Widgets Magazine
En directo
    Qué pasa

    Trump quiere arrancarle otro bocado a China

    Qué pasa
    URL corto
    Javier Benítez
    251

    Una nueva minuta de un 10% a importaciones por valor de 200.000 millones de dólares. Es la nueva 'comisión' que le pedirá el presidente de EEUU, Donald Trump, a una nueva tanda de productos provenientes de China, con el utópico objetivo de balancear el déficit comercial bestial que tiene el país norteamericano con el gigante asiático.

    Para Trump, la balanza comercial es un partido que siempre debe ganar EEUU, y que el 'win-win' (ganar-ganar) es una estrategia de marketing que sólo practican los débiles. O al menos eso es lo que pretende vender a la galería. 

    En este contexto, volvió a disparar en su guerra que amenaza con acabar con los cimientos de la economía global. Y es que el pasado viernes, EEUU aprobó aranceles de un 25% a importaciones por valor de 50.000 millones de dólares a un millar de bienes chinos.

    No te lo pierdas: Trump se sintió desequilibrado y reventó todo

    Y lo que se vivió apenas iniciada esta semana, no es un Déjà vu por cuadriplicado: "He pedido al representantes de EEUU para Comercio que identifique productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares para aranceles adicionales del 10%". 

    En este sentido, el presidente de la consultora Ekai Center, Adrián Zelaia, explica que a este 'juego' del inquilino de la Casa Blanca "hay que entenderlo en la dinámica de negociación que suele abordar Donald Trump, es decir, el que se produzcan avances en una negociación de la trascendencia que ésta tiene, eso es algo en principio normal y que no sorprende. Lo realmente sorprendente es el eco público que esto tiene, la dramatización, y hasta qué punto Donald Trump juega fuerte en los movimientos que realiza".

    Se trata de amenazas y medidas de presión, según el analista, por lo cual, argumenta que esta coyuntura nos sitúa en un contexto "difícil de entender".

    Y la respuesta de China llegó con sabiduría milenaria: "Si EEUU pierde los restos de cordura y publica una nueva lista (de productos sujetos a aranceles), China se verá obligada a tomar unas medidas integrales tato cuantitativas como cualitativas para dar una respuesta firme", dice el comunicado del Ministerio chino de Comercio.

    En este sentido, la 'diplomacia' que está ejerciendo Trump subiendo las apuestas en su juego arancelario, le ha permitido lograr algunos objetivos, según Zelaia. "Aunque su estilo diplomático es muy llamativo, y parece criticable y aparentemente muy peligroso por los riesgos que adopta, la verdad es que al final acaba moviendo posiciones en dos direcciones. Primero, frente al teórico adversario que tiene al otro lado de la mesa, en este caso China, — en otro caso Corea del Norte –, pero también a sus adversarios internos".

    Más información: Las consecuencias de la pugna entre EEUU y China se verán antes de lo previsto

    "No olvidemos que la presidencia (de Trump) está en este momento, primero, apoyada por distintos lobbies, y luego, acosada por distintos sectores también. Y frente a estos sectores, las dramatizaciones de Trump tienen un doble objetivo: no sólo hacia el otro país, sino a lo interno, intentando con frecuencia trasmitir agresividad, dureza, de tal forma que esos lobbies internos más agresivos se tranquilicen, o de alguna forma pierdan perspicacia sobre lo que realmente está pasando", concluye Adrián Zelaia. 

    Además:

    China impone arancel del 25% sobre 659 productos de EEUU por valor de $50.000 millones
    EEUU aplicará aranceles del 25% a productos tecnológicos de China
    Cómo China podrá jugar la carta de 'Corea del Norte' para contrarrestar a EEUU
    Analistas de EEUU: Rusia y China, enemigos más importantes y prioritarios que el terrorismo
    Etiquetas:
    aranceles, agresión, guerra económica, Donald Trump, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik