En directo

    G20: ¿EEUU está estreñido?

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    El mundo se prepara para la cumbre del G20 en Argentina (129)
    190
    Síguenos en

    EEUU está en proceso de ablande. Pasó del "No tenemos miedo a una guerra comercial dado nuestro tamaño" de su Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, hace apenas dos meses, al "los orígenes liberales de la economía estadounidense que se debe mantener en el contexto de los intereses que tiene EEUU en el comercio libre", de su subsecretario de Estado.

    La Administración Trump se está ablandando como si fuera un pulpo para preparar a la gallega. Así se habría dejado ver el país norteamericano en la cumbre que mantuvieron esta semana los ministros de Exteriores del G20 en Buenos Aires, con miras al cónclave final que reunirá a los mandatarios de los países miembros a finales de noviembre.

    Cuenta el ministro de relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, que durante la reunión a puertas cerradas entre los Exteriores del G20, y en ausencia de su homólogo de EEUU, Mike Pompeo, el subsecretario de Estado del país norteamericano, John Sullivan, "hizo referencia a los orígenes liberales de la economía estadounidense que se debe mantener en el contexto de los intereses que tiene EEUU en el comercio libre".

    Y es que durante la reunión de marzo de los popes de economía del G20, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, se jactó de que EEUU no temía a una guerra comercial dada la envergadura de su economía.

    Volviendo a las palabras de Sullivan, las mismas fueron interpretadas por sus interlocutores como un paso hacia el abandono del proteccionismo por parte de la Administración Trump. No obstante, los integrantes de la troika del G20, aprovecharon para hacer leña del presunto árbol caído, tal vez en un intento de darle el golpe de gracia a las ideas aislacionistas de la Casa Blanca.

    Al saludar el diálogo entre EEUU y China que deja en vilo la guerra comercial entre ambos países, Maas aprovechó el aire para lanzar que "el multilateralismo se ve expuesto a presiones desde muchos orígenes y todos los Estados deben jugar dentro de un marco de reglas equitativas. Vemos cuestiones que son de especial inquietud y debemos elaborar respuestas claras en este sentido". 

    "A medida que la economía global se va recuperando es importante que fomentemos el libre comercio", soltó su colega nipón, Taro Kono, fungiendo de escudero. Y el canciller de Argentina, Jorge Faurie, hizo de tercer mosquetero: "Todos hemos compartido que es mejor mantener el multilateralismo, si bien debemos ponernos de acuerdo para adecuarnos a las nuevas realidades".

    Dándole un tono de profundidad a la cuestión, y en otro contexto – en el marco de la inauguración de la muestra "El Holocausto: aniquilación, liberación y rescate" en el Congreso argentino –, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso Alexandr Pankin incidió en que "no hay otra alternativa que no sea el multilateralismo y que debe ser fortalecido, porque de otro modo el riesgo de conflictos aumentará". 

    La evolución de la actitud de EEUU acerca del proteccionismo en apenas dos meses, puede tener dos orígenes, según el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Armando Fernández Steinko.

    "O es una estrategia diplomática sofisticada,  — o no tanto –, según la cual al principio se lanza la bomba y luego se intenta convencer al resto de que en realidad esa bomba no es tan grave y hay que aceptarla. O, se trata de la posibilidad de que entre los concejeros – y dentro del gabinete del Gobierno hay desavenencias – hay un cálculo un poco más realista y han convencido a las autoridades de que todo ese aventurismo aislacionista en las condiciones de la economía norteamericana actuales, son sobre todo una bomba para su propia economía".

    Fernández Steinko avanza en sus explicaciones. "Las empresas norteamericanas son de las más internacionalizadas del mundo, y sus cadenas de valor añadido atraviesan los cinco continentes. Entonces, la de Trump es una visión un poco primitiva de la economía, pero parece ser que sus concejeros le han dicho 'mira, aquí están las cifras encima de la mesa, vamos a ver cómo hacemos esto, pero desde luego así como lo estás haciendo hasta ahora no vamos a salir ganando'". 

    Más información: Vicecanciller ruso: amenazar con sanciones económicas a Venezuela es ilegal

    Y cuando en el 'mitin' de los ministros de Exteriores del G20 en Buenos Aires todo ya había acabado, el canciller argentino, Jorge Faurie, decidió meterse en un fregado. Lo hizo en la clandestinidad de la cumbre, pues ni el tema estaba en la agenda, ni tampoco formaba parte de los tópicos de interés del encuentro, y sus homólogos de la troika, Heiko Maas y Taro Kono, le habían dejado solo, como desentendiéndose de lo que iba a manifestar su colega sudamericano.

