablar, aunque sólo hablen de 'desastres naturales', están hablando de posibilidades de despliegue sobre el terreno, porque ya están hablando entonces de personal que va a ir a algún lugar a hacer algo, que va a ir a algún lugar a prevenir algo, de movilidades. No es como la base china que es una base de investigación que no implica el desplazamiento de personal hacia ningún lugar, porque exclusivamente el trabajo se hace ahí adentro".

    El proyecto estadounidense en Argentina fue aprobado en 2012 por el exgobernador Jorge Sapag, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), y se frenó debido a la polémica que provocó en Chaco la instalación de una base de iguales características, también financiada por el Comando Sur.

    Te puede interesar: China gira hacia América Latina y EEUU se tira de los pelos

    Por estos días, Sapag volvió a salir a la palestra para justificar el proyecto, y puso el foco en que la iniciativa es 'gratuita'.

    "Son instalaciones para Defensa Civil. Les interesa (al Comando Sur) porque creen en la filantropía", lanzó. Y quiso dejar clara su idea: "EEUU nos explota financieramente, pero también recuperan su conciencia regalando cosas. Es gratis, ¿por qué no lo vamos a recibir?".

    Ciafardini opina que estas instalaciones implican un riesgo claro a la soberanía.

    "Los desastres naturales por excelencia en Argentina son las grandes inundaciones en la Pampa húmeda o en la parte del litoral, y que no son allí (en la Patagonia) para nada", justifica el analista.

    Entonces, este sábado al mejor estilo ninja, The New York Times lanzó su bomba de humo desviando la atención hacia China, y que propagandeó en Twitter. En el artículo, respecto al centro chino de apoyo a sus misiones espaciales, se puede leer: "La base solitaria es uno de los símbolos más impactantes de la estrategia que Pekín lleva implementando desde hace tiempo para transformar Latinoamérica y dar forma al futuro de la región, a menudo a través de maniobras que socavan directamente el poder político, económico y estratégico de EEUU en ésta".

    Para Ciafardini, ex director Nacional de Política Criminal del Ministerio de Justicia, este artículo destila "una reactualización de algo conflictivo o una especie de justificación por la cual de por qué ellos (EEUU) quieren poner su base ahí. Porque en realidad la base china es una base no militar. Puede haber militares, pero la funcionalidad de la base es totalmente técnica, de investigación, no tiene fines de ocupación ni de defensa de territorio, ni ningún objetivo de conflicto".

    "Lo que pasa con estos editoriales o columnas que publica el New York Times es que en realidad lo que buscan es justificar acciones del Departamento de Defensa (de EEUU) y acciones nuevas de ellos como son que están intentando seriamente inmiscuirse en la cuestión militar argentina. Esto es todo parte de una maniobra envolvente que tiende a policializar las Fuerzas Armadas argentinas bajo la conducción de las estrategias del Pentágono y de los centros de inteligencia norteamericano. Por eso sacan a relucir (The New York Times) 'hay una base china, por eso está la norteamericana'", observa Ciafardini.

    Lo que intenta tapar esta cortina de humo es que Argentina arde en protestas por la construcción por parte del Comando Sur de EEUU de un edificio de 2 millones de dólares, y que para varios diputados se trata de una base militar para controlar Vaca Muerta, una de las reservas de hidrocarburos más importantes del mundo.

    La instalación norteamericana comenzó a erigirse en la Autovía Norte que en un fragmento de 19 kilómetros une las cuatro ciudades principales de la región lindantes a Vaca Muerta y a Neuquén Capital. Además, es un punto estratégico que tiene acceso al aeropuerto e intercepta a todos los camiones de la industria del gas y petróleo, incluso los que transportan agua. Y es que Neuquén Capital tiene una de las reservas de agua más importante del país, donde confluyen los ríos Limay y Neuquén.

    Al respecto, Marcela Escobar, miembro de la Asamblea Socioambiental de Centenario y Vista Alegre de Neuquén, observó que "en estos últimos meses, los ambientalistas nos planteamos la duda de si realmente los ríos y lagos de la provincia se están secando, o se están desviando con un brazo para la industria extractivista. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de alguna manera lo ha visualizado a través de un proyecto para construir un acueducto hacia Vaca Muerta para ofrecer a las empresas un aporte directo de agua dulce para el fracking".

    Además: Argentina invita a Rusia a 'Vaca Muerta'

    Lo esencial que hay que ver en este caso en opinión de Ciafardini "es la causalidad, la coincidencia temporal. Justo en el momento en que se agudiza el enfrentamiento comercial entre EEUU y China, y en el momento en que hay todo un impulso dentro de lo que se llama el 'Estado profundo' norteamericano por empujar el Gobierno de EEUU a un enfrentamiento más que comercial, incluso militar con China y Rusia, empiezan con estas cosas".

    "A la cosa (el contexto de la publicación de The New York Times) hay que leerla políticamente desde ahí, sino nos vamos a enfrascar en una discusión técnica que no estamos en condiciones de dar. (…) Desde el punto de vista político está claro que (la instalación de una base militar de EEUU en la Patagonia) es parte de una estrategia de ocupación, de avance, no sólo sobre Argentina, sino también sobre toda la región de parte de los sectores más belicistas e imperialistas de EEUU", concluye Mariano Ciafardini.

    Además:

    ¿Está China creando una nueva alianza contra EEUU?
    China insta a EEUU a negociaciones comerciales con respeto mutuo
    China espera que EEUU escuche llamados a no desencadenar una guerra comercial
    Trump comenta los aranceles de China a importaciones agrícolas desde EEUU
    EEUU asignará unos $900 millones a inteligencia artificial para competir con Rusia y China
    Etiquetas:
    base militar, The New York Times, Comando Sur de EEUU, Patagonia, Argentina, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik