01:16 GMT +321 Septiembre 2018
En directo
    Qué pasa

    Cumbre de la OTAN: cuando las carcajadas y las lágrimas van de la mano

    Qué pasa
    URL corto
    Víctor Ternovsky
    150

    Esperable. Así es el resultado de la última cumbre de la OTAN. Y es que las declaraciones pronunciadas en la misma, así como los documentos que se adoptaron, repiten, casi palabra por palabra, lo dicho y lo firmado en las anteriores reuniones de los líderes de los 29 países miembros del bloque militar.

    Además de tener malas intenciones hacia Occidente, donde el Kremlin trata de "sembrar la discordia" y debilitar sus instituciones, a Moscú hasta se le endilgó perpetrar un ataque químico. Se trata del misterioso 'caso Skripal', donde lo único que apunta a Rusia es que se envenenaron en el Reino Unido sus dos ciudadanos, al tiempo que lo demás hace sospechar seriamente que se trata de una provocación orquestada por Londres y sus aliados. La misma sirvió justamente para cargarse de argumentos de cara a la cumbre de la OTAN.

    Más información: Moscú pide investigación exhaustiva y transparente del incidente en Amesbury

    Sus participantes experimentaron un visible placer al reafirmarse el consenso sobre Rusia. Pero tampoco faltaron momentos poco agradables para líderes presentes en la reunión. La canciller alemana, Angela Merkel, vivió al menos dos situaciones incómodas. La primera es que acudió a la cumbre vestida con una chaqueta casi indistinguible de la que llevó la premier británica, Teresa May, algo muy sensible para cualquier mujer y también para hombres. La segunda es que tuvo que soportar unas duras críticas de Donald Trump. Y no por su chaqueta.

    El presidente norteamericano calificó como "muy inadecuado" que Alemania compre gas y petróleo rusos, convirtiéndose, según el mandatario, en "una prisionera" de Moscú. El que Berlín page "miles y miles de millones de dólares al año a Rusia" es "una cosa muy mala para la OTAN", agregó el inquilino de la Casa Blanca, al amenazar con una conversación seria al país germano.

    Pero Angela Merkel no fue el único objeto de los truenos y relámpagos de Trump, quien exigió a sus socios de la OTAN que incrementen el gasto militar hasta el 4% del PIB, lo que supondría duplicar el objetivo actual. Arremetió, asimismo, contra los países "morosos" de la Alianza, es decir, los que "deben varios años en pagos que no se han hecho".

    "Cuando EEUU dice que hay países que son morosos, nadie dice que el primer moroso del mundo es EEUU y que el dólar no vale ni el papel en el que está impreso", indicó al respecto el analista político español Ignacio Villasanta, al aseverar que es justamente por esta razón por la que se promueve "este tema de la supuesta amenaza militar de Rusia".

    Según el también miembro de la Plataforma Global Contra las Guerras, "ahora mismo los países de la OTAN, en especial EEUU, están en una crisis económica de gran magnitud que no tiene solución si no es con una guerra mundial".

    No te lo pierdas: Trump: Europa nunca volverá a ser lo que fue

    Rusia, con sus inmensas riquezas naturales, "es como un gran botín que necesitan para salir de la crisis económica", sostuvo el pacifista, al subrayar que, "de hecho, hace ya mucho tiempo está la OTAN en guerra", en particular, "en Oriente Medio", donde busca hacerse con "el petróleo".

    Al término de la entrevista, Ignacio Villasanta expresó su indignación por la boca cerrada de los líderes comunitarios ante los auténticos insultos que lanzaba Trump, "lo cual demuestra cuál es su grado ni siquiera de dignidad".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La OTAN aboga por continuar el diálogo con Rusia
    La ampliación de la OTAN es "un fin en sí mismo"
    Stoltenberg: aliados de la OTAN están dispuestos a aumentar el gasto en defensa
    John Kerry: la conducta de Trump en la cumbre de la OTAN daña el prestigio de EEUU
    Exsecretario general de la OTAN califica de "disparate" las propuestas de Trump
    Etiquetas:
    cumbre, crítica, gasoducto, gastos militares, Nord Stream II, OTAN, Donald Trump, Angela Merkel, Alemania, Reino Unido, Rusia, Occidente