    "En Venezuela el hecho de ayer (por los comicios del pasado domingo) no restauró la democracia, sólo confirmó la deriva autoritaria, y por esa razón no reconocemos el resultado de las elecciones", dijo el funcionario.

    Fernández Steinko entiende que "efectivamente se está formando un intento de aislar a Venezuela. La legitimidad de esas elecciones se mide en términos de participación electoral", observa. El analista, al referirse al escándalo del que se comenta respecto a la participación electoral en Venezuela, pone el ejemplo de las elecciones francesas, donde "incluso fue más baja que en las elecciones venezolanas", apostilla. 

    "El 'problema' de Venezuela lo conocemos. Desde el principio del cambio político en los últimos veinte años, ha habido muchos países, entre ellos los norteamericanos, que han desacreditado y le han restado legitimidad a esos Gobiernos a pesar de que las evidencias apuntaban a que la participación política había sido mucho más alta que en países occidentales, y que los Gobiernos venezolanos tenían mucho más apoyo que muchos occidentales, si lo medimos en forma objetiva, en términos y porcentajes de votos", observa el analista.

    En su descargo, ya finalizado oficialmente el encuentro del G20, el canciller argentino pasó lista de quienes se sumaron a la iniciativa que tuvo la encomienda de anunciar, En las matemáticas de Faurie, el grupo de Lima integrado por catorce países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EEUU, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía –, y seis integrantes del G20, — en los que se repiten cinco integrantes del grupo de Lima –: Argentina, Australia, Canadá, Chile, EEUU y México, son 'la mayor parte de la comunidad internacional'. 

    Temas relacionados: Los puntos clave para entender qué está pasando tras las elecciones en Venezuela

    Así, el jefe de la diplomacia argentina tuiteó: "Las elecciones de ayer (por el domingo) no fueron democráticas ni serán reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional. Maduro debe escuchar el clamor del pueblo venezolano y la valoración de la sociedad global".

    ​En todo caso, el portavoz del secretario general de la ONU, Stephane Dujarric, dejó claro que "en lo que se refiere a las declaraciones sobre el reconocimiento de las elecciones en Venezuela por parte de nuestros miembros, las dejamos sin comentarios". A menos, claro está, que para Faurie, la ONU no forme parte de la comunidad internacional.

    Quien sí comentó la situación fue el viceministro de Asuntos Exteriores ruso: "Es contraproducente tratar de cambiar la situación venezolana y presionar con la amenaza de sanciones o amenazas económicas, y es ilegal desde el punto de vista del derecho internacional", dijo Pankin a la prensa. Y añadió: "Nosotros sabemos que muchos países vecinos están tomando una postura dura, no quiero decir que no es una posición independiente, pero va al unísono con la forma en que a Washington le gustaría formularla y promoverla, esta es la realidad", remachó.

    En este sentido, Fernández Steinko indica que "no hay duda de que aquí se intenta aislar a Venezuela, y no hay duda que con sus recursos petroleros, significa algo más que un país. Tampoco hay duda de que esto no está siendo tan fácil para los norteamericanos". 

    "Los norteamericanos habían dado por perdida a América Latina en los últimos 15 años porque los Gobiernos (progresistas) de la zona se habían alineado con una posición independiente con respecto a EEUU, y esto todavía no se ha conseguido desmontar como parece ser que se quería. Todavía hay muchos países en América Latina que no se quieren dejar arrastrar por un enfrentamiento con Venezuela, que es un símbolo de una autonomía diplomática bastante moderada que han intentado adoptar muchos países latinoamericanos", apunta el experto.

    "Yo no creo que el Gobierno argentino tenga mucha capacidad de liderar un proceso así (de aislar a Venezuela), teniendo en cuenta las enormes dificultades financieras que está teniendo como consecuencia de su política", sentencia el Dr. Armando Fernández Steinko.

    Tema:
    El mundo se prepara para la cumbre del G20 en Argentina (129)

    Además:

    Argentina apuesta a un G20 austero que priorice el debate de políticas públicas
    Canciller: Argentina debe valorar apoyo del G20
    Vicecanciller ruso niega el aislamiento de Rusia en el G20
    Amnistía Internacional: participación de sociedad civil es clave para que el G20 sea legítimo
    Secretario del Tesoro de EEUU confirma suspensión de aranceles mutuos con China
    Etiquetas:
    cumbre de G20, John Sullivan, Mike Pompeo, Heiko Maas, Nicolás Maduro, Argentina, Alemania, Venezuela, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook